Archivo de la etiqueta: el poema

El poema. Liliana Lukin, argentina

Se acomoda
como si fuera
ella la que va
a contemplarse.
En esa creación
de sí misma
es más ella para él que cuando duerme.
La mano con que protege su zona débil a
la ternura vuelve de haber sido el hueco

para la mejilla oculta.
Piensa en sentir como piensa en actuar:
dando a su pensamiento el poder.
Al verla espera que él tenga un vahído,
que verla haga de su contención, de su
entereza, desequilibrio y desazón.
Está a la espera de ese pronunciamiento:
cada parte de su cuerpo concentrada en

la corva, el cauce para escurrir un
resto de figura y hacerse penetrar.
Cuando eso suceda, él recuperará su
centro, habrá tomado la entrega como
quien recibe, y habrá dado todo, tanto al

mirar como al entrar.
En el círculo de las sábanas el juego es
profundo y sin final visible.

La escritora de este poema es Liliana Lukin, una escritora argentina nacida en Buenos Aires en 1951. Su primer libro de poesía lo publicó en 1978 con el título de Abracadabra. Tras este poemario publicó unos cuantos más. Es profesora de letras en la universidad, y ha recibido varios premios por sus poemas.

Goizalde Landabaso

El poema. Martin Etxeberria, vasco

Otzan faltsu guztiok

Alu bat daramagu bihotzean.

Ezpain txikiz,

Ezpain handiz,

Klitoriaren orratz-burua

Mingain puntan ezkutaturik.

Labirinto bat odolean,

Aizkora bikoitzaren

Muxuan mozorrotuta.

Dedalok ez zekien ondo

Zer egiten zuen

Pasifaek limurtu zuenean.

Zezen zuria amarru bat zen.

Mitoaren aparra.

Itsasoaren ipurdian isuritako

Hazia baino ez.

Gure mendekua,

Bizitza da.

Minotauroa izor da Martin Etxeberriak idatzi duen poemetako bat. Elkar argitaletxeak kaleratutako Winston liburua aurki genezake. Zarautzen jaio zen 1974an. Xabier anaia bikiarekin idatzi izan ditu zenbait literatur lan: Itxoidazu Cafe Passy-n, Ez dadila eguzkia sartu edota Arrain abisalak. Liburu hau, baina, bakarrik idatzitakoa da.

Goizalde Landabaso

El poema. Irene X, española

Ojalá tuviésemos veinte años para jurarnos

que nos enredaremos para siempre.

Para poder mentirte,

todavía,

sin saber que lo estoy haciendo

y decirte que te besaré las muñecas hasta el final.

 

Pase lo que pase

contra viento y marea.

 

Lo que pasa es que el tiempo

es un reloj que se paró aquel día de playa

y no supimos ajustar.

y hoy sus agujas

son pestañas en los ojos

que me escuecen si no las retiro.

 

Lo que pasa es que contra el  viento

nunca ha ganado nadie

y,

además,

desde que mis arrugas son de cualquier expresión,

estoy a su favor;

y al de las mareas,

los océanos,

los árboles,

el sol,

las tormentas eléctricas.

Este poema titulado La orquídea y la rozadura es un poema escrito por Irene X,  una periodista y escritora nacida en 1990 en Zaragoza. En 2013 publicó El sexo de la risa y desde entonces lleva libro por año. Su poemario La chica no olvida, en el que hemos encontrado este poema, es su trabajo más reciente, con el que ganó el Premio Espasa de Poesía 2018.

Goizalde Landabaso

El poema. Josu Goikoetxea, vasco

Nola? Galdetu didazu.

Nola?

Eta haizeak ilea astindu dizu

galsoro ihartuari bezala.

Hogeita hamar urte dira lur hauek

poza eta

laborria urtzen zituen

aho gustu harekin

utzi genituenetik.

Nola? Oihukatu didazu.

Muinoaren gainean gaude,

gure aita-amena zen

etxaldeari so.

Beste batzuenak dira orain hango

otorduak, lorratzak,

hango piztien usaina,

artilezko jertseak,

askak,

tanga esne gordinez beteak,

gurutzeak,

lotsa

eta goizeko leia.

Nola? Erantzuna erregutu didazu.

Arreba, entzun:

kalkula ditzagun indarrak,

oreka dezagun begirada

eta orratz ditzagun ileak

bata bestearen ttuaz.

ilunabarra da, ordu aproposa.

Etorri, arreba, heldu sendo,

goazen galdu genuen hura

berreskuratzera.

