Archivo de la categoría: euskadi

Viajando al Nueva Orleans del Katrina con Dolores Redondo

La escritora guipuzcoana Dolores Redondo (Donostia, 1969) acaba de publicar en la editorial Destino la novela La cara norte del coraz√≥n. Redondo estudi√≥ derecho y restauraci√≥n gastron√≥mica y se dedic√≥ a distintos negocios, pero nunca olvid√≥ su pasi√≥n por la literatura. Escribi√≥ en sus comienzos muchos relatos cortos y cuentos infantiles e incluso una novela de corte autobiogr√°fico titulada Los privilegios del √°ngel. Pero todo cambi√≥ para ella cuando apareci√≥ hace seis a√Īos El guardi√°n invisible la primera novela de la Trilog√≠a del Bazt√°n en la que nos descubr√≠a a la inspectora Amaia Salazar y su tortuoso pasado. Y entonces fue la locura. Luego la locura se multiplic√≥ cuando gan√≥ el Planeta con Todo esto te dar√©. Dolores vuelve ahora a las librer√≠as, tres a√Īos despu√©s de ese premio, con una novela en la que recupera el pasado de Amaia Salazar. En La cara norte del coraz√≥n nos presenta a una joven y brillante subinspectora Salazar que antes de los sucesos del Bazt√°n, en agosto de 2005, se encuentra en Estados Unidos haciendo un curso en la Academia del FBI en Quantico, donde conoce al agente Aloisius Dupree y se enfrentar√° a un asesino en serie terror√≠fico que mata familias completas. Todo con el paisaje de fondo de Nueva Orleans y el hurac√°n Katrina. Con la autora hemos charlado. Pincha y disfruta.

El comictario. Las adicciones de Busquet, Colombo y Landa

Mentira, robo, juego, sexo, trabajo y teléfono móvil. No es una lista de palabras clave, sino el resumen de las seis adicciones que sufren otras tantas personas protagonistas del cómic que hoy nos ocupa. Como es lógico, se titula Adicción, y es un notable trabajo en equipo a cargo del guionista Josep Busquet, el dibujante Pedro J. Colombo y la colorista Aintzane Landa. Un proyecto publicado originalmente en Francia y que aborda el incómodo tema de esos comportamientos incontrolables que alteran vidas e, incluso, llegan a arruinarlas. No importa si la adicción es leve. Siempre está ahí, dispuesta a manifestarse, y la lucha para contenerla puede suponer un auténtico suplicio.

Las noventa p√°ginas de este c√≥mic recogen seis historias entrecruzadas, seis personas con vidas y trabajos diferentes pero con una cosa en com√ļn: cada una de ellas tiene una adicci√≥n. Desde el trabajo absorbente, que te hace olvidar incluso a tu familia, hasta la mentira compulsiva que convierte tu existencia en una gran farsa. Asistimos con angustia a la progresiva ca√≠da al abismo de una adicta al juego, y al sufrimiento de una mujer incapaz de controlar su cleptoman√≠a y que siempre roba algo, est√© donde est√©. Y llegamos incluso a esbozar alguna sonrisa con las peripecias de la chica que tiene adicci√≥n al sexo y las del joven que est√° siempre colgado de su smartphone, grabando im√°genes y subi√©ndolas a las redes sociales. Seis personas del mont√≥n, con las que podemos cruzarnos cada d√≠a y de las que nunca sospechar√≠amos nada. Y menos, por supuesto, imaginar√≠amos que alguna de ellas est√° padeciendo un aut√©ntico infierno, algo que con frecuencia va ligado a las adicciones.

