Archivo de la categoría: euskadi

Gargantua y Marijaia viven nuevas aventuras

La historia del bondadoso gigante llegado de la Francia del siglo XVI de la mano de Rabelais y convertido en ciudadano ilustre de Bilbao, donde se celebran sus haza√Īas con una enorme figura de cart√≥n piedra que devora criaturas, y la de la popular mu√Īeca Marijaia, que acude cada agosto a azuzar las fiestas de la ciudad con sus brazos en alto y su eterna sonrisa son los protagonistas de estos √°lbumes con los que arranca la colecci√≥n IpuinaK, que coordinada por Montsi Petralanda y √Ālex Oviedo y editada por la Bizkaiko Foru Aldundia, quiere acercar a los lectores los motivos populares del folclore urbano, mostrando sus peculiaridades¬† y proezas fant√°sticas. Con el consentimiento de Rabelais y de Mari Puri Herrero y en edici√≥n triling√ľe, estos √°lbumes relatan renovadas historias de aquellos personajes populares que¬† han llegado a nuestro imaginario colectivo a¬† trav√©s de la fiesta y que desean perpetuarse como personajes de cuentos modernos.

Gargant√ļa es un gigante bueno que carga con la culpa de las atrocidades de Pantagruel, el verdadero devorador de ni√Īos. Sus brazos poderosos e infinitos cruzan la r√≠a de una ribera a otra sirviendo de puentes cuando estos no exist√≠an. Y tendr√° que enfrentarse Pantagruel y arrebatarle los ni√Īos y ni√Īas que ha apresado dispuesto¬† com√©rselos. Esa heroicidad, que lo reconcilia con la ciudad,¬† es el motivo de que a√Īos tras a√Īo se le invite a la fiesta. Desbordantes im√°genes saltan de unas p√°ginas a otras invitando al lector a brincar por sus brazos.

M√°s delicada y no menos enorme de tama√Īo, la mu√Īeca festiva, Marijaia, va surgiendo de un calculado proceso creativo que comienza en la elecci√≥n de sedas y de tules por las calles del Casco Viejo, el relleno de hierba tra√≠da desde el Gorbea, los colores con que se la acicala. Todo en secreto hasta que arranque la fiesta.

Son historias¬† que quieren tirar de los lectores hacia las viejas tradiciones folcl√≥ricas y volverlas actuales. De que sean cuentos modernos se han ocupado unas¬† autoras y autores j√≥venes a los que, cada a√Īos,¬† vendr√°n a sumarse otro nuevos que nos hablen, qui√©n sabe si de Mari de Anboto, los prakaorris o Basajaun, que aguardan agazapados en la misma memoria colectiva.

Seve Calleja

El poema. Juanjo Olasagarre, vasco

Beharbada norbaitek jasoko zaitu, baina,

oraingoz,

hor zaude hosto lehor,

hauts eta lahar artean, eguzkitan.

Zu ez zara,

harri,

zu egon hor zaude,

haizekirri batek zure inguruan

belarra mugitzen duen bitartean.

Eskua etorri eta bilduko zaitu

kainuaren azpian garbitu eta

apalategian paratuko zaitu.

Eder zarelako nahiz edertasuna

ez izan zure baitan, eskuan baizik.

Poetek kantatuko zaituzte, harri!

Zu izan ez zara,

zu,

egon baitzaude.

Zure izan eza,

zure gauzatasuna,

Nik, aldiz, ez ditut batere inbidiarik,

lanean bezala aritzen naiz bizigintzan

onik irtengo ez dudala jakinik.

Hauxe da Juanjo Olasagarreren poema, bere azken liburuan azaldutakoa. Pamiela argitaletxearekin kaleratu du Ia hemen lana, eta honekin Xabier Lete 4. Poesia Saria irabazi zuen. 1963an Arbizun jaiotako idazleak, baina, bizitza literario oparoa du: eleberri eta poesia artean ibili da jauzika. Bere lanik ezagunenak: Ezinezko maletak, Gaupasak edo Bizi puskak.