Hauxe da Josu Goikoetxearen Muino izeneko poema, Elkar argitaletxearen eskutik kaleratu berri duen Zer luzea negu hau liburutik ateratakoa. Josu Goikoetxea Gernikan jaio zen 1974an. Bertso gai jartzaile moduan jardun du urte luzeetan eta gaur egun argitaletxe batean egiten du lan editore bezela. 90. hamarkadan Lubaki Banda literarioko kide izan zen: Harkaitz Cano, Xabier Gantzarain, Asier Serrano, Lierni Ibargutxi edo Mikel Reparazekin batera. Hauxe da bere lehenengo poema liburua.

Goizalde Landabaso

El poema. Paal Brekke, noruego

El hombre que asesinó el martes
¿era el asesino del lunes?
Y si se despierta el miércoles frente a una ventana gris
y la niebla vagando solitaria a través de él
quién es ahora…
¿el hombre de ayer?
¿cuándo la piedra levantó su mano para golpear
o el que era anteayer
quién …?
¿cuándo fue anteayer?
¿Recuerda él la luz de la lámpara del piano
y las manos sobre las teclas?
Sí, Hãndel.
Y una pesada piedra gris, crujiente,
mira fijamente hacia adentro
donde viejos puntos de referencia se disuelven en la niebla;
modifican su forma y cambian de sitio.
Y él mira esas manos
¿de quién son?
Una piedra que ellas lanzan a un malecón
o Hãndel, Hãndel
que se ha levantado del piano
sin mirarlo a él
deja que la puerta vuelva a cerrarse
Y sólo quedan las manos
usadas prestadas.
Como perros callejeros están
por ahí aullando en un páramo desierto
hacia el jueves viernes

Este poema lo escribió Paal Brekke, un poeta noruego nacido en 1923. Junto a su familia tuvo que refugiarse en Suecia, aunque solo años después volvió a Noruega.  Fue el poeta que modernizó la poesía noruega. Falleció en Oslo 70 años después de nacer.

Goizalde Landabaso

El poema. Verónica Pérez Arango, argentina

Preparo café para no dormir

otra vez.

Las manos tibias rodeando la noche

en porcelana,

y el reloj de pared,  indiferente

a su movimiento perpetuo.

Las risas, las voces,

a un volumen exagerado.

Mis hijos resuenan en otro barrio que conozco.

Como si los viera a través de una bola

de cristal un poco opaca y antigua.

Las veinte cuadras que me separan

son un viaje de larga distancia

cada vez que intento

un llamado por teléfono.

“Te extraño y espero que sueñes

cosas hermosas esta noche.”

Lo que pueda decirles es mínimo

no alcanza nunca

para llegar a tocar

las fibras tiernas de sus cuerpos.

Hoy no soy responsable del cuidado, lo aparto

atolondrada como una tarea

que no comprendo del todo.

Hoy no soy responsable

de lo que pueda pasarles.

Hoy de nuevo no dormir

y mirar la noche.

La escritora de este poema es Verónica Pérez Arango, una escritora argentina nacida en Buenos Aires en 1976. Es profesora de letras en la Universidad de Buenos Aires. En 2002 publicó La plaqueta, la desdentada, y desde entonces ha publicado varios poemarios. También es coordinadora del ciclo de poesía El Bosque Sutil, y imparte docencia en talleres literarios.

Goizalde Landabaso

El poema. Juanjo Olasagarre, vasco

Beharbada norbaitek jasoko zaitu, baina,

oraingoz,

hor zaude hosto lehor,

hauts eta lahar artean, eguzkitan.

Zu ez zara,

harri,

zu egon hor zaude,

haizekirri batek zure inguruan

belarra mugitzen duen bitartean.

Eskua etorri eta bilduko zaitu

kainuaren azpian garbitu eta

apalategian paratuko zaitu.

Eder zarelako nahiz edertasuna

ez izan zure baitan, eskuan baizik.

Poetek kantatuko zaituzte, harri!

Zu izan ez zara,

zu,

egon baitzaude.

Zure izan eza,

zure gauzatasuna,

Nik, aldiz, ez ditut batere inbidiarik,

lanean bezala aritzen naiz bizigintzan

onik irtengo ez dudala jakinik.

Hauxe da Juanjo Olasagarreren poema, bere azken liburuan azaldutakoa. Pamiela argitaletxearekin kaleratu du Ia hemen lana, eta honekin Xabier Lete 4. Poesia Saria irabazi zuen. 1963an Arbizun jaiotako idazleak, baina, bizitza literario oparoa du: eleberri eta poesia artean ibili da jauzika. Bere lanik ezagunenak: Ezinezko maletak, Gaupasak edo Bizi puskak.