Porque en este espinoso tema hasta el m√°s derrotado tiende a decir eso de “tranquilo, yo esto lo controlo“. Lo habremos escuchado en multitud de ocasiones pero, ya se sabe, una mentira no se convierte en verdad por repetirla mil veces. Estamos ante una lectura que es un laberinto emocional, inquietante porque nos vemos reflejados en las debilidades humanas, y que muestra con crudeza las consecuencias de las adicciones. El guionista Josep Busquet elabora una intrincada historia con seis acciones paralelas, el dibujante Pedro J.Colombo hace un eficaz trabajo para convertirla en im√°genes y el toque definitivo lo aporta la colorista vasca Aintzane Landa, con una trayectoria consolidada y que dota a cada vi√Īeta del tono m√°s adecuado al personaje y al momento. Adicci√≥n, un c√≥mic m√°s que recomendable publicado por Grafito Editorial. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

La √ļltima entrega de novedades de octubre de 2019

COLIN THUBRON

Noche de fuego     (ACANTILADO)  379 páginas

Colin Thubron (Londres, 1939) es un magn√≠fico escritor de literatura de viajes. Algunos de sus libros son considerados cl√°sicos del g√©nero, como Entre rusos, En Siberia, La sombra de la ruta de la seda y Hacia una monta√Īa en el T√≠bet. Casi todos estos libros se han publicado entre nosotros, algo que no ha sucedido con sus novelas que tienen tambi√©n fama en el mundo anglosaj√≥n. Quiz√°s Noche de fuego ayude a rellenar ese agujero. En esta novela sabemos desde el principio lo que les va a suceder a sus siete protagonistas, inquilinos de un edificio de apartamentos que van a morir en un incendio desatado por un cortocircuito. Ellos son el casero, un pastor anglicano, un neurocirujano, una entom√≥loga, un fot√≥grafo, un nost√°lgico de la infancia y un viajero. En sus √ļltimos momentos y sabiendo que van a morir cada uno de ellos rememorar√° episodios significativos de sus vidas. Siete formas de ver el mundo. L√≠rica y hermosa.

GEOVANI MARTINS

El sol en la cabeza     (ALFAGUARA)  115 páginas

Geovani Martins (R√≠o de Janeiro, 1991) ha aparecido en la literatura brasile√Īa como un hurac√°n. Criado en una de las mayores y m√°s duras favelas de R√≠o, Rocinha, ha realizado todo tipo de trabajos: de hombre-anuncio y como camarero en cafeter√≠as, restaurantes infantiles y bares de playa. Pero su talento narrativo le llev√≥ a destacar pronto en los talleres literarios y a ver c√≥mo publicaban sus cuentos en revistas. El sol en la cabeza, su primer libro, es precisamente una recopilaci√≥n de sus cuentos. Trece cuentos hilvanados por la realidad (la vida en las favelas, el consumo de drogas, la represi√≥n policial) y su maestr√≠a en el uso del lenguaje, un lenguaje espont√°neo, crudo, colorido y vivaz. Hay en estas historias adem√°s suspense, amores adolescentes, amigos que deambulan por playas y calles y una necesidad de libertad desbordante.

CHRISTIAN GUAY-POLIQUIN

El peso de la nieve     (SEIX BARRAL)  295 páginas

Con El peso de la nieve, su segunda novela publicada, el quebequ√©s Christian Guay-Poliquin (Saint-Armand, 1982) se ha convertido en una de las estrellas de la literatura canadiense escrita en franc√©s. Ha obtenido premios relevantes en Canad√°, Francia e incluso Espa√Īa. Es una extra√Īa novela con aires a historia de Hitchcock, pero con mucha nieve que se va acumulando en capas. El protagonista es un joven que tras sobrevivir a un accidente de coche y quedarse atrapado en un pueblo sin suministro el√©ctrico, es medio adoptado por el viejo Matthias, que acepta hacerse cargo de su recuperaci√≥n a cambio de madera, v√≠veres y, sobre todo, una plaza en el convoy que saldr√° de la ciudad en primavera. Prisioneros del invierno, entre los dos protagonistas nacer√° una compleja relaci√≥n surgida de la necesidad, de la supervivencia. Adictiva.