Goizalde Landabaso

Mikel Santiago, entre el thriller y el fant√°stico

El escritor vizca√≠no Mikel Santiago (Portugalete, 1975) acaba de publicar en el sello Ediciones B la novela La isla de las √ļltimas voces. El piano de su hermana, que siempre resonaba por la casa, despert√≥ en Santiago un apetito muy temprano por la m√ļsica. De sus primeras lecturas recuerda las obras de Sherlock Holmes, Los Cinco y Edgar Alan Poe. Ha vivido en Irlanda, de donde sac√≥ las ideas para escribir esta novela, y actualmente reside en Amsterdam, donde trabaja en el mundo del software. Cuando no est√° entre ordenadores, se dedica a escribir y a tocar la guitarra con su banda de blues-rock. Es autor de varias novelas repletas de cr√≠menes y suspense que le han dado una bien ganada popularidad: La √ļltima noche de Trevor Beach, El mal camino y El extra√Īo verano de Tom Harvey. La acci√≥n de La isla de las √ļltimas voces transcurre en una isla perdida en el Mar del Norte. El temporal se cierne sobre St. Kilda y casi todos han huido en el √ļltimo ferry. No quedan en la isla m√°s de cincuenta personas, entre ellos Carmen, una mujer espa√Īola que trabaja en el peque√Īo hotel local, y un pu√Īado de pescadores. Ser√°n ellos quienes encuentren un misterioso contenedor met√°lico junto a los acantilados. A trav√©s de unos personajes llenos de secretos, atrapados en el coraz√≥n de la tormenta, Mikel Santiago nos plantea la pregunta que sobrevuela cada p√°gina de la novela: ¬Ņhasta d√≥nde estar√≠as dispuesto a llegar para sobrevivir? Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta.

The best of… Harkaitz Cano, el cuentista

Mecanografiak es el t√≠tulo de la antolog√≠a de cuentos de Harkaitz Cano (el t√≠tulo incluye, por tanto, el apellido del autor donostiarra) que ha preparado la escritora Irati Jim√©nez. Aunque se trata de una antolog√≠a incompleta (creo que es vocaci√≥n de la antolog√≠a ser incompleta), como se√Īala la propia Jim√©nez en el pr√≥logo, lo cierto es que ofrece una jugos√≠sima selecci√≥n de relatos extra√≠dos de la mayor parte de los libros de este g√©nero publicados por Cano (por ejemplo, de Bizkarrean tatuaturiko mapak, Neguko zirkua o del m√°s reciente Beti oporretan), tambi√©n se suma alg√ļn texto que no se hab√≠a publicado en euskera y cuentos que hab√≠an sido editados en prensa o en obras colectivas. Pero adem√°s de explicarnos los entresijos de la selecci√≥n, Jim√©nez sit√ļa muy bien al antologado y destaca su versatilidad y su pasi√≥n por las letras y su transmisi√≥n, tan vivaz: ‚ÄúZeuri ere gertatuko zaizu, behin baino gehiagotan, ipuin hauek irakurtzerakoan literatura bila joan eta bizitza besarkatzen duzula sentitzea, edo alderantziz‚ÄĚ.

En Mecanografiak nos reencontramos con algunas de las biograf√≠as ficticias que realiz√≥ para la radio -destaca el estremecedor texto sobre Chopin– y regresamos tambi√©n a Bizkarrean tatuaturiko mapak, un personal√≠simo libro de viajes. En esa sub-selecci√≥n, sorprenden textos tan hermosos como el que brinda a Lisboa: ‚ÄúLisboa itsas amildegi batetik behera suizidatzera zihoan hiria da, azken momentuan damutu eta ia zintzilik geratu dena kresalaren pozoitik salbu oraingoz, baina nork daki noiz arte‚ÄĚ. Confiesa Jim√©nez en el pr√≥logo que su cuento preferido es Argentinar lotsatia, el que abre esta antolog√≠a, y lo cierto es que es tambi√©n uno de mis favoritos. Incluido en el libro Neguko zirkua narra¬† la relaci√≥n de un ni√Īo con su padre, un buscavidas alcoh√≥lico con un punto de loco encantador, y reflexiona sobre las herencias emocionales. El relato incluye un cameo de Julio Cort√°zar, un divertido recurso metaliterario al que el autor ha acudido en m√°s ocasiones.

Es dif√≠cil quedarse con un solo relato, pero a m√≠ me gusta mucho Igerilekuak, que describe una fiesta de adolescentes en la casa de los padres de uno de ellos. Un cuento que aloja, entre ba√Īos en la piscina, tequila y bromas, una bomba de relojer√≠a. Pero como dec√≠a es dif√≠cil seleccionar solo uno, y tiene que ser muy dif√≠cil seleccionar cuentos de Cano, por el alt√≠simo nivel medio que tienen. Por eso creo que es un meritorio el trabajo que ha realizado Irati Jim√©nez. Desde luego, logra ubicar la cuent√≠stica de Cano y nos muestra su obra en lo que a relatos se refiere. Si a√ļn no hab√©is le√≠do los cuentos del autor de Twist pod√©is empezar por aqu√≠ e ir tirando luego del hilo, y si ya lo hab√©is le√≠do creo que merece la pena hacerse con la antolog√≠a por la visi√≥n panor√°mica que ofrece y que refleja a un autor capaz de transmitir a veces con desenfado, otras con intensidad, siempre con clase, su amor por las historias.

Txani Rodríguez

Fernando Aramburu, autorretrato sin retrato

Tras el abrumador éxito de Fernando Aramburu con Patria, el autor donostiarra ha querido publicar un libro totalmente diferente. Si Patria era una mirada hacia el exterior, hacia la sociedad que le rodeaba en un tiempo determinado (aunque en ausencia, pues él ha vivido en Alemania), su nuevo texto (que podría haber estado escrito hace mucho tiempo) es una mirada hacia el interior, hacia el personaje Fernando Aramburu al que se disecciona como a un extranjero del que hay que recelar, pero al que hay que acabar comprendiendo e incluso queriendo porque, a la fuerza, hay que convivir con él.

Aramburu hace entonces lo que promete el t√≠tulo del libro un ‚Äúautorretrato‚ÄĚ sin √©l, un vistazo a uno mismo desde fuera, sin apasionamiento, aunque con un cierto cari√Īo. Es decir, que nadie espere que el autor cuente muchas cosas en primera persona sobre s√≠ mismo, porque ya nos dice desde el principio que va a hablar del tal Aramburu como de ‚Äúotro mismo‚ÄĚ. Un peque√Īo juego, pero un juego m√°s interesante de lo que pueda parecer en un principio, porque al final quiz√°s el autor no hable mucho de sus interioridades, pero s√≠ vamos a conocer a las personas que le rodean (f√≠sicamente e intelectualmente) y lo que piensa sobre algunos asuntos que le interesan.

Formalmente el libro se nos presenta en peque√Īos cap√≠tulos, como escuetas entradas, de un par de p√°ginas, sin el orden cronol√≥gico de un diario, que se ordenan como le ha dado la gana al autor, como un caleidoscopio de sensaciones. Vamos a conocer un poco a las personas que le rodean, a su padre, su madre, una vieja novia, su hija Cecilia, algunos amigos, varios parientes queridos, su mujer alemana La Guapa (muy someramente, como si le hubiera dicho ‚Äúno me pintes en tus cosas‚ÄĚ), su hija Isabel, el primo Enrique y su sable, Garc√≠a Lorca, la manzana que siempre le acompa√Īa, Albert Camus, el grupo Cloc e incluso al propio Aramburu en la tumba.

Tambi√©n vamos a disfrutar con algunas reflexiones. Sobre la vista desde la ventana de su despacho; sobre la depresi√≥n y el retorno al hogar; sobre la ni√Īez que nos habita; sobre la lectura; sobre la infancia y el mar; sobre el asesinato terrorista y la indiferencia; sobre la belleza; sobre la naturaleza y las palabras; sobre el amor y la soledad; sobre la m√ļsica; sobre aportar a la Humanidad lo poco que puedas dar; sobre la cama y la religi√≥n; sobre los besos y la juventud perdida; sobre la poes√≠a y la lluvia; sobre el alma y la vida; sobre la lengua castellana; sobre los p√°jaros; sobre la compasi√≥n; sobre el alcohol y la pasi√≥n por los libros; sobre el arte de morir; sobre una bofetada en 1971; sobre la pasi√≥n por los ni√Īos; sobre la amistad perdida; sobre las compa√Īeras; sobre el atardecer de la vida; sobre el ‚Äúcasi‚ÄĚ morirse; sobre la sidra; sobre las personas que uno no fue; sobre el yo.

Aramburu nos deleita con un libro precioso en el que amaga pero no da, en el que intuimos m√°s que vemos, en el que disfrutamos con su prosa delicada y precisa. Estamos ante un retrato personal en el que no se descorre del todo la cortina de la intimidad. Nos gustar√° leer el autorretrato definitivo, aquel en el que aparezca descarnadamente Fernando Aramburu.

Enrique Martín

Iban Zaldua, relatos para entender el mundo

El escritor guipuzcoano Iban Zaldua (Donostia, 1966) acaba de publicar en la editorial Elkar el libro de relatos Sekula kontatu behar ez nizkizun gauzak. Zaldua es uno de los grandes de este g√©nero, y tambi√©n uno de los grandes defensores del cuento. Nuestro invitado comenz√≥ a publicar en el a√Īo 2000, se estren√≥ con Gezurrak, gezurrak, gezurrak, y desde entonces ha sacado a la luz otros siete libros de relatos y dos novelas. Su trayectoria ha sido reconocida en dos ocasiones con el Premio Euskadi de Literatura, en una ocasi√≥n en euskera por el libro de relatos Etorkizuna, y en otra, m√°s reciente, en castellano por el ensayo Ese idioma raro y poderoso. Por cierto, adem√°s del libro que nos ocupa hoy, en breve tendremos en las librer√≠as otro libro de este autor Como si nunca hubiera pasado, una antolog√≠a de sus relatos sobre ‚Äúla cosa‚ÄĚ, el conflicto vasco, como √©l lo denomina, que va a publicar Galaxia Gutemberg. Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta.

La √ļltima entrega de novedades de septiembre de 2018

CARMEN MARIA MACHADO

Su cuerpo y otras fiestas        (ANAGRAMA)  277 páginas

Carmen Mar√≠a Machado es una escritora estadounidense descendiente de emigrantes cubanos y austriacos, que se dio a conocer en revistas literarias con sus cuentos, ensayos y cr√≠ticas. Pero su fama le lleg√≥ el a√Īo pasado cuando su primer libro, de relatos, este Su cuerpo y otras fiestas, fue finalista del Premio Nacional del Libro. El volumen re√ļne ocho relatos muy sensuales sobre el mundo femenino que se mueven entre el realismo, el terror, la ciencia ficci√≥n, el erotismo y los cuentos de hadas. Una mujer se niega a que su marido le quite una misteriosa cinta verde que lleva alrededor del cuello; otra mujer relata sus encuentros sexuales mientras una plaga letal se extiende por el planeta; un par de detectives investigan varios cr√≠menes acompa√Īados por los fantasmas de las chicas asesinadas‚Ķ Dicen que es salvaje, perturbador, fascinante, sorprendente.

LAETITIA COLOMBANI

La trenza         (SALAMANDRA)  205 páginas

Laetitia Colombani (Burdeos, 1976) es una respetada guionista, actriz y directora cinematográfica francesa que con este libro ha debutado en la literatura con un gran éxito. La autora aborda en el libro la historia de tres mujeres que, nacidas en continentes muy dispares, comparten unas ideas y sentimientos que las unen en un poderoso anhelo de libertad. En la India, Sita es una intocable que vive recogiendo excrementos, pero que hará lo imposible para que su hija estudie y tenga una vida digna. En Italia, Giulia trabaja en el taller familiar que confecciona pelucas con pelo auténtico, un taller al borde la quiebra que ella intentará evitar. Y en Canadá, Sarah una abogada de éxito que lo ha sacrificado todo, se enfrenta al hecho de dar un vuelco a su vida por una enfermedad. Historia de hilos invisibles y de voluntades inquebrantables.

