El poema. Daisy Zamora, nicaragüense

Cuando las veo pasar alguna vez me digo: qué sentirán

ellas, las que decidieron ser perfectas conservar a toda costa

sus matrimonios no importa cómo les haya resultado el marido

(parrandero mujeriego jugador pendenciero

gritón violento penqueador lunático raro algo anormal

neurótico temático de plano insoportable

dundeco mortalmente aburrido bruto insensible desaseado

ególatra ambicioso desleal politiquero ladrón traidor mentiroso

violador de las hijas verdugo de los hijos emperador de la casa

tirano en todas partes) pero ellas se aguantaron

y sólo Dios que está allá arriba sabe lo que sufrieron.

Cuando las veo pasar tan dignas y envejecidas,

los hijos las hijas ya se han ido en la casa sólo ellas han quedado

con ese hombre que alguna vez quisieron (tal vez ya se calmó

no bebe apenas habla se mantiene sentado frente al televisor

anda en chancletas bosteza se duerme ronca se levanta temprano

está achacoso cegato inofensivo casi niño) me pregunto:

¿Se atreverán a imaginarse viudas, a soñar alguna noche

que son libres

y que vuelven por fin sin culpas a la vida?

Este es un poema de la nicaraguense Daisy Zamora, nacida en 1950 en Managua. Es escritora, ex guerrillera, catedrática de la Escuela de Arte y de la Escuela de Periodismo. También es psicóloga. En 1967 publicó sus primeros poemas. Fue responsable en la clandestinidad de Radio Sandino y fue viceministra de cultura, trabajando con Ernesto Cardenal. Ha publicado varios libros de poesía y en 1992 publicó una antología de la poesía femenina de Nicaragua muy interesante. Lleva ya unos años viviendo en San Francisco, Estados Unidos.

Goizalde Landabaso

1 thought on “El poema. Daisy Zamora, nicaragüense

  1. Luz Mendoza

    Buen dia , Daisy me pareció muy interesante tu poema de pompas de Papel, porque estoy escribiendo un libro referente a los aportes de la mujer a un municipio del Estado Zulia . Baralt… Venezuela. y siento en todas ellas lo que expresas en tu poema, las mujeres en el fondo mantenemos narrativas muy silenciadas, y este poema lo concentra casi todo… Gracias por haberlo escrito. mi respeto desde mi Patria Venezuela de esta sencilla mujer que cree en lo que se escribe y seguimos en lucha …

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *