Archivo de la categoría: alemania

Relatos contra el acoso escolar

Que un libro lleva a otros libros es algo más que evidente, sobre todo cuando un autor o un tema nos reclaman. En este caso, fueron los 21 relatos contra el acoso escolar  (SM, 2008) de otros tantos autores y autoras del momento (Ana Alonso, Fernando Marías, Car Santos, Rosa Regás, Andreu Martín, Gustavo Martín Garzo…) los que  me alertaron de lo que podía estar sucediendo en mi propio centro escolar y los que me llevaron a  encontrar novelas juveniles como estas que aquí traigo.

Tres relatos de diferente hechura que abordan¬† el preocupante tema del acoso escolar y la invisibilidad¬† de diferente frente al grupo. Historias a las que a veces supera la propia realidad si ponemos atenci√≥n a los informativos. Lo que le ocurre a Niko cuando sus compa√Īeros de clase lo maltratan y chantajean en ¬°Dejadme en paz! (Alhambra) de la alemana Elisabeth Zoller , o a Alma, la Marioneta (Algar Joven) que dibuja¬† la espa√Īola Beatriz Berrocal, sometida f√≠sica y sicol√≥gicamente¬† por chicas y chicos semejantes a ella que la manejan a su antojo con bromas y humillaciones y agresiones f√≠sicas, o la invisibilidad en que vive oculta¬† bajo su sombra Jessica, a la que nos retrata el brit√°nico Andrew Norris en Jessicaren itzala (Descl√©e) no son m√°s que tres muestras de la cruel epidemia que viene contagiando a tantos escolares, agrupados en torno al reto de hacer da√Īo gratuitamente al diferente y al m√°s d√©bil del grupo.

Deteng√°monos en uno de ellos, en el que Luna Dom√≠nguez, una adolescente de 15 a√Īos,¬† nos relata el calvario de su paso por el instituto, de la tortura que supon√≠a sacar sobresaliente en F√≠sica y Matem√°ticas, o ser torpe en Gimnasia, y advertir que quienes antes hab√≠an sido sus amigas se asociaban ahora con los m√°s macarras de clase para hacerle la vida imposible ¬ŅPor qu√© la hab√≠an tomado con ella?, ¬Ņcon ella y antes con Julio?, se pregunta la chica, ¬Ņy por qu√© ni el profesorado, salvo honradas excepciones, ni el resto de sus compa√Īeros de clase sal√≠an en su ayuda? Solo sus propios padres y la joven profesora sustituta Luzma ser√°n capaces de acudir en su ayuda.

Relatada en primera persona, la novela es testimonio de la impotencia de una jovencita acobardada, pero finalmente dispuesta a hacer frente a las constantes agresiones de sus acosadores, lo que hace de su relato un feroz manifiesto que llega a los tribunales pasando por la opini√≥n p√ļblica y que deja en el lector¬† una buena raci√≥n de rabia contenida.

Seve Calleja

La tercera entrega de novedades de marzo de 2019

JENNIFER EGAN

Manhattan Beach    (SALAMANDRA) 477 páginas

Sigue lleg√°ndonos poco a poco la obra de la escritora estadounidense Jennifer Egan (Chicago, 1962), a la que conocimos gracias a su novela El tiempo es un canalla, una divertida y punzante cr√≠tica de la industria del rock, que le hizo ganar el Premio de la Cr√≠tica y el Pulitzer en 2011. Luego, ante el √©xito, se recuperaron para su publicaci√≥n en castellano dos libros anteriores, La torre del homenaje, una novela de 2006 centrada en la historia de un neoyorquino que se traslada a Europa para intentar convertir un castillo en un hotel, y Ciudad esmeralda un libro de relatos publicado originalmente en 1996. Manhattan Beach es su √ļltimo libro, aparecido hace dos a√Īos. Es una novela en la que se cuneta como empez√≥ a cambiar todo para la mujer en Estados Unidos a ra√≠z de la II Guerra Mundial, porque cuando los hombres se fueron al frente, las mujeres salieron de sus casas y ocuparon los puestos de trabajo reservados a los hombres. La novela se centra en Anna, una de las primeras mujeres en enfundarse una escafandra en el puerto de Nueva York. Promete.

WENDY GUERRA

El mercenario que coleccionaba obras de arte            (ALFAGUARA) 374 páginas

Aunque naci√≥ en La Habana en 1970, Wendy Guerra es una desconocida en su pa√≠s porque lo abandon√≥, tras estudiar cine, ser alumna de Garc√≠a M√°rquez y debutar como actriz. Es una consumada poeta y una gran narradora, autora de libros tan premiados como Nunca fui primera dama, Posar desnuda en La Habana, Negra y Todos se van. Su obra ha sido traducida a dieciocho idiomas. Ahora se publica su √ļltima novela, o as√≠, El mercenario que coleccionaba obras de arte que est√° protagonizada por Adri√°n Falc√≥n, pseud√≥nimo de un mercenario real que a lo largo de los a√Īos us√≥ otros alias, como El Parse, Garfio o Strelnikov. Tiene ya cerca de setenta a√Īos y ha sobrevivido a las persecuciones del FBI, la KGB, el sandinismo y Fidel Castro. Convertido en agente de la CIA fue un personaje clave en la trama Ir√°n-Contra. Desencantado de todo se al√≠a en par√≠s con Valentina, una especie de alma gemela para una √ļltima aventura.

TATIANA TIBULEAC

El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes    (IMPEDIMENTA) 247 páginas

A veces pasan cosa raras y extraordinarias en nuestras librer√≠as, por ejemplo que se publique a una escritora moldava. ¬ŅCu√°ntos escritores procedentes de este pa√≠s de habla rumana conoc√©is? Pues m√°s de los que cre√©is. Mircea Eliade, Eug√®ne Ionesco o Constantin Virgil Gheorghiu (el autor de La Hora 25) nacieron en Moldavia. Tatiana Tibuleac (Chisinau, 1978) es una gran periodista social en su pa√≠s, que desde 2014 ha publicado dos novelas y un libro de relatos. El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes fue su primera novela, publicada en 2016. Aleksy es pintor que vive en pleno bloqueo art√≠stico. Su psiquiatra le recomienda rememorar los √ļltimos a√Īos que pas√≥ con su madre para salir del atolladero. Fue el tiempo en el que, en un pueblecito franc√©s, se reconcili√≥ con su madre a la que acusaba de haber roto a la familia y sobre todo de haber rechazado a su hermana. Una novela cruda, a veces brutal, pero siempre emotiva. Una reflexi√≥n sobre el amor y el perd√≥n.

MARION POSCHMANN

Las islas de los pinos     (HOJA DE LATA) 182 páginas

La cr√≠tica adora a esa escritora alemana. Marion Poschmann (Essen, 1969) ha publicado poemas, narraciones y ensayos con los que ha ganado los principales premiso de su pa√≠s. Las islas de los pinos es la primera obra que se traduce de ella al castellano. Es una novela, de hace dos a√Īos, que ha sido traducida ya a ocho idiomas. Cuenta la historia de Gilbert Silvester, profesor de alem√°n que viaja a Jap√≥n intentando encontrar una nueva vida, y la de Yosa Tamagotchi, un estudiante japon√©s que quiere suicidarse y que viaja siempre con un libro bajo el brazo titulado Manual completo del suicidio. Buscando el mejor lugar para suicidarse. Ambos emprender√°n un peregrinaje tragic√≥mico a las islas de los pinos de Matsushima, siguiendo la estela de los cuadernos de viaje del gran poeta de haikus Bash√ī. Una ‚Äúhaiku-aventura‚ÄĚ sobre el fracaso, la deserci√≥n y el abandono de certezas.

ISABELLA LORUSSO

Mujeres en lucha     (ALTAMAREA) 238 páginas

Isabel Lorusso (Ostuni, 1967) es una investigadora italiana que ha trabajado en Espa√Īa, Per√ļ e Inglaterra y que hizo su tesis sobre la Guerra Civil espa√Īola. En castellano se han publicado sus libros Un d√≠a sin ti, Potos√≠: historia de un viaje en el sur del mundo y Voces del POUM. En su nuevo libro, Mujeres en lucha, re√ļne una serie de entrevistas que la autora ha realizado a mujeres que participaron en la Guerra Civil. Algunas tomaron las armas; otras militaron en el POUM, en Mujeres Libres o en diferentes grupos anarquistas. Todas lucharon contra el franquismo y por la emancipaci√≥n de la mujer, y juntas lograron avances sociales tan significativos como el aborto libre y gratuito. Se enfrentaron al fascismo y muchas veces a sus propis compa√Īeros. Memorias que nos invitan a reflexionar sobre las luchas de ayer y las de hoy.

El tocho. El Mefisto del alem√°n Klaus Mann

‚Äú¬°Es algo indescriptible! Caen ministerios y se crean otros nuevos, pero tampoco hacen nada. ¬°Qu√© cosa terrible! En el mism√≠simo palacio presidencial del mariscal Von Hindenburg, los grandes latifundistas, conspiran contra una rep√ļblica temblorosa. Los dem√≥cratas aseguran que el enemigo est√° a la izquierda. Los responsables del orden p√ļblico, que se dicen socialistas, ordenan disparar contra los obreros. No se hace nada, por acallar los desagradables ladridos de quien diaria e impunemente reclama la picota y el fin sangriento para el ‚Äúsistema‚ÄĚ. ¬°Es lo nunca visto! ¬ŅY no lo ve el¬† c√≥mico al que tan bien paga ese mismo sistema, tan maldecido por aquel infame perro de presa (Hitler)? ¬ŅNo se da cuenta el actor H√∂fgen de que los espect√°culos que tan ambiguamente protagoniza tienen un fondo macabro, de que la far√°ndula a cuya cabeza se pone alegremente se balancea fatalmente sobre el abismo?‚ÄĚ

Este es un fragmento de Mefisto de Klaus Mann.  Recordamos hoy todo un clásico del más talentoso y atormentado de los hijos de Thomas Mann. Nada menos que cinco de los seis vástagos del Nobel alemán se dedicaron a escribir, siguiendo el ejemplo del padre. De entre ellos, fue Klaus el que alcanzó un mayor reconocimiento, con varias de sus novelas, entre ellas la que hoy recomendamos, adaptadas al cine.

Mefisto se edit√≥ en Holanda, en 1936, a causa de la censura nazi impuesta a un texto con una clara vocaci√≥n cr√≠tica de la brutal deriva pol√≠tica que viv√≠a Alemania, donde no se pudo leer hasta veinte a√Īos despu√©s. Los personajes que en ella aparecen, seg√ļn Klaus Mann, representaban tipos, no retratos. Pero no es dif√≠cil advertir que el autor se bas√≥ en la vida de su cu√Īado, y ex-amante, Gustaf Grundgens, actor que alcanzar√≠a enorme √©xito y cargos institucionales muy relevantes bajo el r√©gimen nazi. Klaus Mann nos cuenta la imparable ascensi√≥n del actor, d√°ndole el nombre ficticio de Heindrik Hofgen, desde el Teatro de los Artistas de Hamburgo, donde se inicia como actor y director de talento, hasta llegar al √©xito clamoroso en el cine, y en el teatro de Berl√≠n interpretando, sobre todo, a Mefist√≥feles.

El autor convierte a Mefisto en una inquietante met√°fora de Hitler y del nazismo. Del mismo modo que el demonio creado por Goethe acaba poseyendo el alma de Fausto, el nazismo seduce y acobarda a gran parte del pueblo alem√°n priv√°ndole de la libertad y la cordura. As√≠ tambi√©n, el actor Hofgen se deja cortejar hasta llegar a ser el favorito de Gohering, pero en el camino ha perdido sus convicciones comunistas, el amor de B√°rbara, su esposa, y la propia estima. Junto a su indudable valor testimonial, resulta sorprendente la clarividencia de esta obra, en la que se imaginan ya hecatombes inminentes, como asegura otro personaje, el poeta Peltz, m√≠stico de la violencia, quien ve: ‚Äú¬°Chimeneas en el horizonte, arroyos de sangre en todos los caminos, y un baile de posesi√≥n de los supervivientes, de los a√ļn libres, alrededor de los cad√°veres!‚ÄĚ.

Lejos del tono cl√°sico e intelectual de su augusto padre, Klaus Mann escribe con un estilo gr√°fico y urgente, entre la iron√≠a y el sarcasmo indignado, dando una gran vivacidad a este relato premonitorio. Su l√ļcida advertencia cay√≥ entonces en saco roto, pero hoy, con el auge de los nuevos fascismos, deber√≠a ser una lectura cr√≠tica de referencia. Se puede encontrar Mefisto, de Klaus Mann, en la editorial Debolsillo.

Javier Aspiazu

La tercera entrega de novedades de febrero de 2019

MARIANA LEKY

El d√≠a que Selma so√Ī√≥ con un okapi¬† (SEIX BARRAL)¬† 369 p√°ginas

La escritora alemana Mariana Leky (Colonia, 1973) se consagr√≥ hace dos a√Īos cuando public√≥ esta sensible y emotiva novela. Leky, periodista cultural,¬† librera y autora de novelas y relatos, ha vendido trescientos mil ejemplares de este libro y gan√≥ con √©l los principales premios que otorgan los libreros alemanes. La novela cuenta la historia de Selma que tiene un don, que es a su vez una maldici√≥n, porque cuando sue√Īa con un okapi alguien fallece en veinticuatro horas. Y cuando hace p√ļblico su sue√Īo todo cambia a su alrededor y la gente escribe cartas que normalmente comienzan con un ‚Äúnunca‚ÄĚ o un ‚Äúsiempre‚ÄĚ. A su alrededor hay gentes marcadas por este don: su nieta Luise, Mart√≠n el ni√Īo levantador de pesas, un √≥ptico enamorado, la triste Marlies y hasta un peculiar monje budista. Un ‚Äúcuento de hadas‚ÄĚ moderno y tierno.

GUILLERMO MART√ćNEZ

Los crímenes de Alicia   (DESTINO)  333 páginas

El argentino Guillermo Martínez (Bahía Blanca, 1962) se hizo muy popular entre nosotros con la publicación de su novela Los crímenes de Oxford, titulada originalmente Crímenes imperceptibles, que fue llevada al cine por Alex de la Iglesia. Martínez es un mago del suspense y la probabilidad matemática que ha publicado novelas tan estupendas como Acerca de Roderer o La muerte lenta de Luciana B. Con Los crímenes de Alicia ha ganado el Premio Nadal 2019. Cuenta la historia de una joven becaria de la Universidad de Oxford, Kristen Hill, que debe custodiar los diarios de Lewis Carroll, el autor de Alicia en el país de las maravillas, y descubre la clave para acceder a una página que fue misteriosamente arrancada. Y entonces empieza a morir gente a su alrededor. Por eso decide pedir ayuda al profesor de lógica Arthur Seldom, uno de los protagonistas de Los crímenes de Oxford. Promete entretenimiento.

NURIA LABARI

La mejor madre del mundo  (RANDOM HOUSE)  220 páginas

La periodista Nuria Labari (Santander, 1979) nos dej√≥ hace dos a√Īos anonadados con su novela Cosas que brillan cuando est√°n rotas, una historia en la que mezclaba los atentados islamistas de Atocha en Madrid y la ruptura de un matrimonio: la historia de un derrumbamiento sentimental en medio de un mundo en crisis. Ahora vuelve con La mejor madre del mundo, un libro en el que se entremezcla la ficci√≥n, la autobiograf√≠a y el ensayo y en el que la protagonista, que tiene 37 a√Īos y a la que hace cinco le asalt√≥ la Idea de ser madre, decide enfrentar a la escritora que fue con la madre en la que se ha convertido. Si gana la madre, el libro ser√° un diario sobre su maternidad y una parte de la escritora morir√° en el intento. Si gana la escritora, la ficci√≥n le arrebatar√° su propia historia al elevar su maternidad a lo universal. Novela sobre el mito (y el timo) de la maternidad, escrita ‚Äúpara el coraz√≥n femenino de todos los hombres‚ÄĚ.

DAVID FOENKINOS

Hacia la belleza      (ALFAGUARA)  197 páginas

El escritor, m√ļsico de jazz y director de cine franc√©s David Foenkinos (Par√≠s, 1974) se dio a conocer entre nosotros por la exquisita novela La delicadeza. Despu√©s llegaron obras como Los recuerdos, Estoy mucho mejor, Lennon ‚Äďbiograf√≠a novelada del m√ļsico John Lennon– y La biblioteca de los libros rechazados una novela que hablaba de autores secretos y libros que triunfaban sorpresivamente y que fue calificada de ‚Äúinteligente, divertida, cruel‚ÄĚ, por el gran cr√≠tico Bernard Pivot. Hacia la belleza cuenta la historia de un prestigioso profesor de Bellas Artes, Antoine, que de un d√≠a para otro lo deja todo para convertirse en vigilante de la sala que alberga el retrato de Jeanne H√©buterne de Modigliani en el Museo de Orsay de Par√≠s. ¬†Su jefa Mathilde est√° perpleja, pero Antoine parece haber encontrado en la contemplaci√≥n de la belleza un remedio a su pena, pena de la que desconocemos su causa. Pero todo se andar√°. Humor, amor, filosof√≠a y belleza. Un libro ‚Äúfoenkinosiano‚ÄĚ.

SARA MESA

Silencio administrativo     (ANAGRAMA)  112 páginas

Sara Mesa (Madrid, 1976) se ha convertido con tan solo un pu√Īado de libros (como las novelas Cuatro por cuatro, Cicatriz, Un incendio invisible o Cara de pan y el libro de relatos Mala letra) en una de las grandes promesas de la literatura espa√Īola en castellano. Su literatura es muy intensa y provocadora. Cuando la leemos parece que estemos leyendo a una escritora brit√°nica o francesa. Su nuevo libro, un op√ļsculo que surge del cabreo y la indignaci√≥n, es una historia real novelada que se convierte en una denuncia. Es la historia de una mujer sin hogar, discapacitada y enferma que trata de solicitar la renta m√≠nima a la que tiene derecho, pero que choca con el muro de la burocracia de la administraci√≥n p√ļblica. Sara Mesa se convierte en la persona (en realidad un compendio de mucha gente) que trata de ayudar a esta mujer a recibir lo que es suyo. Denuncia de la crueldad de un sistema que exige m√°s a quienes menos tienen. Por ejemplo, tener una casa (estar empadronada) para poder recibir una ayuda para tener una casa. El odio al pobre, aporofobia. Un libro de lectura obligatoria.

La √ļltima entrega de novedades de enero de 2019

ANNE TYLER

El baile del reloj       (LUMEN)  338 páginas

Vuelve a nuestras librer√≠as Anne Tyler (Minneapolis, 1941) una de las escritoras estadounidenses m√°s respetadas de su generaci√≥n ganadora del PEN/Faulkner, el Pulitzer y el Nacional de la Cr√≠tica por libros tan extraordinarios como Reuni√≥n en el restaurante Nostalgia, Ejercicios respiratorios y El turista accidental, su gran √©xito de ventas que se transform√≥ en una pel√≠cula famosa. Ahora se publica El baile del reloj, su √ļltimo libro, que cuenta la vida de Willa Drake, una mujer que ha vivido marcada por las decisiones y las situaciones de los otros: la desaparici√≥n de su madre a los once a√Īos, su boda a los veintiuno y el accidente que la dej√≥ viuda a los cuarenta. Cuando recibe una llamada inesperada, Willa lo deja todo y decide acudir en ayuda de la ex novia de su hijo y de su hija de nueve a√Īos. Ante ella se abrir√° un nuevo camino, el suyo propio. Un canto a la vida, a la esperanza de vivir.

DAVID SAFIER

La balada de Max y Amelie       (SEIX BARRAL)  381 páginas

El alem√°n David Safier (Bremen, 1966) dio el pelotazo de su vida cuando public√≥ hace diez a√Īos Maldito karma. La novela contaba, en clave de comedia, la historia de una presentadora de televisi√≥n que mor√≠a aplastada por el lavabo de una estaci√≥n espacial y se reencarnaba en una hormiga por su mal karma. La protagonista deb√≠a conseguir buen karma, ascender en la escala evolutiva y recuperar a su hija y su marido. Despu√©s Safier public√≥ siete novelas m√°s, pero el √©xito no le sonri√≥. Ahora ha decidido recuperar, otra vez m√°s, ya lo hab√≠a hecho con M√°s maldito karma, el esp√≠ritu de su primer trabajo. A trav√©s de la historia de dos perros, Max, un perro dom√©stico que vive una vida regada y Cicatriz, una perrita salvaje y solitaria que malvive en un vertedero, Safier reflexiona sobre el amor, que lucha contra el destino y que, a veces, sobrevive. ‚Äú¬ŅEstamos predestinados a amarnos?‚ÄĚ, es su lema.

MARGERY ALLINGHAM

Más trabajo para el enterrador  (IMPEDIMENTA)  330 páginas

Margery Allingham (1904-1966) fue una de las damas del suspense criminal m√°s apreciadas del Reino Unido, con una fama a la altura de Agatha Christie y Dorothy L. Sayers. Se hizo famosa por las historias protagonizadas por el detective Albert Campion, un misterioso arist√≥crata aficionado a resolver cr√≠menes que aseguraba figurar en la l√≠nea de sucesi√≥n al trono ingl√©s. Protagoniz√≥ m√°s de veinte relatos y dieciocho novelas. La editorial Impedimenta ha publicado otra novela de esta serie, El signo del miedo. En M√°s trabajo para el enterrador Campion se ve impelido a investigar el presunto envenenamiento de una de las hermanas de la c√©lebre familia Palinoide. Se enfrentar√° a un microcosmos repleto de arist√≥cratas exc√©ntricos venidos a menos, ata√ļdes desaparecidos, mejunjes repelentes, certificados de defunci√≥n falsos y enterradores con demasiada pasi√≥n por su trabajo. Una gozada.

JACOBO BERGARECHE

Estaciones de regreso ¬†¬† (C√ćRCULO DE TIZA)¬† 268 p√°ginas

Este libro nace de una ausencia, la del hermano peque√Īo de Jacobo Bergareche (Londres, 1976), Roque, que fue asesinado en Angola en 2012 a la edad de 29 a√Īos. Estamos ante un hermoso relato sobre la p√©rdida, que se transforma en un canto a la vida. El autor desenrosca sus recuerdos tras la apertura de las cajas de una mudanza. A partir de ah√≠ vivir√° una serie de situaciones delirantes, inesperadas y desgarradores. Unas vivencias que supondr√°n un aprendizaje vital, un ajuste con el pasado y una puerta abierta al futuro. Un proceso en el que la literatura, en especial los Ensayos de Montaigne, La casa encendida de Rosales y los poemas de Wislawa Szymborska y Claudio Rodr√≠guez, tendr√° un papel fundamental. Bergareche ha trabajado como guionista y productor de series de ficci√≥n, tambi√©n como publicista. Ha publicado un libro de poemas y una colecci√≥n de cuentos infantiles. Su familia fue perseguida por ETA.

JAIME GONZALO

Can. El milagro alemán   (LIBROS CRUDOS) 190 páginas

Can fue una de las bandas de m√ļsica m√°s importantes del movimiento krautrock de Alemania a finales de los a√Īos 60, aunque su actividad se prolong√≥ hasta finales de los setenta. La m√ļsica experimental de Can se basaba principalmente en la percusi√≥n de Jaki Liebezeit, la improvisaci√≥n de todos sus miembros e influencias de la psicodelia de Pink Floyd, la experimentaci√≥n de The Velvet Undergroun, el funk de James Brown, las artes en estudios de grabaci√≥n de Lee Perry y el free jazz de Albert Ayler. Fue un grupo con mucha influencia en gran cantidad de g√©neros que surgieron desde entonces, como el punk, el post punk, la new wave, la m√ļsica electr√≥nica, la m√ļsica industrial y el ambient. ¬†El periodista Jaime Gonzalo (Bilbao, 1957), director de Rock Espezial y fundador de Ruta 66, analiza el fen√≥meno Can desde su pasi√≥n por el grupo cuando era un adolescente, humaniz√°ndolo y ofreciendo una panor√°mica de los efectos sociales, culturales e industriales que origin√≥ el krautrock entre la afici√≥n espa√Īola de los setenta. Can. El milagro alem√°n o c√≥mo se vivi√≥ el krautrock en Espa√Īa. Descubriendo.

El Tocho. Eichmann en Jerusalén junto a Hannah Arendt

‚ÄúEl mal, en el Tercer Reich, hab√≠a perdido aquella caracter√≠stica por la que generalmente se le distingue, es decir, la caracter√≠stica de constituir una tentaci√≥n. Muchos alemanes y muchos nazis, probablemente la mayor√≠a, tuvieron la tentaci√≥n de no matar, de no robar, de no permitir que sus semejantes fueran enviados al exterminio (que los jud√≠os eran enviados a la muerte lo sab√≠an, aunque quiz√° muchos ignoraran los detalles m√°s horrendos), de no convertirse en c√≥mplices de estos cr√≠menes al beneficiarse con ellos. Pero bien lo sabe el Se√Īor, los nazis hab√≠an aprendido a resistir la tentaci√≥n‚ÄĚ

Este es un fragmento de Eichmann en Jerusal√©n. Un ensayo sobre la banalidad del mal, de Hannah Arendt. Corr√≠a el a√Īo 1961 cuando Arendt fue enviada como reportera¬† por el New Yorker¬† a Jerusal√©n, para escribir sobre el juicio que se sigui√≥ en la ciudad israel√≠ contra Adolf Eichman, el jerarca nazi que organiz√≥ la deportaci√≥n de cientos de miles de jud√≠os. La fil√≥sofa, autora de ensayos fundamentales para entender el siglo XX como Los or√≠genes del totalitarismo o La condici√≥n humana, consigui√≥ mucho m√°s que un libro reportaje. Eichmann en Jerusal√©n se convirti√≥ en un ensayo hist√≥rico imprescindible para conocer los or√≠genes y el desarrollo ideol√≥gico del holocausto y algunos¬† factores sorprendentes que lo propiciaron.

Buena parte del proceso log√≠stico se vertebr√≥ a trav√©s de la figura de Eichmann, teniente coronel de las SS, designado como responsable supremo de los transportes de jud√≠os a los campos de concentraci√≥n y exterminio. Su misi√≥n consist√≠a en viajar a las diversas capitales europeas ocupadas por los nazis a fin de planificar los convoyes ferroviarios y supervisar que cumplieran con el n√ļmero de deportados exigido.¬† Esgrimiendo multitud de datos, Arendt afirma que esto hubiera sido imposible sin la cooperaci√≥n y ayuda de los¬† sumisos representantes de los consejos jud√≠os, a quienes Eichman convocaba para obtener la aquiescencia de las comunidades y organizar las listas de futuros deportados. Otro aspecto sorprendente, que refuta el argumento de que en una situaci√≥n de crimen legalizado nadie se arriesga a desobedecer, es la diferente aceptaci√≥n que tuvo la ‚Äúsoluci√≥n final‚ÄĚ en los diversos pa√≠ses ocupados; alguno hubo, como Dinamarca, que ayud√≥ a escapar a todos sus ciudadanos jud√≠os embarc√°ndolos hacia la neutral Suecia.

Tras la lectura del libro queda claro que Eichmann no fue un psic√≥pata, tan solo un bur√≥crata fan√°tico que nunca se sinti√≥ culpable cumpliendo √≥rdenes y haciendo lo que √©l llamaba su ‚Äútrabajo‚ÄĚ, o dicho de forma m√°s rotunda: mostrando una obediencia ciega que convirti√≥ el ejercicio del mal en un acto banal; pero tambi√©n resulta evidente que los jud√≠os, con su sumisi√≥n extrema facilitaron el holocausto (la autora aporta datos al respecto de que la mitad de los jud√≠os que intentaron escapar lo lograron); y por √ļltimo, Arendt deja tambi√©n patente que los sionistas aprovecharon el juicio para hacer propaganda del estado de Israel, cuya legalidad jur√≠dica para emprender el proceso era m√°s que dudosa.

Con estas controvertidas apreciaciones, el libro no contentó a muchos, pero se convirtió así, en toda una lección de historia crítica y de independencia ética que merece leerse con suma atención. Eichmann en Jerusalén, de Hannah Arendt, en editorial deBolsillo.

Javier Aspiazu

El tocho. El Berlín nazi de Hans Fallada

‚ÄúLa cartera Eva Kluge sube despacio los pelda√Īos de la escalera del n√ļmero 55 de la calle Jablonski. Su lentitud no se debe solo a que la caminata del reparto la ha fatigado, sino tambi√©n a que su cartera contiene una de esas cartas que odia entregar y tiene que hacerlo dentro de un momento, dos tramos de escalera m√°s arriba, en el hogar de los Quangel. Seguro que la mujer la espera con impaciencia, desde hace m√°s de dos semanas espera recibir una carta oficial del Ej√©rcito…

Ella no siente el menor inter√©s por la pol√≠tica. Es una mujer sencilla y como tal piensa que no hay que traer hijos al mundo para que los maten de un tiro‚ÄĚ.

As√≠ comienza Solo en Berl√≠n, de Hans Fallada. La tremenda biograf√≠a de este escritor alem√°n, morfin√≥mano, alcoh√≥lico y suicida, muy conocido en la primera mitad del siglo XX, en la que alguna de sus novelas lleg√≥ a superventas en Alemania, nos hace admirar a√ļn m√°s la pujanza de su talento, capaz de sobreponerse a tantas circunstancias adversas. Una de ellas, fue la dif√≠cil convivencia, desde 1933, con el r√©gimen nazi.

La novela que hoy les recomendamos, Solo en Berl√≠n, la √ļltima que public√≥ el autor, apenas un a√Īo antes de su muerte en 1947, se puede interpretar, precisamente, como su ajuste de cuentas personal con el nazismo. Bas√°ndose en un hecho real rescatado de los archivos de la Gestapo, Fallada nos narra una historia de resistencia an√≥nima y casi sin esperanzas. Es la que lleva adelante el matrimonio Quangel: Otto, un jefe de taller de carpinter√≠a, hombre en extremo recto y lac√≥nico y Anna, una sumisa ama de casa. Ambos han perdido a su hijo en la guerra, y el golpe moral recibido les impulsa a alejarse del nazismo y a actuar en su contra. Deciden escribir postales denunciando las mentiras y los cr√≠menes de Hitler. Postales que dejan abandonadas en edificios p√ļblicos esperando la reacci√≥n de sus eventuales lectores.

En torno a los Quangel, el autor teje una tupida red de relaciones que comienzan en su mismo edificio, donde viven tambi√©n el confidente de la polic√≠a Barkhausen, el juez retirado Fromm, la entusiasta familia nazi de los Persicke y una anciana tendera jud√≠a, la se√Īora Rosenthal, cada vez m√°s atemorizada. Son solo una parte de la variada fauna humana que puebla esta novela, casi coral en su desarrollo, y con ingredientes de thriller, introducidos por las pesquisas del brillante comisario Escherich, el √ļnico personaje que recibe una verdadera lecci√≥n moral de la actuaci√≥n de los Quangel, tras su detenci√≥n.

Quizá se eche de menos un mayor desarrollo o profundización psicológica en algunos personajes, incluso una mayor reflexión sobre la realidad, pero Fallada escribe de manera torrencial (acabó los 800 folios mecanografiados de que constaba la novela en cuatro semanas) y eso se nota en la enorme fluidez de la narración, en la que no cesan de encadenarse acontecimientos. La facilidad y amenidad del estilo propicia una lectura subyugante, que no obvia en absoluto la denuncia de las brutalidades del régimen. Al contrario, la gran virtud de esta novela estriba en su cercanía a la realidad y su conmovedora apuesta, perdida de antemano, por la humanidad y la justicia.

Solo en Berlín de Hans Fallada, en editorial Maeva.

Javier Aspiazu

El comictario. Tyler Cross, el mejor comic noir

En el c√≥mic, como en la vida, hay pocas cosas ciertas, y una de ellas es que cada nueva entrega de la serie Tyler Cross es una garant√≠a de una excelente historia de g√©nero negro. S√≥lido gui√≥n, buenos personajes, acci√≥n y violencia, perfectamente dosificadas, y un clima denso que te envuelve y te atrapa desde la primera hasta la √ļltima p√°gina. El guionista franc√©s Fabien Nury y el dibujante alem√°n Br√ľno vuelven a demostrar su pericia con la tercera entrega de Tyler Cross, un delincuente fr√≠o y duro como el acero y absolutamente implacable a la hora de conseguir sus objetivos y saldar cuentas pendientes.

En el anterior cap√≠tulo, publicado hace tres a√Īos, Tyler Cross logr√≥ escapar de una prisi√≥n infernal en la que cumpl√≠a condena por un fallido robo de joyas. Le enga√Īaron, y ahora toca vengarse y recuperar el dinero que le correspond√≠a por aquel atraco. Experto en seguir rastros, Tyler Cross localiza al abogado que le traicion√≥ en Miami, ciudad que en los a√Īos 50, la √©poca en la que est√° ambientado el c√≥mic, se ha convertido ya en el destino dorado para las vacaciones de los estadounidenses. La construcci√≥n de hoteles es un gran negocio y, por supuesto, all√≠ est√° la Mafia para aprovechar la coyuntura.

A esa ciudad repleta de corrupci√≥n llega Tyler Cross para ajustar cuentas y, c√≥mo no, lo hace a sangre y fuego. Al estilo literario de grandes del g√©nero que ambientaron sus novelas en Florida, como John McDonald o Elmore Leonard, el guionista Fabien Nury teje un argumento espeso y violento, donde la muerte es algo tan natural como respirar y la consecuencia l√≥gica del tablero de enga√Īos en el que cada jugador intenta ganar la partida. Un juego mort√≠fero con el tel√≥n de fondo de los neones de Miami, las palmeras y la playa, de grandes estructuras de cemento en las que descansan cad√°veres an√≥nimos, y donde las ansias de poder y dinero chocan, explotan, y dejan un sangriento reguero de v√≠ctimas a su paso. Y de entre el humo de los incendios y los disparos, de las aguas enrojecidas, surge la figura de Tyler Cross. Ha salido vivo de la escabechina y huye de Miami en busca de un refugio en el que lamer las heridas y preparar sus pr√≥ximos movimientos.

¬ŅHabr√° que esperar otros tres a√Īos a que se publique la cuarta entrega? Ojal√° que no. Ahora, lo que toca es sentarse, agarrarse bien a la butaca y disfrutar con Tyler Cross, la mejor serie negra del momento, publicada en castellano por la editorial Dibbuks. No os la perd√°is.

I√Īaki Calvo

La primera entrega de novedades de septiembre de 2018

EDUARDO MENDOZA

El rey recibe                                 (SEIX BARRAL) 366 páginas

El catal√°n Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) es uno de los autores m√°s apreciados por lectores y cr√≠tica del estado espa√Īol. En 2016 gan√≥ el Cervantes, la guinda de una trayectoria que incluye premios de la Cr√≠tica, el Planeta, el de Mejor Libro Extranjero en Francia, el Liber o el Franz Kafka. Premios a libros como Ri√Īa de gatos. Madrid, 1936, La verdad sobre el caso Savolta, El misterio de la cripta embrujada, La ciudad de los prodigios o Sin noticias de Gurb. Con El rey recibe inicia la trilog√≠a Las Tres Leyes del Movimiento, que recorrer√° los principales acontecimientos de la segunda mitad del siglo XX. Estamos en la Barcelona de 1968. A Rufo Batalla su peri√≥dico le encarga cubrir la boda de un pr√≠ncipe en el exilio con una bella se√Īorita de la alta sociedad, boda que le llevar√° a Nueva York. Tardo franquismo chic y opresivo.

JENNY ERPENBECK

Yo voy, t√ļ vas, √©l va¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (ANAGRAMA)¬† 332 p√°ginas

Jenny Erpenbeck naci√≥ en Berl√≠n Este en 1967 y es una de las grandes directoras esc√©nicas de √≥pera de Europa. En 1990 inici√≥ una carrera paralela como escritora con la que ha ganado los principales premios literarios alemanes con obras como Una casa en Brandenburgo o El fin de los d√≠as. Yo voy, t√ļ vas, √©l va, publicada en 2015, pasa por ser uno de sus mejores libros, y en √©l habla de la tragedia de la inmigraci√≥n, de la estupidez de la burocracia, de la pervivencia de la utop√≠a y de la necesidad de la empat√≠a y la solidaridad. El protagonista es un profesor universitario alem√°n jubilado, Richard, que ha decidido dedicar parte de su tiempo libre a ayudar en un campamento de refugiados de Berl√≠n. All√≠ se encontrar√° con historias desgarradoras y con multitud de malentendidos provocados por la incomunicaci√≥n y los choques culturales. Imperdible.

MIGUEL S√ĀNCHEZ-OSTIZ

Diablada                              (PAMIELA)  259 páginas

Nos llega otra obra del gran escritor navarro Miguel S√°nchez-Ostiz (Iru√Īa, 1950). El autor de La gran ilusi√≥n, Las pira√Īas o El Escarmiento, lleva un a√Īo muy fruct√≠fero. Tras la publicaci√≥n de una nueva entrega de sus diarios, Diario vol√°til, y de Chuquiago, una maravillosa cr√≥nica de la vida en La Paz, la capital de Bolivia, pa√≠s del que se ha enamorado, nos llega un nuevo cap√≠tulo boliviano. Diablada es una novela que narra el enfrentamiento entre dos escritores de novela negra, ‚Äúmaltrechos por la edad y por lo vivido, y lo bebido‚ÄĚ.¬† Un enfrentamiento burlesco que acontece entre el Madrid neoliberal de nuestros d√≠as y una Bolivia ‚Äúalegre, s√≥rdida y tumultuaria‚ÄĚ. Una novela que habla de c√≥mo nos ven los dem√°s y tambi√©n de la posibilidad de cambiar de vida a una edad avanzada. Un texto deslumbrante repleto de di√°logos viv√≠simos.