HENNING MANKELL

El hombre de la dinamita       (TUSQUETS)  237 páginas

Parece mentira, pero todav√≠a hab√≠a libros sin publicar entre nosotros del maravilloso escritor sueco Henning Mankell (1948-2015), el creador del inspector Kurt Wallander. El hombre de la dinamita se public√≥ originalmente en 1973 y es la primera novela de Mankell. A trav√©s de la vida del obrero Oskar Johansson, el autor traza un poderoso retrato de cinco d√©cadas del movimiento obrero sueco. Arranca en 1911. Los peri√≥dicos informan de la muerte en un accidente de un dinamitero de veintitr√©s a√Īos en un t√ļnel en construcci√≥n. El obrero es Oskar, pero no muri√≥, sobrevivi√≥ con secuelas atroces. Y sigui√≥ trabajando en condiciones penosas, y se cas√≥, y despu√©s se jubil√≥ y muri√≥ en 1969. Un retrato a varias voces que habla de sue√Īos y esperanzas, de rutina y desalientos, de las vidas de la gente m√°s desfavorecida. Actual.

ANA ITURGAIZ

La mirada de la ausencia              (ROCA)  381 páginas

Ana Iturgaiz (Getxo, 1965) es historiadora y trabaja en Madrid en el mundo de las bibliotecas y los archivos. Su pasi√≥n por la documentaci√≥n se nota en sus novelas, muy v√≠vidas, a pesar de transcurrir en el pasado, novelas como Bajo las estrellas, Es por ti, Acordes de seda, Tu nombre al trasluz o Arri√©sgate por m√≠. En La mirada de la ausencia nos traslada al Bilbao de 1874, sitiado por el ej√©rcito carlista. All√≠ se encuentran Javier Garay, un fot√≥grafo de retratos er√≥ticos, e In√©s Otaola, una planchadora sin trabajo. Javier est√° intentado salir de la ciudad. In√©s sabe que su relaci√≥n con el fot√≥grafo puede ser su salvaci√≥n. Un retrato de los hombres y mujeres de finales del XIX y un alegato pacifista. La autora reconoce que su novela debe mucho a Paz en la guerra, libro en el que Unamuno cont√≥ c√≥mo fue su vida siendo ni√Īo en ese Bilbao asediado.

VARIOS AUTORES

Bicicleta          (LA CAJA BOOKS)

Contin√ļa el proyecto de la editorial La Caja Books, que publica cajas de cart√≥n con tres libros cada una en los que, a trav√©s de miradas transversales, se profundiza en un asunto, usando la ficci√≥n, el ensayo o la autobiograf√≠a, o una combinaci√≥n de las tres cosas. Tras las cajas dedicadas a la Nostalgia y al F√ļtbol, le toca hora al ciclismo, la Bicicleta, su √©pica, su l√≠rica y su tragedia. Elogio del Tour es un texto del franc√©s √Čric Fottorino sobre las leyendas de esta carrera cuando el autor era ni√Īo. La Il√≠ada en maillot es un compendio de las mejores cr√≥nicas sobre las etapas de monta√Īa del Tour del periodista del diario El Pa√≠s Carlos Arribas. Y Se necesitan h√©roes re√ļne dos textos: una reflexi√≥n est√©tica sobre la fascinaci√≥n que genera el sufrimiento de los ciclistas de la investigadora brasile√Īa Priscila Lessa y una peque√Īa obra de teatro en la que salen Oca√Īa, Poulidor y Bartali del dramaturgo valenciano Miguel Ferrando Rocher. En diciembre llegar√° la caja Las Rebeldes. Interesant√≠simo.

El poema. Jose Luis Otamendi, vasco

Gaur euri txika egingo duela

esan zuten atzo.

Hala ere balizko aukeren tankera hartu nahi diot egunari,

zer dakarren baieztatu neure begiz

azken orduko iragarpenak entzun aurretik.

Gaur bero zakarra egingo du, istripua egingo du,

ahazmena egingo du, eta gose-lanbroa egingo du.

Gaur, isiltasun lapatxa egingo du,

samin bisutsa eta maitasun jasak egingo ditu.

Gaur arropa maiztua egingo du.

Gaur kontratu eteteak eta arbuioa egingo ditu.

Gaur errepide luzeak balak eta debekuak egingo ditu.

Gaur hotz hezea egingo du,

bota-ahalean egunkari malutak eta

izerdi palastak egingo ditu. Beldurra egingo du.

Gaur jendea zarra-zarra egingo du,

eta lehiotik ikusten dudanez:

euria ere air du.

 

Hauxe da Jose Luis Otamendik idatzitako poema. Euria izena eman zion eta bere azken poema liburuan aurki genezake, Kapital Publikoa. Jose Luis Otamendi bizirik dugun poeta interesgarrienetakoa da. Liburu sorta ederra ditu, tartean, Lur bat zure minari edo Bakarrik bahago neguan.

Goizalde Landabaso

El enorme talento para el cuento de Iban Zaldua

Sekula kontatu behar ez nizkizun gauzak es el nuevo libro de relatos de Iban Zaldua. Se trata de una colecci√≥n de cuentos, con registros muy diferentes, ya que van desde la ciencia-ficci√≥n hasta la cr√≥nica social; sin embargo, a pesar de esa variedad, creo que hay una intenci√≥n √ļnica: explicar el mundo. La mirada que los recorre es una mirada muy atenta a la actualidad y que se interroga tanto sobre qu√© estamos haciendo en el presente como sobre qu√© ser√° de nosotros en el futuro. Para eso se vale de textos muy realistas, como Erdizka esnatzen hasi denean, un texto duro sobre una violaci√≥n, de distop√≠as, como Zaborra desagerrarazteko makina (un cuento en el que tratan de solucionar problema de la basura envi√°ndola al futuro) o de la ciencia ficci√≥n, como en Babes eskaera, protagonizado por extraterrestres, pero que pone el acento en la falta de voluntad para acoger a personas desplazadas por las guerras.¬†

El tono de los cuentos va desde la asepsia de un narrador que se limita a narrar lo que ve hasta la profundidad de la primera persona. Y transitan por la seriedad, la iron√≠a o incluso el humor negro. Zaldua maneja bien los detalles y nos presenta personajes cre√≠bles (s√≠, aunque se trate de una ni√Īa que hace vud√ļ con un tamagochi). Las nuevas tecnolog√≠as, y en especial la Wikipedia, se revelan como elementos inquietantes, y dibuja situaciones familiares en las que la traici√≥n pone en aprietos a los protagonistas, y los secretos guardados, como en Ihes egindakoak, sorprenden.

Hay textos en los que la m√ļsica ‚ÄďZaldua ya ha mostrado en anteriores ocasiones su meloman√≠a, por ejemplo, en el libro Bibliodiskografiak– funciona como un factor desencadenante. Y por supuesto hay cuentos sobre la literatura y sobre los escritores. ¬†Sekula kontatu behar ez nizkizun gauzak juega tambi√©n con la idea, tan literaria, del reencuentro. La ‚ÄúCosa‚ÄĚ, ese t√©rmino acu√Īado por el propio Zaldua y que tanto √©xito ha tenido, es tambi√©n protagonista de cuentos como Ibilbidea, un relato sobre el relato y una cr√≠tica a la maternidad subrogada o como Pareko tabernan, el texto que cierra el libro y que es estremecedor.

La capacidad para mirar la realidad desde distintos puntos de vista y la enorme imaginación del autor, generoso por la ambición de cada una de las tramas, hace que este libro confirme algo que ya sabíamos: que Zaldua es uno de los maestros indiscutibles de este género.

Txani Rodríguez

Oviedo y Sierra o el fin del periodismo cultural, ¬Ņo no?

√Ālex Oviedo y Elena Sierra son periodistas, plumillas, gente que se gana la vida cubriendo asuntos de la cultura, sobre todo de la literatura. Son gente muy currada en el arte de hacer entrevistas, incluso cuando no se sabe nada de lo que ha escrito el entrevistado (les aseguro que es un aut√©ntico arte), al que hay que entrevistar porque el jefe de turno le ha indicado que lo haga en el √ļltimo segundo, sin tiempo para leer m√°s que cuatro p√°rrafos del libro correspondiente y unas notas interesadas en unas cuartillas confeccionadas por el equipo editorial de turno. Aunque no siempre es as√≠, ¬Ņeh? (los plumillas exageramos mucho), a veces hacemos una entrevista con conocimiento de causa, es decir, habi√©ndonos le√≠do el libro y sabiendo, m√°s o menos, la biograf√≠a y la bibliograf√≠a del escritor. √Ālex Oviedo adem√°s ha escrito un mont√≥n de novelas, cinco, y un libro de relatos. Guardo muy buen recuerdo, por ejemplo, de Las hermanas Alba y Cuerpos de mujer bajo la lluvia. Y ahora √Ālex y Elena han decidido unir sus fuerzas para escribir una novela a cuatro manos.

El hacedor de titulares es, en apariencia, una novela negra. Lo es porque hay un muerto, un escritor de oscuro pasado y presente ficticio, y porque hay una investigaci√≥n. Es novela negra porque adem√°s estudia un ecosistema determinado, en este caso el mundillo que se mueve en torno al negocio editorial y al negocio period√≠stico, que a veces es m√°s turbio de lo que pudiera parecer. Pero es una novela negra encubierta, porque aqu√≠ no interesa tanto desentra√Īar un misterio como hablar de las condiciones en las que se desenvuelven los periodistas culturales, una especie en extinci√≥n, con unas condiciones laborales tremendas. Porque en este campo hay mucho periodista que cobra ‚Äúa la pieza‚ÄĚ y que ni siquiera est√° en plantilla de los medios para los que trabaja. Pringados, vamos. Profesionales (s√≠, profesionales) que tienen que soportar a jefes que han acabado en la secci√≥n porque otros jefes no saben d√≥nde ponerles y que desprecian ol√≠mpicamente lo cultural. Jefes capaces de vender la progenitura por un buen titular. Profesionales que se mueven, en esta novela, en los primeros a√Īos de la crisis econ√≥mica que tan brutalmente afectaron a los medios de comunicaci√≥n, que fueron golpeados por los EREs, por los despidos, por la precariedad y por la necesidad de que el profesional buscara su propia salida creando agencias de comunicaci√≥n que val√≠an, y valen, para un roto y un descosido: escribir un art√≠culo, realizar una entrevista, organizador un congreso o impartir unos cursos y talleres.

Os aseguro, porque lo conozco de cerca, que todo lo que se cuenta en esta novela, crimen aparte, es totalmente verdadero y que en este sentido estamos ante una de las radiograf√≠as de los medios de comunicaci√≥n y de su relaci√≥n con el hecho cultural m√°s exactas, crudas y veraces que uno haya podido leer. Una novela que golpea a unos y a otros, al entramado period√≠stico y al entramado editorial, convertido √©ste en una m√°quina de falsedades, donde los editores, los profesionales de anta√Īo, han sido sustituidos por ‚Äúhacedores de propaganda‚ÄĚ: ‚Äútodo es bueno, no, perd√≥n, todo es buen√≠simo‚ÄĚ. Por si cuela vender al √ļltimo cantama√Īanas (popular sobre todo por salir en la tele) y conseguir as√≠ un nuevo bestseller que nos haga contemplar por unos meses el infierno desde unas leguas, hasta que las llamas nos vuelvan a cercar y tengamos que matar para mantenernos en la c√ļspide.

√Ālex Oviedo y Elena Sierra lo cuentan todo con precisi√≥n, con amenidad y con un cierto toque de sorna que se agradece. En ning√ļn momento hay fisuras en la narraci√≥n, en ning√ļn momento notamos que haya dos escritores tras la novela. Se lo han currado muy bien. El lector les est√° agradecido. El lector les ha seguido el juego y se ha divertido y cabreado a partes iguales. Una novela notable. ¬ŅRepetir√°n?

Enrique Martín