Archivo por meses: mayo 2020

Bodeguilleros navide√Īos

Primera Bodeguilla de la temporada n√ļmero 33 de Pompas de Papel. Fue el 15 de diciembre de 2019. Como siempre, hablamos en ella de los libros y comics publicados en los √ļltimos meses que m√°s nos hab√≠an gustado y de algunos que no hab√≠amos le√≠do, pero que ten√≠an muy buena pinta. Se trataba de hacer una buena lista para irnos de vacaciones de navidades con garant√≠as. En la foto, de izquierda a derecha y de arriba a abajo Javier Aspiazu, Bego Yebra, Kike Mart√≠n, I√Īaki Calvo, F√©lix Linares, Txani Rodr√≠guez, Galerna P√©rez, Goizalde Landabaso y Roberto Moso.¬† Hablamos de lo humano y lo divino, con muchas risas, entre un buen mont√≥n de t√≠tulos.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros y los lectores de Radio Euskadi, desde hace m√°s de treinta a√Īos. Pincha y disfruta.

Y en la Azoka te encontr√©…

El viernes 6 de diciembre de 2019 estuvimos en la Azoka de Durango. En un d√≠a at√≠pico para Pompas de Papel que emite los s√°bados y los domingos. Pero como era festivo y el s√°bado hab√≠a f√ļtbol, pues de ah√≠ el cambio. Aprovechamos para charlar con Yolanda Arrieta de su novela de ciencia-ficci√≥n para j√≥venes Ataria, con Mikel Antza de su relato autobiogr√°fico de su paso por la prisi√≥n Atzerri, traducido la castellano como En pa√≠s extra√Īo, y con Mikel Santos, Belatz, sobre su c√≥mic Gerezi garaia-El tesoro de Lucio. Fue una tarde de emociones.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche (e incluso alg√ļn viernes por la tarde), Pompas de Papel, el club de los libros y los lectores de Radio Euskadi desde hace m√°s de treinta a√Īos. Pincha y disfruta. (S√≠, los de la foto son ellos, el Mart√≠n y el Linares).

El poema. Mari Luz Esteban, vasca

Zahartzeko modurik onena

Hirian bizitzea da

Kutsadurak izarrak estali arren

Zahartzeko modurik onena

Gazte nahi ez izatea da

Zahartzeko modurik onena

Nor bere aurkikuntzan tematzea da

Zahartzeko modurik onena

Kotxearen azken kolpea

Etxeko hormetako zartatua

Azalaren mailatua

Bizitzaren zimurra

Bere horretan zaindu eta

Behatoki bihurtzea da.

Hauxe da Mari Luz Estebanek idatzitako bigarren poema liburutik ateratako poema, Zahartzeko modurik onena du izena poemak eta Pamiela argitaletxeak kaleratu du. Mari Luz Esteban Burgosen jaio zen 1959an baina bizitza osoa eman du berton. Antropologoa da ikasketaz, EHUko irakaslea eta antropologia soziala eta medikuntza antropologian aditu da. Amaren heriotzak libreago egin ninduen poema liburu ederraren ostean hau du bigarrena, Andrezaharraren manifestua.

Goizalde Landabaso

Ramón Palomar o los malos también lloran

De repente todo el mundo se ha puesto a escribir thrillers. Esto m√°s que una moda parece una plaga. Aunque puede que ‚Äúde repente‚ÄĚ no sea una definici√≥n adecuada porque esto es algo que se ve√≠a venir, porque tenemos a la espalda unos a√Īos de reverencia por el noir n√≥rdico y algunos √©xitos televisivos con la especialidad. Y teniendo esto en cuenta no es de extra√Īar que donde los ejecutivos ped√≠an comedias ahora exijan thrillers. En la tele y en el cine, que hay que ver c√≥mo est√° la cartelera. Y tengo la impresi√≥n de que algunos guionistas que han visto rechazadas sus tramas camino de la pantalla, las han remodelado para que se adapten a la letra impresa. Y as√≠ nos encontramos con una superproducci√≥n un tanto angustiosa donde no todo es bueno, donde no todo est√° bien escrito, donde el g√©nero negro se desdibuja en beneficio de otros subg√©neros. As√≠ que me emociono cuando me encuentro con autenticas novelas negras, con empaque, con lenguaje, con actitud.

Ram√≥n Palomar ya hab√≠a publicado una novela hace seis a√Īos titulada Sesenta kilos, con bastante retranca, violencia desatada, retratos ajustados, denuncia de la corrupci√≥n, lo que uno espera en estos casos y pocas veces se le da. Y ahora publica La gallera, muy parecida a la anterior, pero m√°s concreta, m√°s percutante, m√°s rebosante de verdad. Ram√≥n Palomar es valenciano, aunque naci√≥ en Francia, y se gana muy bien la vida trabajando en la radio y en los peri√≥dicos. Pero, de vez en cuando, se siente arrastrado al otro lado de la realidad, es decir a la ficci√≥n m√°s real, y le da por escribir un texto como La gallera. Vamos, tenemos aqu√≠ a un asesino, un tipo que descubre que lo que mejor sabe hacer es matar al pr√≥jimo. No hay complejos, no hay culpa, no hay problema. Tenemos luego a un narcotraficante, un tipo apocadito, pero que saca el gallo que lleva dentro cuando ve que la competencia es dura y si hay que aliarse con los colombianos, que gran hallazgo los narcobeatos, para que eliminen al opositor, pues se hace y hasta la pr√≥xima. Y luego hay un polic√≠a corrupto, muy corrupto, el m√°s corrupto, pero que tambi√©n sufre porque a su padre le peg√≥ unos tiros el asesino que cit√°bamos antes.

No hay mucha novedad en todo esto ¬Ņverdad? Es cierto, lo bueno est√° en c√≥mo se cuenta. En principio Palomar adopta el estilo Ellroy y estructura su novela en cap√≠tulos breves, que le permiten contar muchas cosas porque lo hace con frases muy cortas que siempre aportan informaci√≥n y/o estilo literario. Y, al igual que el maestro estadounidense, es bastante bruto con los asuntos que aborda, tan reales, tan impactantes que nos deja sin aliento. Por cierto, alguien deber√≠a pensar en llevar esta novela a la pantalla, a no ser que los productores se dediquen a beber agua de litines en lugar de los copazos de licor seco que tanto han definido al g√©nero.

La gallera es una novela implacable, dura, sucia, que cuenta hechos reales aunque no lo anuncie, que revela la banalidad de la infamia, que pone el ojo en la cotidianidad de la iniquidad y nos hace perder la esperanza en que nuestras quejas encuentren alg√ļn d√≠a soluci√≥n. Eso a pesar de que, como queda aqu√≠ claro, los malos tambi√©n lloran.

Félix Linares

Somoza, buscando a Sherlock Holmes desesperadamente

El escritor espa√Īol Jos√© Carlos Somoza (La Habana, 1959) acaba de publicar en la editorial Espasa la novela Estudio en negro. Somoza es un escritor que ha enhebrado como pocos, y de manera brillante, g√©neros tan atractivos como el thriller y el fant√°stico. Un escritor que posee la extra√Īa cualidad de hacer cre√≠ble cualquier mundo que imagine. Ha ganado premios, de todo tipo, y ha publicado novelas tan estupendas como Silencio de Blanca, Dafne desvanecida, La caverna de las ideas (uno de sus √©xitos m√°s clamorosos en Espa√Īa y en el extranjero), Clara y la penumbra, La dama n√ļmero 13, Zigzag, La llave del abismo o El origen del mal. Y ahora retorna a las librer√≠as con una novela que inicia la Trilog√≠a del Se√Īor X y que se titula Estudio en negro, una novela que desde el comienzo nos remite ya al universo de Sherlock Holmes. Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta de la charla.

El comictario. Vuelve la grandeza, vuelve Chris Ware

Los monumentos, cuando lo son de verdad, tienen en com√ļn que sientes su grandeza mientras te vas acercando a ellos. Ya sea por su historia, su tama√Īo o su dise√Īo, el verdadero monumento supone un impacto visual y emocional que solo se puede explicar viviendo la experiencia de aproximaci√≥n, observaci√≥n, recorrido y contacto. Y esto es lo que ocurre con Rusty Brown, la √ļltima obra del genial Chris Ware ambientada en su Omaha natal, un monumental esfuerzo creativo, 16 a√Īos de trabajo minucioso recopilados en un libro que, como acostumbra este autor, vuelve a trascender las fronteras del c√≥mic. Al igual que en su anterior obra, Jimmy Corrigan, el chico m√°s listo del mundo, Chris Ware deslumbra con su est√©tica, su dise√Īo, sus m√ļltiples vi√Īetas (hasta 177 en una sola p√°gina) y su dibujo capaz de retratar una imagen m√≠nima o el dram√°tico primer plano de un rostro angustiado. Y a su asombroso talento para el detalle, Ware suma su maestr√≠a en la narraci√≥n de historias, historias √≠ntimas y cotidianas de gente que sufre.

El Rusty Brown que da t√≠tulo a esta magna obra es un pobre ni√Īo que sue√Īa con superh√©roes y que sufre bullying en el colegio. Un acoso que da lugar a escenas de tal dramatismo que se nos encoge el coraz√≥n. Y luego est√° su padre, el profesor Woody Brown, un hombre apocado, frustrado e infeliz que estuvo a punto de ser un exitoso escritor de ciencia-ficci√≥n. El espacio estelar, su refugio de infancia y adolescencia, se sum√≥ a su catastr√≥fica vida amorosa para inspirarle su √ļnico relato publicado, Los perros-gu√≠a de Marte, un cuento impresionante, magistral, dibujado por Chris Ware y que, desde ya, forma parte del olimpo de la ciencia-ficci√≥n. Un ingrediente m√°s para esta receta exquisita que se completa con otras dos historias. Por un lado, la de Jason Lint, uno de los acosadores de Rusty Brown que crecer√° y envejecer√° convencido de su superioridad, pero fracasando como esposo, padre y hombre de negocios. Y por otro, la tierna y sufrida vida de Joanna Cole, la eficaz oficinista negra del colegio donde todos estudian, la que fue primera trabajadora de color en ese centro educativo y que ahoga sus penas con la m√ļsica y, m√°s en concreto, tocando el banjo. Todo se junta en perfecta armon√≠a en este libro que es mucho m√°s que un c√≥mic extraordinario.

Rusty Brown de Chris Ware, una obra fundamental de la cultura contempor√°nea publicada en castellano por Penguin Random House en su sello Reservoir Books. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

La √ļltima entrega de novedades de noviembre de 2019

LUCIA BERLIN

Bienvenida a casa    (ALFAGUARA) 186 páginas

La publicaci√≥n de Manual para mujeres de la limpieza, una recopilaci√≥n de textos editados entre 1977 y 1999 por la estadounidense Lucia Berlin (1936-2004), coloc√≥ hace cuatro a√Īos a esta autora en un lugar destacado entre los escritores de relatos estadounidenses de su generaci√≥n. Berlin tuvo una vida azarosa y repleta de acontecimientos. Vivi√≥ su infancia en poblaciones mineras del medio oeste, su adolescencia glamurosa en Santiago de Chile (hablaba muy bien castellano) y su vida adulta entre Nueva York, M√©xico y California. Se cas√≥ tres veces y pas√≥ las de Ca√≠n para alimentar a sus cuatro hijos. Fue enfermera, telefonista, limpiadora y profesora de escritura creativa en la universidad y en la c√°rcel. Su vida se col√≥ en sus relatos y los hizo vivos, palpitantes, estremecedores, m√°gicos y realistas. Tras aquel volumen se public√≥ Una noche en el para√≠so que reun√≠a otros 22 relatos in√©ditos en castellano. Ahora aparece Bienvenida a casa, una recopilaci√≥n de textos autobiogr√°ficos en la que Berlin trabajaba antes de su muerte. El volumen se completa con cartas y fotograf√≠as. Un talento deslumbrante.

YURI HERRERA

Diez planetas¬† ¬†¬† (PERIF√ČRICA) 129 p√°ginas

Cuando uno llega por primera vez a la literatura del mejicano Yuri Herrera (Actop√°n, 1970) los ojos le hacen chiribitas. Porque Herrera es un autor con ‚Äúvoz propia‚ÄĚ, que cuenta historias que sacuden la frontera entre Estados Unidos y M√©xico, uno de los lugares m√°s duros del mundo, donde el narcotr√°fico campa a sus anchas y donde miles de personas intentan diariamente la traves√≠a del sur al norte en busca de un lugar donde no solo vivir mejor, sino donde sobrevivir. En Trabajos del reino se contaba la historia de Lobo, un acordeonista con escasa suerte, que era rescatado de su triste destino de tocar y cantar por cantinas de mala muerte por el Rey, un capo de la droga. En Se√Īales que preceder√°n al fin del mundo una joven intentaba cumplir la misi√≥n que le hab√≠a encomendado su madre: pasar al ‚Äúotro lado‚ÄĚ y encontrar a su hermano del que no se sabe nada desde hace meses. Y en La transmigraci√≥n de los cuerpos la historia m√°s alucinada y alucinante de todas, nos hablaba de una plaga que azotaba una ciudad hasta los huesos. En su cuarto libro de ficci√≥n (en medio hubo un volumen period√≠stico El incendio de la Mina El Bordo) Diez planetas recoge veinte relatos de ciencia ficci√≥n en los que se permite mirar a ‚Äúotras realidades‚ÄĚ. Fascinante.

MURIEL BARBERY

Un pa√≠s extra√Īo ¬†¬†¬† (SEIX BARRAL) 363 p√°ginas

Para muchos lectores la francesa Muriel Barbery (Casablanca, 1969), profesora de filosof√≠a en institutos y universidades, es la autora de La elegancia del erizo, una met√°fora repleta de matices sobre la lucha de clases que encandilaba por sus personajes estramb√≥ticos y tiernos. Pero Barbery es responsable tambi√©n de otras novelas ‚Äúcuriosas‚ÄĚ como Rapsodia Gourmet y La vida de los elfos, una historia fant√°stica que llega a su conclusi√≥n en este Un pa√≠s extra√Īo. Alejandro de Yepes y Jes√ļs Rocamora, dos j√≥venes oficiales del ej√©rcito regular espa√Īol, se enfrentan al sexto a√Īo de la guerra m√°s cruenta que haya conocido el ser humano. El d√≠a que se topan con el afable y exc√©ntrico Petrus da comienzo una aventura extraordinaria ya que los dos espa√Īoles abandonan su puesto y cruzan un puente invisible: Petrus es un elfo, proviene del secreto mundo de las Brumas en el que ya est√° reunida una compa√Ī√≠a de elfos, mujeres y hombres de la que depender√° el destino de la guerra. Alejandro y Jes√ļs descubrir√°n la tierra de su nuevo compa√Īero, una tierra de armon√≠a natural, belleza y poes√≠a, pero que tambi√©n se enfrenta al conflicto y al declive. Juntos participar√°n en la √ļltima batalla y sus mundos, tal y como los han conocido, nunca volver√°n a ser los mismos. Aventuras, filosof√≠a y fantas√≠a.

SEVE CALLEJA, edición

Un Bilbao de cuentos  (EL GALLO DE ORO)  219 páginas

Este es un libro muy curioso y entra√Īable. Re√ļne dos visiones sobre Bilbao: la de los escritores que escribieron historias sobre su ciudad o la ciudad que amaban y la del dibujante que dibuj√≥ sus paisajes y sus gentes como nadie lo hab√≠a hecho, a pesar de ser donostiarra de nacimiento, Juan Carlos Eguillor. El volumen que ha ‚Äúcomisariado‚ÄĚ Seve Calleja re√ļne textos, relatos, de los propios Calleja y Eguillor y tambi√©n de, entre otros, Miguel de Unamuno, Antonio de Trueba, Emiliano de Arriaga, Juan Antonio de Zunzunegui, Vicente Blasco Ib√°√Īez, Luis de Castresana, Jos√© Miguel Fern√°ndez de Urbina, Esther Zorrozua, Fernando Palazuelos y √Ālex Oviedo. Son relatos que entre la nostalgia y el realismos hablan de muchos bilbaos, el peque√Īo y provinciano de antes de la Revoluci√≥n Industrial, el cosmopolita de los a√Īos veinte, el industrial y sucio de los a√Īos posteriores a la Guerra Civil‚Ķ Un Bilbao amado y odiado a partes iguales. Un libro poli√©drico

MARTORELL-MARQU√ČS-AGULL√ď

Pioneras. Hª y compromiso de las hermanas Úriz Pi  (TXALAPARTA) 197 páginas

La Historia tiende a ocultar a gente muy valiosa y m√°s si son mujeres y est√°n en el bando de los perdedores, por ejemplo de los perdedores de la Guerra Civil Espa√Īola. Es lo que sucedi√≥ con las hermanas navarra Josefa y Elisa √öriz Pi. Fueron dos mujeres de un valor excepcional, dos adelantadas a su tiempo que impulsaron con coraje una renovaci√≥n pedag√≥gica de un sistema educativo anclado en el pasado, adem√°s de trabajar por los derechos de las mujeres e implicarse en la lucha pol√≠tica de la √©poca. Exiliadas en Francia por su militancia comunista no dudaron en formar los primeros grupos de la Resistencia contra la ocupaci√≥n alemana en el entorno de Par√≠s. Su extraordinaria valent√≠a fue reconocida cuando murieron en su exilio berlin√©s, sin haber podido volver a su Navarra natal. El historiador Manuel Martorell (Elizondo, 1953), un experto en el pueblo kurdo, ha buceado en sus vidas y nos ofrece un retrato muy v√≠vido de sus figuras y de su obra. Impecable.

El concurso de Pompas del 30 de noviembre de 2019

Nueva entrega del concurso de Pompas de Papel en el que Bego Yebra os pone a prueba y en el que ten√©is que adivinar el nombre de un autor y el de su libro con las pistas que da. Ten√©is que enviar las respuestas a nuestras direcciones: la digital es pompas@eitb.eus o la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sorteamos tres lotes de libros. El libro que se buscaba era la novela Fuego amigo de la bilba√≠na Bego√Īa Elorrieta. Los ganadores de los libros han sido Eduardo Diego de Somonte, Loreto Mujika y Roberto Torres. Ya tenemos nuevo enigma para resolver. Pincha y suerte.

Las verdades de Pier Paolo Pasolini

Se da estos d√≠as la circunstancia de que dos editoriales, Altamarea y Ediciones El Salm√≥n, han publicado sendos trabajos escritos por el cineasta y escritor Pier Paolo Pasolini, que nunca antes se hab√≠an podido leer en castellano. Altamarea nos ofrece La ciudad de Dios y Ediciones El Salm√≥n Las bellas banderas. Ambos libros se circunscriben a la, digamos, ‚Äúetapa romana‚ÄĚ de Pasolini, ya que en 1950 se traslad√≥ a la ciudad desde el pueblo natal de su madre porque le hab√≠an denunciado por esc√°ndalo p√ļblico. Adem√°s, a ello se sum√≥, poco despu√©s, el alejamiento dictado por el Partido Comunista. Cuando lleg√≥ a Roma con su madre, la ciudad celebraba el jubileo convocado por P√≠o XII, quiz√° por eso La ciudad de Dios se titule de ese modo. Hasta la publicaci√≥n en 1955 de su c√©lebre novela Chavales del arroyo, sobrevivi√≥ como profesor, traductor y escribiendo art√≠culos.

Precisamente, La ciudad de Dios agrupa textos de aquellos a√Īos, relatos, reportajes period√≠sticos y una entrevista que concedi√≥ m√°s tarde, en 1973, al Il Mesaggero, en la que se muestra muy decepcionado con Roma, una ciudad que lleg√≥ a amar, y con Italia en general. Tras la derrota del fascismo,¬†el pa√≠s vivi√≥ varios a√Īos de esperanzas para la renovaci√≥n cultural y pol√≠tica, pero pasadas un par de d√©cadas, poco quedaba de aquella efervescencia. Ese desencanto se aprecia con nitidez en el art√≠culo Ocaso de una posguerra.¬† Son interesantes, a pesar de la servidumbre de la informaci√≥n, esos ejercicios period√≠sticos atravesados siempre por su mirada tan atenta ya entonces a los cambios medioambientales, por ejemplo. En los relatos incluidos en La ciudad de Dios su calidad literaria se despliega con mayor libertad, y nos muestra las vidas de un ni√Īo que se ganan la vida porteando maletas, de un vendedor de casta√Īas, de un parado, de un p√≠caro que trajina con el pescado‚Ķ La culpa y la salvaci√≥n, la inocencia y lo doloso, conviven en estas historias con centro en la periferia.

Esa empat√≠a, curiosidad y respeto por sus vecinos que sent√≠a Pasolini queda patente en Las bellas banderas. Este libro es el primero de los tres vol√ļmenes que van a recoger la correspondencia que Pasolini mantuvo con sus lectores desde 1960 a 1965 en Vie nuove, y desde 1968 hasta 1970 en Tempo. Lo cierto es que los lectores le preguntaban por lo humano y por lo divino: sobre si deb√≠an bautizar a sus hijos, sobre c√≥mo combatir la censura, sobre la revoluci√≥n cubana o sobre por qu√© se hizo comunista si era de una familia pudiente. A todos respond√≠a con el mismo respeto. Hay¬† una carta muy entra√Īable de dos obreros que hab√≠an estado discutiendo sobre Victor Hugo y Dostoievsky para convenir cu√°l de los dos genios era mejor escritor. Como ellos no lo hab√≠an estudiado a fondo, dec√≠a el remitente, porque eran obreros, le ped√≠an la opini√≥n a Pasolini a quien ten√≠an por ‚Äúun escritor moderno y muy preparado‚ÄĚ.¬† Ya os avanzo que el italiano prefer√≠a al ruso, pero la respuesta, el tono de la misma, merece ser le√≠da.

Pasolini siempre fue pol√©mico y su producci√≥n ‚Äďpara muchos inadecuada- se mir√≥ con lupa.¬† En el a√Īo 1975 lo asesinaron en unas circunstancias que jam√°s se esclarecieron.¬† Pero clara y cristalina queda su visi√≥n del mundo, una visi√≥n que se recoge tanto en La ciudad de Dios como en Las bellas banderas.

 Txani Rodríguez