JEAN-CLAUDE CARRI√ąRE

Las vacaciones de M. Hulot

(EXPEDICIONES POLARES) 208 p√°ginas

En 1957 un Jean-Claude Carri√®re (1931) de apenas veintis√©is a√Īos acepta el reto que le ofrece el director de cine Jacques Tati: convertir en novelas sus dos pel√≠culas m√°s recientes, Mi t√≠o y Las vacaciones de Monsieur Hulot. La dificultad no arredra al actor, guionista y colaborador de Bu√Īuel, que convierte Mi t√≠o y Las vacaciones de M. Hulot en dos novelas deliciosas y divertidas y rellena los huecos de todo aquello que se queda sin decir en las pel√≠culas. Expediciones Polares public√≥ hace unos meses Mi t√≠o y ahora publica Las vacaciones de M. Hulot en una edici√≥n exquisita con nuevas traducciones de Felipe Cabrerizo y con las maravillosas ilustraciones originales de Pierre √Čtaix. Debemos resaltar una vez m√°s, los magn√≠ficos pr√≥logos escritos por Santiago Aguilar. Un libro hermos√≠simo, tierno y melanc√≥lico.

TARA WESTOVER

Una educación                            (LUMEN)  462 páginas

Tara Westover pis√≥ por primera vez un aula con diecisiete a√Īos. Naci√≥ en las monta√Īas de Idaho en 1986, y creci√≥ en armon√≠a con una naturaleza grandiosa, pero doblegada a las leyes impuestas por su padre, un morm√≥n fundamentalista convencido de la llegada inminente del fin del mundo. No fue a la escuela, ni acud√≠a al m√©dico cuando enfermaba. Ella y sus hermanos trabajaban para su padre, mientras su madre ejerc√≠a de curandera y partera. Tara ten√≠a el talento del canto y una obsesi√≥n, saber. Por eso con diecisiete a√Īos y a pesar de la oposici√≥n de su padre prepar√≥ el examen de ingreso de la universidad. La educaci√≥n ser√° su salvaci√≥n y la llevar√° a graduarse en Arte y a cruzar el Atl√°ntico para estudiar en la Universidad de Cambridge. Una educaci√≥n, su primer libro, ha sido publicado este 2018 y se ha convertido en uno de los libros del a√Īo en el mundo anglosaj√≥n. Historia edificante, escritura fascinante.

Entre magos anda el juego de Emanuel Bergman

Aqu√≠ tenemos al en√©simo periodista que escribe una novela. Afortunadamente Bergman ha decidido no escribirla sobre temas actuales (lo decimos porque quer√°moslo o no todos estamos contaminados por la actualidad y los periodistas mucho mas, lo que es mala cosa para la ficci√≥n y no tanto para el ensayo) sino que retrocede en el tiempo para contarnos como hace cien a√Īos, en tiempos de la I Guerra Mundial, una mujer cuyo marido est√° en las trincheras conoce carnalmente a un vecino y como consecuencia nacer√° el gran protagonista del libro, un tipo al que veremos crecer en el mundo de la magia y atravesar los tiempos turbulentos de aquella √©poca en los que ser√° alabado y perseguido, amado y odiado, superviviente al fin, tanto que, a√Īos m√°s tarde, otro ni√Īo le buscar√° porque ha sabido que tiene un truco de magia para remendar los amores rotos y √©l quiere que sus padres, divorciados, vuelvan a retomar su relaci√≥n. El mago ya est√° mayor, pero la magia le arrebata de nuevo, se siente importante, se lanza a la aventura y‚Ķ se que est√°n pensando que les estoy destripando el libro, pero no es verdad. De hecho, al estar contadas las historias en cap√≠tulos alternos, solo he mencionado la acci√≥n de los dos primeros, bueno un poco m√°s, pero muy poco, en serio.

Tengo un problema con los libros as√≠ narrados. No siempre, o no en todas las historias, los cliffhangers continuados funcionan bien. Y cuando se trata la narraci√≥n con esta cadencia el escritor entiende que tiene que conseguir que el lector abandone cada episodio en cada cap√≠tulo con dolor por verse interrumpido. Pero reconozco que Bergman lo hace razonablemente bien, que no fuerza la intriga, que no retuerce el misterio, que no agiganta el peligro. Y, hay que aceptarlo, el t√≠o tiene su encanto como narrador. Sobre todo al principio, cuando nos pilla por sorpresa y cuando hay mucho que contar para ir situando al lector. Luego nos acostumbramos o quiz√° √©l se cansa, pero el nivel medio sigue siendo alto. No hay nada definitivamente nuevo en El truco (t√≠tulo que recuerda El truco final, que es como se conoce aqu√≠ la pel√≠cula de Jonathan Nolan titulada originalmente El prestigio seg√ļn la novela hom√≥nima de Christopher Priest, y que tambi√©n se desarrollaba en el mundo de la magia) pero si hay una sabia distribuci√≥n de aventuras y reflexi√≥n, de momentos emocionantes y divertidos, de personajes de ayer y de hoy perfectamente situados en sus universos, de buenos y malos a machamartillo y los necesarios personajes ambiguos y hay, sobre todo, una escritura que espolea al lector, que le lleva y le maneja y le susurra y le grita.

En definitiva esta es una  novela que lees entusiasmado y rápido y luego te arrepientes porque querrías que te hubiera durado más. Pero El truco se queda en tu cabeza y ahí permanece e incluso crece. Es de esas novelas que te hace seguir a su autor en sus próximas aventuras literarias. Está claro, esto es solo el principio. Emanuel Bergman ha venido para quedarse.

Félix Linares