BEGO√ĎA ELORRIETA

Fuego amigo     (TXERTOA)  261 páginas

Curtida en el relato corto y ganadora de diferentes cert√°menes de cuentos, la ingeniera inform√°tica Bego√Īa Elorrieta (Bilbao, 1959) lleva un a√Īo para enmarcar. Ha publicado el libro ilustrado Gigantes/Erraldoiak/Giants y su primera novela, Fuego amigo. En √©sta nos traslada hasta la Nochebuena de 1937. El joven Santos Lastagarai regresa a casa de la guerra por segunda vez. Luch√≥ en el Ej√©rcito Vasco donde conoci√≥ los horrores de Leguatiano, Gernika, Saibigain y Sollube y, despu√©s, y contra su voluntad, en las tropas de los sublevados. Tras escapar de la batalla de Teruel, llega a Lastasaku, el caser√≠o familiar, donde sobreviven como pueden su hermana Eufemi y su padre en un Bermeo tomado por las tropas franquistas. Eufemi, joven depositaria de la tradici√≥n de las mujeres de la casa, ser√° la √ļnica que podr√° ayudar a Santos en este momento tan decisivo. La memoria, Watson, la memoria.

LUNA MIGUEL

El coloquio de las perras¬†¬†¬† (CAPIT√ĀN SWING)¬† 165 p√°ginas

Luna Miguel (Alcal√° de Henares, 1990) es una magn√≠fica poeta, narradora, traductora, ensayista y editora (responsable del sello Caballo de Troya junto a Antonio J. Rodr√≠guez. Como poeta ha publicado libros tan excelentes como Poetry is not dead, La tumba del marinero y El arrecife de las sirenas; como novelista, El funeral de Lolita; y como ensayista El dedo. Breves apuntes sobre la masturbaci√≥n femenina y ahora El coloquio de las perras. En este volumen analiza el c√≥mo y el por qu√© las mujeres quedaron fuera del boom de la literatura latinoamericana. Fue, como se√Īala la escritora chilena Alejandra Costamagna, una decisi√≥n deliberada y ‚Äútotalmente machista‚ÄĚ. Eso hace que como lectores tengamos una laguna incre√≠ble sobre lo que se ha escrito en castellano en Am√©rica durante el siglo XX. Este libro se convierte en un homenaje a todas esas escritoras que merecen ser le√≠das como Elena Garro, Gabriela Mistral o Alejandra Pizarnik, las m√°s conocidas, y Alcira Soust Scaffo, Agustina Gonz√°lez L√≥pez o Maria Emilia Cornejo. Un trabajo clarificador.

Unai Elorriaga y su b√ļsqueda centroeuropea

Fue en 2014 cuando Unai Elorriaga public√≥ Iazko hezurrak, y ya ten√≠amos ganas de volver a disfrutar de su literatura, as√≠ que la aparici√≥n de Iturria nos ha alegrado, y mucho. Es un poco dif√≠cil definir este nuevo trabajo del algortarra, pero podr√≠amos decir que estamos ante una novela llena de cuentos. Ahora me explico: el protagonista de esta historia es Soro Barturen, un hombre de 79 a√Īos, que aunque no parece enfermo, va a morir pronto.¬† Barturen tiene mucho dinero en el bolsillo ‚Äďfue un ingeniero brillante- y mucho tiempo libre, y en esas circunstancias decide buscar a Pedro Iturria, quien fuera compa√Īero suyo de estudios en Inglaterra y a quien hace cincuenta a√Īos que no ve, pero encontrarle no va a ser cosa f√°cil.

Barturen sigue la pista de Iturria porque su antiguo amigo publica regularmente cuentos en distintas revistas europeas. Su hija, la de Barturen, localiza esas revistas y tambi√©n las distintas direcciones en las que reside, pero cuando llegan, ya se ha ido. En esa aventura le acompa√Īa un amigo de la infancia, de su misma edad, Erroman, que es el narrador de la historia, un narrador testigo de lo que acontece. Por tanto, en la novela nos encontramos el relato de lo que cuenta Erroman y, en cap√≠tulos alternos, los cuentos de Iturria.¬†La b√ļsqueda, que, en su √ļltimo tramo, el aqu√≠ relatado, les lleva por Checoslovaquia, Dinamarca, Polonia y Rusia, es obstinada y el propio Erroman se dice a veces que no sabe qu√© hace dando vueltas por Europa detr√°s de un tipo que no conoce, pero pronto se dice que Barturen tiene dinero y que conf√≠a en √©l. ‚ÄúZer da kordea gure edadean?‚ÄĚ, concluye.¬†Por otro lado, tampoco se explica qu√© es lo que empuja en esa b√ļsqueda a su amigo, quiz√° reencontrarse con el joven que fue, aunque sospecha que algo m√°s habr√° detr√°s de todo eso.

Pero volvamos a los cuentos. Localizan las revistas y buscan a traductores para, finalmente, poder leerlos en euskera. Barturen es un carlista convencido y cree que si los leen en castellano de nada habrán servido las guerras libradas. Una vez leídos organizan encuentros con expertos o con los propios traductores para analizar los relatos. Personalmente, esas conversaciones me han divertido mucho porque me parece que parodian la crítica literaria. Le dan mil vueltas a los elementos de los relatos y, a veces, da la sensación de que Barturen quiere explicar lo inexplicable. En sus enérgicos interrogatorios a los críticos que reclutan previo generosísimos pagos, se cuestiona la vigencia, profundidad y originalidad de los relatos, lo cual resulta también bastante gracioso.

En esos relatos, diferentes entre s√≠, por lo dem√°s, asoman caracter√≠sticas de la obra de¬† Elorriaga: son sugerentes, algo enigm√°ticos, y rozan lo fant√°stico. Hablan de casas habitadas por monstruos y broches malditos; de la obsesi√≥n de un hombre por situarse, en la calle, sobre la hierba, frente a la casa de su √ļnica t√≠a a√ļn viva; nos presenta ‚Äďen algo me ha recordado a Faulkner, autor admirado por Elorriaga– a una pareja que traslada en un coche f√ļnebre un ata√ļd lleno de abejas; o a una anciana con Alzheimer que recuerda la desaparici√≥n de su padre; o a un hombre que se niega, en circunstancias on√≠ricas, digamos, a abandonar su puesto de caza.

Hay que nombrar, siquiera de forma breve, a Eszter, una traductora argentina hija de b√ļlgaros, que les acompa√Īa a trav√©s de varios pa√≠ses; una joven que resulta especialmente agradable a Barturen, un √°vido lector, por cierto. Como dec√≠amos al principio, va a morir, pero rebosa energ√≠a y, es adem√°s un personaje de rasgos estrafalarios, que se coloca de marihuana, se desnuda en un aeropuerto o mete fuego a las s√°banas en un hotel. La pareja Barturen-Erroman, en sus aventuras por Europa, me han recordado un poco a Don Quijote y Sancho Panza.

De las tres partes cl√°sicas en las que se dividen las novelas ‚Äďplanteamiento, nudo y desenlace- yo dir√≠a que es al planteamiento al que saca chispas, a esos dos ancianos quijotescos recorriendo Europa, persiguiendo tambi√©n molinos (o fantasmas), envueltos en situaciones surrealistas. Entretenidos en esas peripecias alcanzaremos un desenlace con sorpresa incluida, que explica todo lo le√≠do anteriormente. Iturria es un homenaje a la literatura, poco solemne, eso s√≠, como deben ser los homenajes, y a la amistad. Os lo recomiendo.

Txani Rodríguez

El poema. I√Īigo Astiz, vasco

Bada Argentinako torturatzaile ezagun bat

Eta bada hemen torturatu ezezagun sorta bat

Guztiak abizen berarekin sinatzen dutenak.

Motza eta polita, gure aita zenaren hitzetan,

Eta gero bi kolpetan ahoskatzen zuen, irmo,

Esateko modu hori beste azalpenik eman gabe.

Ez dakit zer unetan bereizten diren hala

Enbor genealogiko bakarreko adaxkak

Haize sasoietan elkar kolpatzera heltzeko,

Baina akaso halatsu dira gauzak gizaldi guztietan

Kain eta Abelen sasoietatik hasita honaino.

Gutxitan hautatzen du norberak bere leinua.

Toponimo baten lainotan galtzen da sorburua

Eta han arbaso urrun batzuek nekazari eskuz

Lotzen dituzte elkarrekin izuaren bi muturrak,

Inori ukatu gabe gau bateko platera eta ohantzea.

Gure abizena izena eman dio I√Īigo Astizek bere poema honi. Kazetari eta idazle, Susa argitaletxearekin kaleratu berri du Analfabetoa, bere bigarren poema liburua. Ironia handia dago poemotan, bizitza begiratzeko modu kritikoa, kazetariaren zorroztasuna eta poetaren lirismoa. Liburu ederra da, gabeziak eta hutsuneak kontatzen dituena, eta amaieran poema luze eta profetikoa, Anari kantariaren abesti bat izan zitekeena. Tristea, umoretsua, kritikoa eta indartsua da I√Īigo Astizek idatzitako azken poema liburua.

Goizalde Landabaso

Matando gente a raudales, ¬Ņeh?, se√Īor Arzalluz

El donostiarra Kerman Arzalluz lleva la literatura en la sangre. Aunque estudi√≥ Periodismo y se especializ√≥ en Relaciones Internacionales, y aunque lleva veinte a√Īos trabajando en una notar√≠a, esa pasi√≥n literaria nunca le ha abandonado y le llev√≥ a colaborar en la desaparecida revista digital de literatura y arte contempor√°neo Luke durante casi una d√©cada y a impartir talleres literarios en la UNED. Era cuesti√≥n de tiempo que esa pasi√≥n se plasmara en libros. Hace ahora casi dos a√Īos public√≥ en la editorial Arte Activos Ediciones de Gasteiz su primer libro La lluvia horizontal, como se√Īala en el pr√≥logo el escritor Iban Zaldua, ‚Äúuna recopilaci√≥n de relatos que son cada uno una novela en miniatura. Unos lo hacen desde una perspectiva m√°s o menos fant√°stica, otros desde la traici√≥n a las convenciones de lo fant√°stico‚ÄĚ, y ahora aparece el segundo que es otra recopilaci√≥n de cuentos, de microrelatos, marcados por los macabro, la cr√≠tica social, la sorpresa y el cachondeo, s√≠, un inmenso cachondeo. El libro se titula Cr√≠menes ideales, en clara referencia al Cr√≠menes ejemplares de Max Aub, y lo ha publicado la editorial c√°ntabra El Desvelo.

En tan solo 87 p√°ginas el autor hace un recorrido por todas las formas de matar habidas y por haber, incluso por aquellas que acontecen por casualidad. Tambi√©n nos encontraremos con todo tipo de tipos y con todo tipo de situaciones, de ‚Äúsusedidos varios‚ÄĚ, que dir√≠a aquel. Adem√°s tendremos, para nuestro deleite y mala conciencia, un amplio abanico de justificaciones de las muertes, de los asesinatos. El autor as√≠ mismo imagina todos los estilos posibles para narrar un hecho, desde la grandilocuencia decimon√≥nica hasta el existencialismo m√°s cursi. Arzalluz juega con la l√≥gica, ‚ÄúLa ahogu√©, la mar de bien‚ÄĚ; con la dial√©ctica: ‚ÄúYo tengo la raz√≥n. Yo tengo el bate de beisbol‚ÄĚ; con la geograf√≠a: ‚ÄúYo es que soy oriundo de Matanzas‚ÄĚ; con lo pol√≠ticamente incorrecto: ‚ÄúLa mat√© por machista‚ÄĚ; con la filosof√≠a: ‚ÄúNo supliques, no es para tanto, la vida est√° sobrevalorada‚ÄĚ; con el hartazgo: ‚ÄúLe puse Telecinco‚ÄĚ; con la justicia: ‚ÄúLe puse reggaet√≥n‚ÄĚ.

Nos hemos re√≠do mucho con esta peque√Īa gran joya de Kerman Arzalluz, pero tambi√©n se nos ha helado algunas veces la carcajada. Porque nos hemos dado cuenta de que nuestra diversi√≥n en algunos momentos ha llegado desde la incorrecci√≥n, otras desde la sinton√≠a con el asesino, e incluso con el regocijo por la matanza. En el fondo Arzalluz nos pone frente a nuestras contradicciones de buenos burgueses con mucha iron√≠a y recochineo. Nos pide nuestra complicidad y nosotros se la ofrecemos totalmente rendidos. Estupendo libro.

Enrique Martín

Angel Erro, la vida, la literatura y algunas cosas m√°s

El poeta navarro Angel Erro (Burlada, 1978) ha publicado en la editorial Elkar Lerro Etena, una selecci√≥n de sus diarios escritos entre 2004 y 2018. Erro es licenciado en Derecho y en Filolog√≠a Vasca, y hab√≠a publicado anteriormente los poemarios Eta Harkadian ni y Gorputzeko humoreak; tambi√©n trabaja como columnista y traductor. Durante catorce a√Īos, a ratitos, Angel Erro ha ido tomando peque√Īos apuntes sobre distintos asuntos; esas anotaciones eran para √©l, privadas, pero hace poco decidi√≥ recopilar ¬†los textos de esos cuadernos y conformar un dietario que es el que se ha publicado ahora. Sin seguir un orden cronol√≥gico, este poeta navarro habla sobre ¬†la p√©rdida de la madre (a quien Erro ha dedicado anteriormente poemas verdaderamente hermosos), la enfermedad, la sexualidad, su vida en Madrid, su labor creativa, su participaci√≥n en el mundillo cultural (presentaciones de libros, jurados, jornadas, recitales, colaboraciones literarias‚Ķ), lecturas, viajes y algunas confesiones relacionadas con los grandes temas de la vida, pero tambi√©n con temas menores. Pincha y disfruta de la charla.

La tercera entrega de las novedades de octubre de 2019

MARIO VARGAS LLOSA

Tiempos recios    (ALFAGUARA)  353 páginas

El escritor hispano-peruano Vargas Llosa (Arequipa, 1936), el autor de libros tan importantes como La ciudad y los perros, Conversaci√≥n en la Catedral, Pantale√≥n y las visitadoras, La t√≠a Julia y el escribidor √≥ La Fiesta del Chivo, ha vuelto a escribir una novela de esas que nos descolocan, para bien, porque no atisbamos en ella al ultraconservador que aparece en sus art√≠culos y sus entrevistas, sino al liberal progresista que emana de sus escritos. En Tiempos recios nos traslada a la Guatemala de 1954 cuando la CIA auspici√≥ un golpe de estado contra el presidente del pa√≠s Jacobo √Ārbenz leg√≠timamente elegido en las urnas. Lo m√°s incre√≠ble del caso es que este golpe de estado lo impuls√≥ la multinacional estadounidense de los zumos, la United Fruit, porque √Ārbenz quiso que pagara impuestos, cosa que no hac√≠a. Este golpe de estado impuls√≥ todo los movimientos revolucionarios en Latinoam√©rica. De obligada lectura.

KATIXA AGIRRE

Las madres no ¬†¬† (TR√ĀNSITO)¬† 208 p√°ginas

La escritora alavesa Katixa Agirre (Gasteiz, 1981) public√≥ el a√Īo pasado en la editorial Elkar la novela Amek ez dute, que se ha convertido que se ha convertido con el paso del tiempo en una novela referencial. Agirre hab√≠a publicado con anterioridad los libros de cuentos Sua falta zaigu y Habitat y la novela Atertu Itxaron, adem√°s de varios cuentos infantiles. En Amek ez dute, que ahora publica en castellano la editorial Tr√°nsito con el t√≠tulo de Las madres no, la autora se interroga sobre c√≥mo puede ser una madre capaz de asesinar a sus hijos, y reflexiona sobre lo complicado que resulta ser madre y escribir. La maternidad, el papel de la mujer, la resistencia a que el papel de madre anule la persona y el mundo de la literatura confluyen en un libro con toques de novela negra, cr√≥nica judicial y ensayo, y con unas gotas de iron√≠a, o de auto-iron√≠a, muy bien suministradas. Una oportunidad para acercarse a un libro diferente.

JORGE COMENSAL

Las mutaciones     (SEIX BARRAL)  239 páginas

Con esta novela debut√≥ en la narrativa hace tres a√Īos Jorge Comensal (M√©xico, 1987), un licenciado en letras hisp√°nicas y filosof√≠a de la ciencia que edita la Revista de la Universidad de M√©xico. Las mutaciones es una novela inteligente y divertida, una tragicomedia familiar. Todo comienza cuando Ram√≥n, un abogado de √©xito y padre de entregado, pierde la facultad de hablar tras una rara enfermedad. A partir de entonces se enfrentar√° al mundo en silencio: a las terribles broncas con su mujer, Carmela, y a los excesos de sus hijos Paulina, que lucha contra la obesidad, y Mateo, un onanista de manual. Para intentar encontrar el equilibrio interior Ram√≥n comenzar√° a pasar terapia con Teresa, una psicoanalista que cultiva marihuana en su √°tico. Y entonces llega a la familia un nuevo miembro, Benito, un loro con el que Ram√≥n comenzar√° a comunicarse mejor que con su familia. Un estupendo y alabado debut.

KAMERON HURLEY

La brigada de la luz      (ALIANZA)  358 páginas

La escritora estadounidense Kameron Hurley (Battle Ground, 1980) a pesar de su juventud ha ganado algunos de los premios m√°s importantes de la ciencia-ficci√≥n y ha sido finalista en otros. Gan√≥ dos premios Hugo por su trabajo como aficionada y ha sido finalista del Nebula, Locus y Arthur C. Clarke. Curtida en el relato corto y en dos series de novelas de space opera y fantas√≠a √©pica (la de Bel Dame Apocrypha y Worldbreaker), que no se han publicado entre nosotros, comenzamos a conocerla cuando hace dos a√Īos se tradujo al castellano su novela Las estrellas son legi√≥n y el a√Īo pasado la colecci√≥n de art√≠culos La revoluci√≥n feminista geek. Ahora se publica su √ļltima novela La brigada de la luz que es una mezcla de Tropas del espacio de Heinlein y Podemos recordarlo todo para usted (Desaf√≠o total en el cine) de Philip K. Dick. Un soldado de las corporaciones que lucha en Marte contra los malvados rebeldes no recuerda de los combates lo mismo que recuerdan sus compa√Īeros. Sugerente.

MART√ćN CAPARR√ďS

Ahorita. Apuntes sobre el fin de la Era del Fuego      (ANAGRAMA)  125 páginas

El argentino Mart√≠n Caparr√≥s (Buenos Aires, 1957) poco a poco est√° consiguiendo romper la barrera que imped√≠a que los lectores de este lado del Atl√°ntico pudi√©ramos disfrutar con sus libros. Caparr√≥s es un periodista que ha vivido en Par√≠s, Madrid y Nueva York, que ha dirigido revistas de libros y de cocina y ha recibido todo tipo de premios. Entre sus grandes obras destacan las novelas Los Living y A quien corresponda y la impresionante y voluminosa El Hambre, donde hac√≠a una radiograf√≠a espectacular sobre un mundo en el que conviven los avances cient√≠ficos m√°s relevantes con las hambrunas m√°s intolerables. Ahora se publica este op√ļsculo, Ahorita, en el que el autor mira a su alrededor y cuenta lo que ve, y nos habla del trabajo, del ocio, del sue√Īo, de los sue√Īos, del turismo, de los inventos m√°s extra√Īos (como el de ese inodoro inteligente), de la obesidad, del hambre, de los modos de mirar, de los negocios de la religi√≥n y el sexo, del tabaco, en fin, del capitalismo global. L√ļcido.

Marian Izaguirre y el amor interclasista

La carrera de la bilba√≠na Marian Izaguirre es extensa. Autora de novelas como la exitosa La vida cuando era nuestra, traducida a diez idiomas, y reconocida con premios como el Andaluc√≠a de Novela o el Ateneo-Ciudad de Valladolid, regresa ahora a las librer√≠as con Despu√©s de muchos inviernos. Esta novela arranca con una escena en la que una mujer es asesinada. En un principio, no sabremos qui√©nes son esos personajes que aparecen en escena, pero pronto las piezas ir√°n encajando. Sin embargo, a pesar de lo dicho, no estamos ante una novela de intriga porque el nervio del libro no se encuentra en esa subtrama, que, en todo caso, s√≠ a√Īade inter√©s.

