Archivo de la categoría: italia

La √ļltima entrega de las novedades de mayo de 2021

LAURA BEATTY

La poda       (IMPEDIMENTA)  313 páginas

Esta novela cuenta la historia de Anne, que a los quince a√Īos abandona su casa, se adentra en el bosque que cada d√≠a ve√≠a desde su ventana y no regresa jam√°s. Aquel era su refugio so√Īado: un lugar en el que esconderse y alejarse de su ca√≥tica y disfuncional familia, convirti√©ndose de modo voluntario en una vagabunda. Poco a poco, aprende a buscar comida y a cazar con sus propias manos; a construir una casa con los materiales que el propio bosque le regala, y a descifrar el hipnotizante coro griego de los √°rboles. Pero en el bosque escucha otras voces: un hombre armado con una pistola, ni√Īos que chapotean en las charcas‚Ķ y pronto el sonido de unas motosierras lejanas: la ciudad que poco a poco empieza a cercarla. Laura Beatty (Londres, 1963) estudi√≥ Filolog√≠a Inglesa en Oxford y m√°s tarde se especializ√≥ en Griego Antiguo. En 1999 public√≥ su primer libro, una biograf√≠a sobre la actriz y sufragista brit√°nica Lillie Langtry. Despu√©s escribi√≥ una novela juvenil sobre la vida de la reina Ana Bolena. La poda (2008) fue su primera novela para adultos y recibi√≥ varios premios. Ha publicado otras dos novelas, en 2014 Darkling y en 2019 Lost Property. La poda es un libro desgarrador y hermoso. Una conmovedora met√°fora sobre la irresistible llamada de los bosques y la comprensi√≥n de una certeza brutal, que el ser humano es una fuerza aniquiladora de la naturaleza. Un descubrimiento.

EDOARDO ALBINATI

Un adulterio        (LUMEN)  103 páginas

Edoardo Albinati es un escritor, periodista, traductor y director italiano nacido en 1956. Reside en Roma y est√° involucrado en proyectos de ayuda a refugiados. Desde hace veinte a√Īos es profesor de los prisioneros de la c√°rcel de Rebibbia, en la capital italiana. Su cuarta novela, La escuela cat√≥lica, publicada hace dos a√Īos en castellano, recibi√≥ el Premio Strega, el galard√≥n literario m√°s importante de Italia. Un adulterio es su √ļltima novela. Tras un flechazo virtual, Erri y Clementina huyen de sus respectivas y tediosas vidas de casados para pasar un fin de semana juntos en una isla. Corren un riesgo enorme, pero la pasi√≥n que los mueve es incontrolable, y la felicidad que parece estar al alcance de la mano, irrenunciable. Un adulterio nos deja entrever la historia completa de esta aventura fugaz en este extraordinario estudio del deseo. Un relato vibrante, sensual y brutalmente sincero que, construido sobre una mentira, nos interpela a todos: quienes han vivido una relaci√≥n clandestina, quienes la han rechazado y quienes la han anhelado en lo m√°s √≠ntimo. Iluminador.

LUC√ćA PUENZO

Los invisibles      (TUSQUETS)  201 páginas

Luc√≠a Puenzo (Buenos Aires, 1976) es escritora y directora de cine y, tambi√©n hija del famoso director de cine Luis Puenzo, el de La historia oficial y Gringo viejo. XXY, su primera pel√≠cula, gan√≥ el Gran Premio de la Cr√≠tica en Cannes (2007) y un Goya a la Mejor Pel√≠cula Extranjera. Su segunda pel√≠cula, El ni√Īo pez, abri√≥ la secci√≥n “Panorama” del Festival Internacional de Berl√≠n en 2009. Es tambi√©n una narradora notable. Ha publicado las novelas El ni√Īo pez, 9 minutos, La maldici√≥n de Jacinta Pichimahuida, La furia de la langosta y Wakolda. Sus libros han sido editados en la Argentina, Francia, Espa√Īa, Alemania, Italia, Turqu√≠a, Estados Unidos y Brasil. En 2010 fue elegida por la prestigiosa revista literaria inglesa Granta como uno de los veinte escritores j√≥venes m√°s importantes de la lengua espa√Īola. Los invisibles habla de perdedores y peque√Īos delitos. Para Guida, guardia de seguridad en urbanizaciones de lujo, Ajo, la Enana e Isamel son r√°pidos, sigilosos, avispados, los mejores entrando y saliendo de las casas sin dejar rastro ‚ÄĒcomo si fueran invisibles‚ÄĒ. El vigilante ya les ha encargado algunos trabajitos menores, pero quiz√°s haya llegado el momento de ofrecerles algo de mayor envergadura, un golpe m√°s lucrativo que sus muchachos no puedan rechazar. La promesa de un dinero aparentemente f√°cil obliga a los chicos a aceptar la misi√≥n. Sin embargo, nadie les advierte de la posibilidad de que todo se tuerza. Potente.

JOSETXO ORUETA

Wascon     (TXERTOA)  612 páginas

Josetxo Orueta es un bilba√≠no que pas√≥ su infancia y adolescencia en Burdeos porque sus padres tuvieron que huir de nuestra tierra por causa del franquismo. Ahora vive en Donostia. Ha publicado libros como Pol eta Pol, Los planes de Lidia, Yo tambi√©n soy un hijoputa y El Cantar de Orrega, su primera novela, en la narraba el triunfo de los vascones sobre las tropas de Carlomagno en la batalla de Roncesvalles all√° por el a√Īo 781. En Wascon la historia arranca precisamente despu√©s de la batalla, con un pueblo vasc√≥n dividido por luchas intestinas y ya sin los l√≠deres que les llevaron a la victoria. Los clanes, ya sean cristianos, paganos o musulmanes, est√°n a torta limpia hasta que no van a tener m√°s remedio que unirse de nuevo, porque desde el sur, desde C√≥rdoba llega un gran ej√©rcito comandado por Ab al-Rhaman dispuesto a hacerse con todos los territorios hasta los Pirineos. Zaragoza, Pamplona y los valles pirenaicos son los espacios geogr√°ficos donde transcurre la trama. Interesante.

MARTA SANZ

Parte de mí         (ANAGRAMA)  227 páginas

Marta Sanz (Madrid, 1967) es una estupenda escritora. La autora de La lecci√≥n de anatom√≠a, Black, black, black, Clav√≠cula y Peque√Īas mujeres rojas, entre otros notables escritos, acaba de publicar este Parte de mi que no es otra cosa que un peque√Īo diario del tiempo de la pandemia, que transcurre entre el 17 de abril y el 31 de diciembre del a√Īo pasado. Cada entrada, que termina con el hastag ‚Äúpartedemi‚ÄĚ, est√° acompa√Īada por una fotograf√≠a del momento, o antigua, que ilustra a la perfecci√≥n la reflexi√≥n. La autora nos desnuda su cotidianidad, tambi√©n partes de su biograf√≠a, y nos cuenta c√≥mo entiende el acto de escribir y de conectarse con los lectores en una situaci√≥n vital tan, tan especial. Es un libro muy delicado, hermoso y profundo.

El comictario. La Maria Callas de Vanna Vinci

El pasado mes de abril se public√≥, en medio de una gran expectaci√≥n, una nueva biograf√≠a sobre la gran diva del bel canto Maria Callas, de cuyo fallecimiento se cumplir√°n 44 a√Īos el pr√≥ximo 16 de septiembre. Ese libro, titulado La vida oculta de Maria Callas, indaga en la personalidad de una mujer que fue una aut√©ntica diosa en el mundo de la √≥pera y un esp√≠ritu fr√°gil y desdichado fuera de la escena. Con el a√Īadido de detalles tortuosos, el libro cuenta m√°s o menos la historia que todos y todas conocemos y, puestos a profundizar en la vida de Maria Callas, yo me quedo con un c√≥mic biogr√°fico publicado hace tres a√Īos en Italia por la prestigiosa editorial Feltrinelli. Una espl√©ndida novela gr√°fica, escrita y dibujada por Vanna Vinci y que, bajo el expresivo t√≠tulo de Yo soy Maria Callas, es narrado en primera persona por la propia protagonista. Desde su nacimiento en Nueva York hasta su muerte en Par√≠s, con s√≥lo 53 a√Īos, la vida de Maria Callas pasa ante nuestros ojos provocando todo tipo de sensaciones, principalmente admiraci√≥n por su genio inigualable y tristeza por su fragilidad emocional, aspecto este √ļltimo que acab√≥ no solo con su carrera, sino tambi√©n con su vida.

El c√≥mic transcurre como un documental con testimonios de decenas de personas que tuvieron relaci√≥n familiar, de amistad, profesional y amorosa con la m√≠tica soprano. Maria Callas, en esencia, fue una mujer infeliz, con una madre que la despreciaba porque era fea pero que vio una mina de oro en su voz prodigiosa. Un marido mucho mayor que ella que se convirti√≥ en su agente y le hizo trabajar hasta el agotamiento. Una complexi√≥n f√≠sica robusta que era mal vista por los responsables de los grandes teatros de la √≥pera y que corrigi√≥ con un peligroso tratamiento a base de hormonas tiroideas, que le hizo adelgazar pero afect√≥ a su organismo y a su estado psicol√≥gico. Y, para completar la tragedia, una relaci√≥n de amor t√≥xico con el magnate griego Arist√≥teles Onassis, con el que descubri√≥ la pasi√≥n y el deseo pero tambi√©n la amarga sensaci√≥n del juguete roto y abandonado. Y as√≠ nos cuenta Maria Callas su vida. Por un lado, la fr√°gil y desdichada Maria, por otro “la Callas“, la gran superestrella, e intervienen tambi√©n personajes como los cineastas Visconti, Zeffirelli y Passolini, la soprano Renata Tebaldi, los directores de orquesta Leonard Bernstein y Von Karajan, los tenores Giuseppe Di Stefano y Mario del Monaco, y un sinf√≠n de personas que asistieron al auge y declive de la considerada como la m√°s grande soprano de la historia.

Un cómic magnífico, con excepcionales guión y dibujo de Vanna Vinci, publicado en castellano por Planeta. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

El tocho. Las bodas de Cadmo, Harmonía y Calasso

‚ÄúEl dios griego no impone mandamientos. ¬ŅY c√≥mo podr√≠a prescribir un acto, si √©l ha cometido ya todos los actos buenos y malvados? En Grecia circulaban m√°ximas que aspiraban a la misma universalidad que los mandamientos. Pero no eran preceptos descendidos del cielo. Si lo observamos de cerca, en su insistencia sobre el sophronein, sobre el control, sobre el peligro de cualquier exceso, descubrimos que tienen un car√°cter completamente distinto: son m√°ximas elaboradas por los hombres para defenderse de los dioses. Los griegos no sent√≠an la menor inclinaci√≥n por la templanza. Sab√≠an que el exceso es el dios y que el dios altera la vida. Cuanto m√°s inmersos se sent√≠an en lo divino, m√°s deseaban mantenerlo a distancia, como esclavos que se pasan los dedos por las cicatrices. La sobriedad occidental, que dos mil a√Īos despu√©s, se convertir√≠a en el sentido com√ļn, fue al inicio un espejismo entrevisto en la tempestad de las fuerzas.‚ÄĚ

Este es un p√°rrafo de Las bodas de Cadmo y Harmon√≠a de Roberto Calasso. El tercero de los libros del gran ensayista italiano, cofundador de la prestigiosa editorial Adelphi, apareci√≥ en 1987 y supuso un hito en la apreciaci√≥n de la mitolog√≠a griega. Utilizando multitud de fuentes cl√°sicas, a veces muy poco conocidas, Calasso mezcla de forma sorprendente la reflexi√≥n filos√≥fica, la historia comentada, la antropolog√≠a y el relato literario en un recorrido a veces laber√≠ntico, pero siempre fascinante, por los mitos griegos. La andadura se inicia con Zeus transformado en toro, raptando sobre sus lomos a la doncella Europa, y termina trescientas setenta p√°ginas despu√©s con el rey Cadmo invitando a todos los dioses a sus esponsales con Harmon√≠a, √ļltima vez en que coinciden dioses y hombres. Cadmo, seg√ļn la tradici√≥n griega, inventar√° el alfabeto y su figura simboliza el paso del mito a la historia escrita. Entre un cabo y otro, asistimos al nacimiento del universo y de los dioses ol√≠mpicos, a sus desvar√≠os amorosos, que no se detienen, como en el caso de Zeus, ante el estupro y el incesto, y a la azarosa y violenta interacci√≥n entre dioses y hombres.

Seg√ļn los griegos, es la presencia de lo divino en la vida humana la que hace a √©sta digna de ser vivida, aunque a menudo conduzca a la pasi√≥n, al exceso, a la locura, o a la muerte; tal como les asaltan a los h√©roes, a Teseo, Jas√≥n, Ulises o Aquiles, a Medea o Ifigenia. Junto a esta idea fundamental, Calasso destaca la ambivalencia del mito, su pluralidad de sentidos y versiones. Y pone como ejemplo supremo el de Helena de Troya, que quiz√° solo fuera un simulacro: una de las versiones del mito de Helena nos cuenta que esta recal√≥ con su raptor, Paris, en Egipto, donde el fara√≥n se incaut√≥ de sus bienes y le impidi√≥ la salida de Menfis. Lo que Paris se llevar√≠a a Troya, entonces, fue una doble, un simulacro. El enga√Īo se erige as√≠, ya desde la Grecia cl√°sica, en motor de la literatura y la historia.

Les dir√© por √ļltimo que Calasso cautiva al lector con una prosa poderosa, concisa, de asombrosa inteligencia. Con ella consigue hilvanar un texto de sabidur√≠a desbordante, que exigir√≠a repetidas lecturas. Me refiero a Las bodas de Cadmo y Harmon√≠a de Roberto Calasso, en editorial Anagrama.

Javier Aspiazu

El comictario. Cuando Teseo fue mujer y mató al Minotauro

La historia de Teseo y el Minotauro es una de las m√°s conocidas de la mitolog√≠a griega. Un joven h√©roe, hijo del dios Poseid√≥n, enfrent√°ndose a muerte contra una bestia mitad hombre, mitad toro en un siniestro laberinto. Una apasionante mezcla de fantas√≠a y personajes reales que ha dado lugar a innumerables estudios, ensayos, novelas, pel√≠culas y, por supuesto, tambi√©n c√≥mics. El √ļltimo hasta el momento es El fuego de Teseo, una interesante vuelta de tuerca a los mitos griegos escrita por el guionista belga Jerry Frissen y dibujada por el italiano Francesco Trifogli.

Los autores nos sit√ļan en la isla griega de Serifos en el a√Īo 1.720 antes de Cristo. Un poeta, llamado Cle√≥n, narra ante un p√ļblico fascinado la impresionante historia de Teseo y el Minotauro. Todos saben que el joven h√©roe entr√≥ en el laberinto de D√©dalo y dio muerte a la terrible bestia nacida de la uni√≥n contra natura entre Pas√≠fae, la esposa del rey Minos de Creta, y un toro blanco salvado del sacrificio. Es lo que saben y lo que esperan escuchar, pero hay alguien entre el p√ļblico, una mujer, que no est√° de acuerdo con lo que cuenta el poeta. Es tal su indignaci√≥n que, cuando el poeta sale un momento al exterior de la casa para aliviarse, la mujer le acusa de contar mentiras y le rompe la nariz de un pu√Īetazo. Sorprendido por la actitud y las palabras de su agresora, Cle√≥n va en su busca y le pide que le cuente la historia real de Teseo y el Minotauro. Y aqu√≠ es donde el guionista Jerry Frissen, conocido por continuar la saga de los Metabarones ideada por Alejandro Jodorowsky, da rienda suelta a su imaginaci√≥n, siempre bajo la salvaguarda de que las leyendas tienen parte de fantas√≠a y parte de realidad.

La narración de la misteriosa mujer, plena de intrigas familiares, sucesos violentos y ansias de venganza, nos lleva de Atenas a Creta, hasta el laberinto del monte Dédalo donde vive y devora a sus víctimas el temido Minotauro. Teseo, Minos, Ariadna, Egeo; los nombres de los personajes se mantienen, pero su identidad, su género y su origen son la sorpresa de este cómic que, como digo, da una sugerente vuelta de tuerca a los mitos griegos con un guión trepidante y unos dibujos de Francesco Trifogli, de tono realista y dinámico, perfectos para la ocasión. Quizá provoque recelos una revisión tan osada de los clásicos griegos, pero os garantizo que los amantes de la historia antigua y los del noveno arte en general, disfrutarán como cosacos leyendo El fuego de Teseo, publicado en castellano por Ponent Mon-Catarata. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

Gianni Rodari, el maestro de las fantasías literarias

ingente obra de Rodari, de cuyo nacimiento se cumple un siglo, es una rica y variada muestra de c√≥mo se puede jugar con las palabras, con el uso caprichoso del lenguaje y, por tanto, con todo lo que est√° hecho de materia ling√ľ√≠stica, es decir, con la literatura. Para eso cre√≥ su propia Gram√°tica de la fantas√≠a y hasta un libro de Ejercicios, as√≠ como un sinf√≠n de historias fant√°sticas, absurdas, divertidas‚Ķ, siguiendo casi siempre sus propios principios gramaticales, con t√≠tulos como: Cuentos por tel√©fono, Cuentos para jugar, El juego de las cuatro esquinas, Cuentos largos como una sonrisa, el Libro de los errores…

Ya en 2011, La Galera reuni√≥¬† media docena de los libros publicados por su sello en Cuentos del genio de la fantas√≠a. Hoy, en su centenario, Juventud reedita en una soberbia edici√≥n El libro de los errores que ya antes ten√≠a en su cat√°logo, y la bilba√≠na A fin de cuentos le rinde tributo con una doble edici√≥n en castellano y euskera de su Istoripoen zoo / El zoo de las historias. De las instrucciones para crear hip√≥tesis y binomios fant√°sticos, cadenas narrativas o cuentos de porqu√©s fueron naciendo la mayor parte de sus libros de cuentos, de los que los aqu√≠ escogidos son buena muestra de su particular tesis did√°ctica: que escribir historias no es tarea ni privilegio de unos pocos, sino una capacidad que poseemos todos, y, sobre todo, que la literatura no es √ļnicamente una materia que se estudia y se analiza en las aulas, sino algo que tambi√©n se puede crear de un modo ingenioso y divertido. Por eso hay tanto humor en lo que escribe.

El libro de los errores es una de esas recopilaciones de cuentos, ejercicios o propuestas ingeniosas en las que su autor, inspirado esta vez en los errores gramaticales, nos invita a pasear por el taller de la literatura y a que nosotros mismos seamos artesanos del lenguaje creando y recreador historias ocurrentes y divertidas siguiendo el modelo que el maestro piamontés nos brinda. La obra está estructurada en tres partes: Errores para un lápiz rojo, Errores de pensar poco y A buscar el error, partes que, como veremos, no difieren demasiado entre sí, puesto que las tres son un compendio ecléctico de juegos ortográficos en los que una sola letra -o su mal uso- da pie a una historia, a un poema, a un cuento.

Algo parecido hace en su Zoo de las historias / Istorioen Zooa, libro hasta ahora inédito en castellano, recién editado también en euskera. Consiste en una serie de cuentos encadenados entre sí cuyos protagonistas son los animales del zoo Tres amigos visitan el zoo y el elefante Jumbo les va relatando las historias de sus moradores con la habitual gracia rodariana.

Seve Calleja

Sandro Veronesi y esas vidas que se mueven veloces

Conocemos muy poco de la obra del escritor italiano Sandro Veronesi. Desde 1984 ha publicado quince novelas y en castellano solo se han editado tres: Caos calmo, que gan√≥ en premio Strega hace doce a√Īos, Profec√≠a, que por alguna virtud desconocida reclam√≥ la atenci√≥n de los editores de Anagrama y ahora El colibr√≠ que ha vuelto a hacerse con el premio Strega. Como si este premio significara algo fuera de Italia. Suponemos que no es as√≠ porque Veronesi es una gloria local y poco m√°s. Y, curiosamente, tiene su escritura virtudes superiores a las de otros libros que encuentran paso franco hasta las estanter√≠as de nuestras librer√≠as. Veronesi es ameno, divertido, superficialmente profundo, valga la aparente contradicci√≥n, juega con las formas literarias, sabe dar emoci√≥n a las circunstancias por las que atraviesan sus personajes y se pone un poco mo√Īas cuando corresponde, pero advirtiendo que no le gusta, o algo as√≠.