Goizalde Landabaso

El poema. Daisy Zamora, nicaragüense

Cuando las veo pasar alguna vez me digo: qué sentirán

ellas, las que decidieron ser perfectas conservar a toda costa

sus matrimonios no importa cómo les haya resultado el marido

(parrandero mujeriego jugador pendenciero

gritón violento penqueador lunático raro algo anormal

neurótico temático de plano insoportable

dundeco mortalmente aburrido bruto insensible desaseado

ególatra ambicioso desleal politiquero ladrón traidor mentiroso

violador de las hijas verdugo de los hijos emperador de la casa

tirano en todas partes) pero ellas se aguantaron

y sólo Dios que está allá arriba sabe lo que sufrieron.

Cuando las veo pasar tan dignas y envejecidas,

los hijos las hijas ya se han ido en la casa sólo ellas han quedado

con ese hombre que alguna vez quisieron (tal vez ya se calmó

no bebe apenas habla se mantiene sentado frente al televisor

anda en chancletas bosteza se duerme ronca se levanta temprano

está achacoso cegato inofensivo casi niño) me pregunto:

¿Se atreverán a imaginarse viudas, a soñar alguna noche

que son libres

y que vuelven por fin sin culpas a la vida?

Este es un poema de la nicaraguense Daisy Zamora, nacida en 1950 en Managua. Es escritora, ex guerrillera, catedrática de la Escuela de Arte y de la Escuela de Periodismo. También es psicóloga. En 1967 publicó sus primeros poemas. Fue responsable en la clandestinidad de Radio Sandino y fue viceministra de cultura, trabajando con Ernesto Cardenal. Ha publicado varios libros de poesía y en 1992 publicó una antología de la poesía femenina de Nicaragua muy interesante. Lleva ya unos años viviendo en San Francisco, Estados Unidos.

Goizalde Landabaso

El poema. Jose Luis Otamendi, vasco

Gaur euri txika egingo duela

esan zuten atzo.

Hala ere balizko aukeren tankera hartu nahi diot egunari,

zer dakarren baieztatu neure begiz

azken orduko iragarpenak entzun aurretik.

Gaur bero zakarra egingo du, istripua egingo du,

ahazmena egingo du, eta gose-lanbroa egingo du.

Gaur, isiltasun lapatxa egingo du,

samin bisutsa eta maitasun jasak egingo ditu.

Gaur arropa maiztua egingo du.

Gaur kontratu eteteak eta arbuioa egingo ditu.

Gaur errepide luzeak balak eta debekuak egingo ditu.

Gaur hotz hezea egingo du,

bota-ahalean egunkari malutak eta

izerdi palastak egingo ditu. Beldurra egingo du.

Gaur jendea zarra-zarra egingo du,

eta lehiotik ikusten dudanez:

euria ere air du.

 

Hauxe da Jose Luis Otamendik idatzitako poema. Euria izena eman zion eta bere azken poema liburuan aurki genezake, Kapital Publikoa. Jose Luis Otamendi bizirik dugun poeta interesgarrienetakoa da. Liburu sorta ederra ditu, tartean, Lur bat zure minari edo Bakarrik bahago neguan.

Goizalde Landabaso

El poema. Rupi Kaur, canadiense

¿pensabas que yo era una ciudad

lo bastante grande para fugarte un fin de semana?

soy el pueblo que la rodea

aquél del que nunca has escuchado

pero por el cual siempre viajas

aquí no hay luces de neón

ni rascacielos ni estatuas

pero hay un trueno

que hace temblar  los puentes

no soy carne callejera soy jalea hecha en casa

tan espesa como para cortar lo más dulce que tus labios hayan tocado

no soy sirenas policiacas soy el crujir de una chimenea

yo podría incendiarte y tú no podrías arrancar los ojos de mí

porque me vería tan hermosa que te sonrojarías

no soy una habitación de hotel soy un hogar

no soy el whiskey que quieres

sino el agua que necesitas

no vengas con expectativas

no intentes hacer vacaciones en mí

La autora de este poema se llama Rupi Kaur. Es una escritora de origen indio, nacida en Panyab en 1992, pero que ha crecido en Toronto, en Canadá. Tiene dos libros de poemas publicados, el primero Honey and milk fue un éxito absoluto, tanto que vendió cuatro millones y medio de ejemplares en el mundo.  El segundo llega con ese aura de éxito, se titula, The sun and her flowers. Son poemas narrativos, muy directos, muy crudos, que cuentan su historia, la historia de las mujeres de su familia, la historia de las mujeres de la India y el choque cultural con el que se encuentran cuando emigran a otros países.

Goizalde Landabaso