La novela arranca realmente un par de p√°ginas despu√©s, en el muelle de Arriluce, en el a√Īo 1959, y nos muestra el momento en el que se conocen los protagonistas de la historia:¬†Mart√≠n y Henar. Mart√≠n es el hijo √ļnico de una familia de clase obrera, con aspiraciones de escritor, y Henar pertenece a la burgues√≠a de la Margen Derecha. Ella se acerca a Mart√≠n, que est√° pescando en el muelle, le pide un cigarro, Mart√≠n le ofrece un Celtas y aunque ella fuma Chester, lo acepta. Y ah√≠, mientras encienden esos pitillos, prende el argumento de la novela. Mart√≠n se enamora en ese instante: ‚Äú(‚Ķ.) aquella naturalidad con la que me hablaba, que parece acortar la distancia entre ella y yo, la misma que hab√≠a entre un paquete de Chester y uno de Celtas‚ÄĚ. Henar, por su parte, tambi√©n decide apostar por Mart√≠n. Para vivir ese amor, acabar√°n escapando a Madrid, y ah√≠ reaparece un potente personaje secundario: Cecilia, una voluptuosa actriz, t√≠a de Henar con la que vivir√°n durante un tiempo. Las aspiraciones de Mart√≠n de convertirse en un escritor se ven frustradas, aunque trabajar√° como editor; y Henar, que siempre ha estado interesada en la moda, algo que pod√≠a parecer una frivolidad, demuestra tener talento como dise√Īadora y acaba dise√Īando el vestuario de grandes producciones de Hollywood. Todo podr√≠a ir bien, pero los secretos y las traiciones entran en la pareja, y la relaci√≥n se da√Īa.

No es este el final de la novela, ni mucho menos, pasan muchas m√°s cosas e irrumpen personajes que tendr√°n mucho peso. Pero, y este es uno de los aspectos m√°s interesantes del libro, conoceremos distintas versiones de esa misma relaci√≥n, que liga, de alguna manera, con el crimen que aparece en las primeras p√°ginas. Hay que destacar por tanto la pericia t√©cnica de Izaguirre que es capaz de pasar de un narrador en primera persona a otra y de dar constantes saltos en el tiempo sin que los lectores se pierdan en ning√ļn momento.

En esta novela de personajes, la recreaci√≥n de los ambientes es tambi√©n plausible: aparece la Bizkaia de los a√Īos 60, aparece el Madrid de las corralas, el Madrid de los cen√°culos art√≠sticos y el Madrid de aquel Caf√© Gij√≥n, donde un joven Fernando Fern√°n G√≥mez organiz√≥ un c√©lebre certamen literario; del mismo modo, aparece la luz de Creta, y el brillo de Los √Āngeles. Despu√©s de muchos inviernos, que recuerda c√≥mo las mujeres siempre deb√≠an estar tuteladas por un hombre, es la historia de un amor, de lo que fue, y de lo que qued√≥, y, sobre todo, de c√≥mo, a pesar de todos los pesares, permanece en el interior de los protagonistas.

Txani Rodríguez

El poema. Idoia Carrami√Īana Miranda, vasca

Cu√°ntas veces nos habremos cruzado

T√ļ, ciego

Yo, con miedo?

Sin llegar a ver lo que estaba sucediendo,

Sin conocernos tan siquiera.

Sin quere saber

De la elegante oferta

Que nos preparaba el destino.

Proposición no solicitada,

Oferta de rebajas!

No ser√° eso competencia desleal?

Y es que cualquiera entiende hoy en día

Las técnicas del mercado!

Los corazones colgados

Derramando sangre a√ļn,

Es que acaso no saben

Que dejaron de palpitar?

Este poema titulado Corazones en venta ha sido escrito por Idoia Carrami√Īana Miranda, una escritora nacida en 1985 en Bilbao. Pinta, traduce y escribe. Acab√≥ estudiando filolog√≠a vasca desde sus poemas, por sus poemas, para sus poemas. Est√° trabajanco como investigadora en ling√ľ√≠stica vasca, y a veces hace traducciones, algo que le gusta mucho. La editorial Amargor acaba de publicar su primer libro, un poemario biling√ľe titulado Bi.

Goizalde Landabaso