El colibr√≠ es el protagonista de esta novela, a quien su madre impuso ese alias por considerar que un chaval bajito y nervioso se correspond√≠a bien con la figura de este p√°jaro. Resulta que mediante tratamientos varios la criatura alcanza una altura convencional, aunque siga movi√©ndose bastante. Pero lo importante es que a este hombre le pasan cosas. Sus padres se constituyen en una fuente de problemas, su hermana tuvo un destino terrible, su hermano est√° muy alejado de √©l, aunque nuestro colibr√≠ le env√≠a constantemente cartas de reconciliaci√≥n, su hija entra en la zona oscura y √©l tiene que hacerse cargo de su nieta. Todo eso no al mismo tiempo, sino extendido en el tiempo, que esta novela ocupa muchos a√Īos. Y, adem√°s, el psic√≥logo de su mujer le llama un d√≠a y le dice que su mujer tiene un rollo con un antiguo amante. ¬ŅPor qu√© un profesional rompe su c√≥digo profesional de esta manera? Bueno, las explicaciones est√°n en el texto. Pero estas conversaciones le permiten al autor hacer algunos fragmentos completamente dialogados, una de las formas que la novela va adoptando a lo largo de sus p√°ginas. Luego hay mon√≥logos, cartas, narraciones varias que hacen que la novela sea variadita. Despu√©s del cat√°logo de desgracias que afligen a nuestro hombre ser√° una sorpresa que les diga que la novela es muy divertida, al menos en el principio. Luego el dramatismo se ir√° imponiendo hasta llegar al agobio y a la apoteosis final. Y como en el mismo texto se menciona la pel√≠cula Las invasiones b√°rbaras, ah√≠ dejo la referencia para los conocedores, sin destripar¬†nada a los dem√°s.

Est√° bien Veronesi, se lee f√°cil su literatura, tienen inter√©s los hechos que se cuentan y los personajes est√°n bien trazados. Eso s√≠, estamos en el terreno de lo conocido. No hay aqu√≠ nada original, todo lo hemos visto y le√≠do anteriormente, y demasiadas veces me temo. El colibr√≠ no nos va a cambiar la vida, ni siquiera nos va a ense√Īar nada. Pero nos va a dar unas horas de lectura entretenida, que es bastante en estos tiempos en que el nivel de los escritos en general, y de los best sellers en particular, han ca√≠do a extremos m√≠nimos. Incluso puede que nos desate una sonrisa, y si estamos en un momento de baj√≥n puede que nos emocionemos con las cosas que pasan en este libro. Y, ya puestos, hasta podemos apreciar la estructura, las variaciones narrativas y los fuegos de artificio de los que hace gala Sandro Veronesi. El colibr√≠ se titula. T√©ngalo en cuenta.

Félix Linares 

Wu Ming, el excitante proyecto italiano, ha vuelto

¬ŅConocen a Wu Ming? No es, aunque lo parezca por su nombre, un escritor chino, sino un colectivo italiano que lleva m√°s de veinte a√Īos trabajando la literatura en m√ļltiples formatos. Comenzaron llam√°ndose Luther Blisset y as√≠ con ese nombre publicaron la novela Q. Despu√©s se pasaron a Wu Ming, Sin Nombre en mandar√≠n, An√≥nimo para entendernos y as√≠ publicaron, entre otras, 54, Manituana, El ej√©rcito de los son√°mbulos y la que ahora nos ocupa. Adem√°s han publicado ensayos,¬†literatura infantil, guiones cinematogr√°ficos y otros materiales inclasificables. Y m√°s novelas a t√≠tulo individual firmando como Wu Ming y a√Īadiendo el n√ļmero que ocupan en la organizaci√≥n. Wu Ming eran cinco escritores, aunque dos, el tres y el cinco, se han apartado del grupo. Pero ah√≠ siguen los tres restantes escribiendo sobre momentos de la historia especialmente dif√≠ciles, las guerras de religi√≥n, la segunda postguerra mundial, la revoluci√≥n americana, la revoluci√≥n francesa y ahora la revoluci√≥n rusa.

Empieza Proletkult en el a√Īo 1.907, cuando ya se han dado los primeros pasos de la revoluci√≥n con un atraco para conseguir fondos y mantener la llama de la rebeli√≥n. De ah√≠ pasamos a 1927, cuando ya se conocen las consecuencias del levantamiento. Y en medio tenemos momentos del exilio italiano de algunos de los protagonistas y de conocidos l√≠deres de la revuelta. Digamos que el detalle curioso es la aparici√≥n de una muchacha que asegura ser hija de uno de estos personajes y que viene de un planeta al que viaj√≥ el susodicho, aventura que se narra en una trilog√≠a de novelas de ciencia-ficci√≥n escrita por otro de los componentes del grupo. Esto me ha hecho acordarme de Matadero Cinco de Kurt Vonnegut, en parte porque acaba de publicarse una adaptaci√≥n al c√≥mic dibujada por Albert Montenys. Pero digamos que ambas comparten ese realismo apocal√≠ptico, mezclado con las vidas cotidianas de los supervivientes y la aparici√≥n de la fantas√≠a en forma de viajes a lejanos planetas. A partir de ese momento las cosas se van mezclando, marca de la casa del colectivo escritor.

Pero, ay, Proletkult es la novela de Wu Ming que menos me ha gustado. Parad√≥jicamente estando escrita por menos personas es la m√°s embarullada y en la que no sabemos muy bien hacia donde avanzamos, y eso incluye el final, donde se repiten m√°s cosas a pesar de ser la m√°s breve y que, en general, presenta menos puntos de inter√©s en el relato. Quiz√° los escritores que m√°s me gustaban son los que han dejado el grupo. Pero, claro, quiz√° es que yo esperaba mucho de ella, a la altura de las obras anteriores de los autores. No niego su nivel, su documentaci√≥n, su correcta escritura, pero le falta encanto. Se la recomiendo por supuesto, ya me gustar√≠a que bastantes de las novelas que leo tuvieran este nivel, pero las comparaciones son inevitables. As√≠ que empiecen por El ej√©rcito de los son√°mbulos, por ejemplo, y luego pueden seguir con Proletkult. Pero, en cualquier caso ni se les ocurra perderse a Wu Ming, una de las mejores cosas que le ha pasado a la narrativa en las dos √ļltimas d√©cadas.

Félix Linares

El tocho. Los novios de Alessandro Manzoni

Todo el día, se oía por las calles un murmullo de voces suplicantes; por la noche, un susurro de gemidos, roto de cuando en cuando por altos lamentos que estallaban de improviso, por gritos, por profundos tonos de invocación que terminaban en agudos chillidos.

Es cosa notable que, en tanto exceso de penurias, en tanta variedad de quejas, no se viese nunca un intento, no escapase nunca un grito de rebeli√≥n: al menos no se encuentra de ello el m√≠nimo indicio. Y, sin embargo, entre los que viv√≠an y mor√≠an de aquella manera, hab√≠a un buen n√ļmero de hombres educados en todo lo contrario a tolerar; hab√≠a cientos de aquellos mismos que, el d√≠a de San Mart√≠n, se hab√≠an hecho o√≠r tanto‚Ķ. Pero los hombres estamos en general, hechos as√≠: nos revelamos indignados y furiosos contra los males medianos, y nos inclinamos en silencio bajo los extremos; soportamos, no resignados, sino pasmados, el colmo¬† de lo que en un principio, hab√≠amos llamado insoportable‚ÄĚ.

Este es un p√°rrafo de Los novios de Alessandro Manzoni, uno de los grandes cl√°sicos italianos del siglo XIX, una novela objeto de cientos de reediciones desde que se publicara por primera vez en 1827. El milan√©s Alessandro Manzoni hab√≠a iniciado su carrera, como poeta y dramaturgo, sin excesiva repercusi√≥n, cuando en 1821 comenz√≥ a escribir la primera de las tres versiones de esta gran novela, tanto en dimensiones, como en peripecias. Manzoni ambienta la obra en diversas localidades de la Lombard√≠a, incluida su capital, Mil√°n, entre 1628 y 1630, a√Īos en que la regi√≥n se encontraba bajo el dominio espa√Īol. La boda pr√≥xima entre dos personajes humildes del pueblo de Leco, el hilador Renzo y la campesina Lucia, se ve impedida por los secuaces del se√Īor local Don Rodrigo, encaprichado con la chica, que amenazan de muerte al p√°rroco don Abbondio, si celebra el matrimonio. Los novios, con la ayuda del padre Cristoforo, deber√°n huir del acoso de Don Rodrigo y encontrar refugio en conventos de otras localidades cercanas.

Hasta aqu√≠, se perciben ecos de la novela bizantina o del drama de honor barroco, pero Los novios trasciende estos modelos cuando, acto seguido, se convierte en una novela hist√≥rica que bebe directamente de los cronistas del siglo XVII, de una manera quiz√° demasiado literal. A trav√©s de los ojos de Renzo, que llega azarosamente a la capital, Manzoni nos cuenta la terrible hambruna que vivi√≥ Mil√°n en 1628. La carest√≠a del grano provoc√≥ la sublevaci√≥n de los habitantes que asaltaron y destruyeron las tahonas. Pacificado el mot√≠n, la regi√≥n vivi√≥ a continuaci√≥n uno de los muchos episodios de la Guerra de los Treinta A√Īos, con la entrada de las tropas imperiales. √Čstas,¬†adem√°s de la violencia y el pillaje, trajeron consigo una peste devastadora que acab√≥ con dos tercios de la poblaci√≥n a lo largo de 1630. Los episodios en los que se narran las reacciones irracionales del pueblo, que cre√≠a en ‚Äúuntadores‚ÄĚ y envenenadores demon√≠acos, son los m√°s interesantes de una novela escrita con un estilo tan cuidadoso, que resulta a veces sobrecargado por largu√≠simas frases subordinadas de dificultosa lectura.

Manzoni fue un ferviente converso al catolicismo, de ahí que su obra tenga una intención moralizadora, más que evidente en los largos discursos de los eclesiásticos que aparecen en la trama, fray Cristoforo o el cardenal Borromeo. Por eso, los buenos obtienen reparación y los malos su merecido. Pero, a pesar de este forzado maniqueísmo, como novela histórica y de costumbres, Los novios resiste el paso del tiempo, ofreciéndonos momentos de sumo interés y una perspectiva enriquecida desde la que contemplar nuestro problemático presente.

Encontrarán una traducción actualizada de este gran clásico en editorial Akal: Los novios de Alessandro Manzoni.

Javier Aspiazu

El comictario. Los tiempos precarios de Flavia Biondi

Hace cinco a√Īos, el autor castellonense Nadar removi√≥ conciencias y emociones con su novela gr√°fica El mundo a tus pies, en la que contaba las historias de tres j√≥venes v√≠ctimas de la crisis econ√≥mica, obligados a trabajos precarios y mal pagados y a un futuro desoladoramente incierto. Un gran c√≥mic, reflejo de la situaci√≥n real de cientos de miles de personas, en Espa√Īa y en toda la Uni√≥n Europea, al que dos a√Īos despu√©s se uni√≥ otra novela gr√°fica, La justa medida, de la italiana Flavia Biondi. Esta obra permanec√≠a in√©dita en castellano y ahora podemos disfrutarla gracias a ediciones La C√ļpula, que ha cambiado el t√≠tulo original por otro menos sugerente pero m√°s evidente, Tiempos precarios.

Flavia Biondi, nacida a finales de los a√Īos ochenta, es la int√©rprete ideal para trasladar al c√≥mic la triste realidad de la generaci√≥n a la que pertenece. Los protagonistas centrales de la historia son Mia y Manuel, una pareja cerca de la treintena que se conoci√≥ cuando estudiaban en la universidad de Bolonia, llevan ocho a√Īos de relaci√≥n y viven en un piso compartido con otras cuatro personas. Su habitaci√≥n es su refugio pero tambi√©n su agujero de frustraci√≥n, alimentada por la falta de un trabajo decente y de expectativas de futuro. Mia, licenciada en Bellas Artes y que quiere ser escultora, acaba de dejar su empleo de dependienta en una tienda de zapatos. Manuel anhela vivir de la escritura y est√° publicando en internet una novela de amor caballeresco, una labor por la que no cobra nada mientras espera la llamada de alguna editorial y se gana la vida trabajando en una pizzer√≠a. Manuel, igual que el caballero medieval protagonista de su novela, se mantiene firme en medio de la batalla, pero Mia se cansa de luchar y entra en una profunda crisis que pone en riesgo su relaci√≥n de pareja.

Dos j√≥venes que se quieren y se complementan ven abrirse el abismo entre ellos. Han compartido precariedad y esperanza durante ocho a√Īos y de pronto el amor, s√≥lo el amor, ya no basta para mantenerles unidos. Hay cansancio, amargura, reproches, sentimientos de culpa y hu√≠das temporales. Las familias de Mia y Manuel, adem√°s de Tito, compa√Īero de piso y amigo de confianza, se convierten en colch√≥n para amortiguar la ca√≠da de la pareja. Tras el dolor llega la reflexi√≥n. Siguen enamorados pero ya no son j√≥venes estudiantes, sino adultos luchando por su futuro en un mundo inh√≥spito. Es el momento de encontrar el equilibrio entre lo so√Īado y lo real, esa “justa medida” a la que alude el t√≠tulo original de esta novela gr√°fica que, a pesar de los nubarrones, deja pasar rayos de sol en su tramo final. Gui√≥n excelente, magn√≠fico retrato de personajes y muy buenos dibujos realzados con bitono azul.

Flavia Biondi se confirma con esta obra como una de las autoras m√°s interesantes del noveno arte actual, italiano en particular y europeo en general. Tiempos Precarios, un c√≥mic imprescindible publicado por ediciones La C√ļpula. No os lo perd√°is.

I√Īaki Calvo

La tercera entrega de las novedades de noviembre de 2020

CLARA PASTOR

Los buenos vecinos y otros cuentos (ACANTILADO) 173 p√°ginas

Clara Pastor (Cambridge, Massachusetts, 1970) es traductora y editora. Estudi√≥ Relaciones Internacionales en Barcelona y Literatura Comparada en Estados Unidos. Tras haber vivido de un lado para otro del Atl√°ntico durante varios a√Īos, en 2009 fund√≥ Elba Editorial en Barcelona, dedicada principalmente al mundo del arte y los artistas y al ensayo literario. Compagina el trabajo de edici√≥n con el de traductora e imparte clases de literatura a estudiantes de Derecho y Empresariales en ESADE. Los buenos vecinos es su primer libro. Re√ļne once relatos, de atm√≥sfera intimista y ambientes reconocibles, marcados por los sutiles sentimientos de los personajes. Cuentos repletos de deseos que a veces se cumplen y otras veces no. Cuentos repletos de historias que se insin√ļan y que el lector debe completar con su imaginaci√≥n. Historias hermosas escritas con una prosa natural y fluida. Un descubrimiento.

GIOSU√ą CALACIURA

El tranv√≠a de Navidad ¬†¬†¬† (PERIF√ČRICA)¬† 116 p√°ginas

El a√Īo pasado esta misma editorial public√≥ Los ni√Īos del Borgo Vecchio¬† un libro terrible, pero tambi√©n hermoso, escrito con una prosa po√©tica sobresaliente en la que su autor, el italiano Gious√® Calaciura (Palermo, 1960) contaba la historia de tres ni√Īos que se criaban en un barrio inclemente, el barrio donde el autor se cri√≥. Esta novela fue galardonada con el Premio Paolo Volponi y traducida a varias lenguas. Sicilia en todo su esplendor. En El tranv√≠a de Navidad cuenta lo que sucede cuando un reci√©n nacido aparece abandonado en el √ļltimo asiento del tranv√≠a n√ļmero catorce en plena Nochebuena. ¬ŅC√≥mo ha llegado hasta all√≠? ¬ŅQu√© va a ser de √©l? Tal vez por caridad, por improvisaci√≥n o por locura, alguien ha decidido confiar al ni√Īo a los brazos del mundo. Y el ¬ęmundo¬Ľ que lo acompa√Īa en ese primer viaje de su vida es esa parte de la existencia a la que no se le suele prestar atenci√≥n, la mano de obra de la pobreza: un vendedor ambulante de paraguas, una joven prostituta africana, un muchacho negro sin papeles o un mago inmigrante que ha perdido la memoria. En palabras de Eduardo Galeano son ¬ęlos nadies¬Ľ, los hijos de nadie, los due√Īos de nada, los ningunos, los ninguneados: unas vidas hu√©rfanas de todo y libres del vicio de la riqueza, pero tambi√©n poseedoras de una resoluci√≥n invencible. Dickens ha vuelto. Menos mal.

CHRISTY LEFTERI

El apicultor de Alepo    (MAEVA)  276 páginas

Christy Lefteri naci√≥ en Londres en 1980 de padres grecochipriotas que en 1974 huyeron a Inglaterra durante la invasi√≥n turca. Despu√©s de licenciarse en Lengua Inglesa y obtener un m√°ster en Escritura Creativa, se ha dedicado a la ense√Īanza. Pero una experiencia cambi√≥ su vida y le llev√≥ a escribir El apicultor de Alepo, su primer libro.¬†¬ęEn el verano de 2016, y de nuevo al a√Īo siguiente, trabaj√© en Atenas como voluntaria en un centro de refugiados sirios que hu√≠an de su guerra civil. Todos los d√≠as llegaban familias enteras perdidas y asustadas. Comprend√≠ que, pese a las barreras del idioma, quer√≠an hablar. Regres√© a Londres confiando en que lo que hab√≠a visto y o√≠do desaparecer√≠a, pero no fue as√≠, as√≠ que decid√≠ escribir esta historia para expresar c√≥mo nos comportamos con las personas que m√°s nos importan tras sufrir una p√©rdida extrema. Este libro trata de eso, pero tambi√©n del amor y de encontrar la luz¬Ľ. En Alepo, la vida de Nuri y de su esposa, Afra, transcurr√≠a feliz junto a su hijo, Sami. √Čl era apicultor y dedicaba su vida a las abejas, ella era una artista de gran sensibilidad que vend√≠a sus cuadros en el mercado de la ciudad. Pero cuando sucede lo impensable y la guerra destruye todo lo que aman, tienen que escapar. Mientras huyen a Turqu√≠a y luego a Grecia, siguiendo la peligrosa estela de tantos otros refugiados sirios, Nuri evoca sus recuerdos m√°s felices para no perder la esperanza en el futuro, uno en el que pueda reencontrarse con el brezo, las abejas y su primo Mustaf√°, que los espera en Inglaterra. La vida cuando tu vida desaparece de golpe.

KARLOS LINAZASORO

Buzón de sugerencias    (TREA)  110 páginas

¬ęComo el saber no ocupa lugar, la ignorancia se sienta en las mejores filas.¬Ľ ¬ęLa pobreza tiene poco de particular.¬Ľ ¬ęHay silencios que callan hasta los huesos.¬Ľ ¬ęEl fracaso humaniza. Por eso nadie lo quiere cerca.¬Ľ ¬ęCuando veo una iron√≠a, se me hace la boca agua.¬Ľ ¬ęTodos somos hijos de Dios. Luego est√°n los parientes.¬Ľ ¬ęHay personas tan perfectas que parecen macacos.¬Ľ ¬ęMe lo dicen todos: eres otra persona.¬Ľ ¬ęEl poeta ve cosas que solo otro poeta no ve.¬Ľ ¬ęVencer. Pero que nadie te recuerde.¬Ľ ¬ęHay cajas negras que producen accidentes terribles.¬Ľ Karlos Linazasoro (Tolosa, 1962) es licenciado en filolog√≠a vasca y bibliotecario de profesi√≥n. Ha cultivado, en euskera, casi todos los g√©neros literarios: literatura infantil y juvenil, narrativa, teatro, poes√≠a, art√≠culo period√≠stico. Algunos de sus libros est√°n traducidos al castellano. Este es el quinto libro de aforismos que escribe. El anterior, Nunca mejor dicho, tambi√©n fue publicado por esta editorial. Un mago del lenguaje y la vida.

KATE BRIGGS

Este peque√Īo arte¬†¬†¬† (JEKYLL & JILL)¬† 433 p√°ginas

Kate Briggs es la traductora del franc√©s al ingl√©s¬†de La preparaci√≥n de la novela y C√≥mo vivir juntos, dos de los tomos de conferencias y notas a¬†seminarios de Roland Barthes en el Coll√®ge¬†de France. Adem√°s de traductora es profesora del Piet Zwart¬†Institute de R√≥terdam. Tomando su propia experiencia de traducir las notas de las conferencias de Barthes como punto de partida, Briggs entrelaza varias historias para ofrecernos un retrato de la traducci√≥n literaria y de las relaciones entre autores y traductores. Entre otras, narra la historia de las traducciones de Thomas Mann de Helen Lowe-Porter y su difamaci√≥n p√≥stuma, escribe sobre la relaci√≥n amorosa entre Andr√© Gide y su traductora Dorothy Bussy o recuerda c√≥mo Robinson Crusoe construy√≥ laboriosamente una mesa, para √©l por primera vez, en una isla no tan desierta.¬†Con Este peque√Īo arte, un relato bellamente estratificado de una experiencia de traducci√≥n subjetiva, Briggs emerge como una escritora verdaderamente notable: distintiva, sabia, franca, divertida y absolutamente original.