Archivo del Autor: blogs eitb

W√°luk, un oso polar para entender el mundo

W√°luk, el protagonista de esta nueva serie de novelas gr√°ficas para ni√Īos y grandes, es un osezno que se acompa√Īa siempre de su incondicional Esquimo, un oso adulto, ya casi viejo, que ha vivido mucho y que hace de gu√≠a y mentor del cachorro, atrevido y deseoso de conocer el mundo, ajeno casi siempre a los peligros. Viven en el √Ārtico y recorren el desierto polar en busca de su sustento y donde en ocasiones encuentran cazadores con sus perros, o mercantes horadando los hielos y dejando estampado en √©l su reguero de suciedad. En ocasiones se encuentran con otros osos con los que disputan o comparten su alimento para terminar haci√©ndose amigos en un medio que para ellos resulta hostil y ante el que se unen la agilidad y osad√≠a de uno con la cautela y experiencia del otro cuando deben cruzar el mar helado.

Arranca el primero de los √°lbumes del encuentro de W√°luk, el peque√Īo cachorro abandonado que busca auxilio en el gru√Ī√≥n y viejo Esquimo. En el segundo, La gran traves√≠a / Bidaia hyandia, conocer√°n a la osa Valkia y sus cachorros, con quienes compartir√°n momentos de agresividad y compa√Īerismo. En el tercero y √ļltimo de la serie, recientemente editado, La ruta del Can Mayor/ Txakur handiaren bidea, asoma un extra√Īo amenazante, frente al que los ayudar√° el b√ļho Uhuapeu‚Ķ

La ternura y naturalidad con que el guionista santanderino Emilio Ruiz desarrolla las historias se corresponde con¬† la de las im√°genes de la ilustradora madrile√Īa Ana Miralles. Ambos han compartido abundantes √°lbumes y recibi√≥ galardones como el del Sal√≥n del C√≥mic de Barcelona ella o el del Diario de avisos por sus guiones √©l. Como dec√≠amos, son tres hasta el momento los √°lbumes editados, tanto en castellano como en euskera gracias a la traducci√≥n de Bego Montorio, una experta en adaptar publicaciones para ni√Īos y j√≥venes. Y asoman de la mano de Astiberri, el sello bilba√≠no nacido en 2001 y consagrado a la novela gr√°fica y al c√≥mic. Una editorial que basa su merecido prestigio editando a los grandes creadores anglosajones, franceses y latinoamericanos, a la par que apoya a los creadores aut√≥ctonos. Y este es el caso.

Seve Calleja

El poema. Zheng Danyi, chino

pero amor ama sólo tres minutos borracha en la borrachera, el abandono

nada tiene que ver con el vino o con cómo la copa de los sobrevivientes blande

reflejos

de dagas y sables, nada que ver con la luz de la luna

láctea pasión, la aprieto desde la ventana sur, luego salgo hacia

la norte dejando nada sino el denso aroma del sudor y el regocijo,

nada que ver con peces saltando en la bahía, y

la canoa en tu corazón

desafiando un domingo de aire y olas, nada que ver

con aire y olas ‚Äď, junto a ti

aquel extra√Īo con un coraz√≥n quebrado

murmurando en sue√Īos-

ame ayer en la noche, por amor al amor, amé incluso

el sue√Īo de tu mantel floral, y

y qu√© renuencia a despertarme al otro d√≠a ‚Äďpero amor

llega puntual sin falta, el amor es sólo una visión distante

que nada tiene que ver con la vista

El autor de este poema, Pero amor, es Zheng Danyi, un poeta chino nacido en 1963, dicen que es el poeta m√°s le√≠do de su generaci√≥n. Fue en los a√Īos 90 donde comenz√≥ a proliferar su presencia en bares, pubs o universidades chinas leyendo sus poemas. En 1999 se exili√≥ a Hong Kong, y a partir de ah√≠ se dio a conocer fuera de China. Su obra juega con met√°foras y muestra una visi√≥n llena de iron√≠a y cr√≠tica que abre caminos de innovaci√≥n en la poes√≠a china.

Goizalde Landabaso

La vida cotidiana, el material literario de Eva Blanch

Seg√ļn parece Eva Blanch escribi√≥ una especie de biograf√≠a novelada contando la historia de Esther Tusquets, Coraz√≥n amarillo, sangre azul, o por lo menos la figura de su protagonista, una editora y escritora de cierto car√°cter se parec√≠a bastante a la legendaria creadora de la editorial Lumen y algunas otras haza√Īas editoriales. No la le√≠mos. Ahora, tres a√Īos despu√©s, Blanch vuelve a la literatura, actividad que simultanea con las artes pl√°sticas, con la novela titulada Ahora que te vas, la historia de dos amigas que van cruzando sus vidas, perdi√©ndose y reencontr√°ndose, recordando el pasado y temiendo el futuro, perdonando y cayendo de nuevo en los mismos errores. Lo curioso es que todos los encuentros, todos los hechos destacables, al, menos los que la autora distingue, est√°n relacionados con la menstruaci√≥n.

La primera, claro, que tiene una gran importancia y luego otras menos destacables elevadas a la categor√≠a de acontecimiento fundamental. No importa, entendemos el artificio literario original que le da un tono distinto a, por ejemplo, utilizar una fecha determinada en diferentes a√Īos, para ir narrando estas peripecias. Pero m√°s all√° de lo llamativo de la propuesta el asunto no significa gran cosa. Lo que importa es el resto, lo que se cuenta de estas vidas. Para narrarlo tambi√©n de manera estructuralmente diferente, Eva Blanch comienza los cap√≠tulos con la narraci√≥n en primera persona de la segunda protagonista, la que no cobrar√° importancia hasta muy avanzado el relato, que va desgranando apuntes sobre la relaci√≥n y relatando incidencias vagas, para pasar despu√©s de un par de p√°ginas, a una narraci√≥n en tercera persona, una falsa tercera persona, sobre las andanzas de Ruth, la amiga importante, aquella que tiene una vida agitada, conflictiva, repleta de incidencias destacadas.

Las cosas cambiarán un poco hacia el final, pero tampoco debemos ser más explícitos. Ahora que te vas es una muy buena novela hecha con materiales cotidianos propuestos como grandes tragedias, donde cobra más protagonismo el amor que, por ejemplo, la actividad laboral que tiene menos encanto, lo entendemos; en la que se busca el impacto sin estridencias, la emoción sin congoja, el documento sin adornos. En realidad lo peor de la novela está al final, en un cierre anticlimático cuando a tenor de lo que se nos ha contado y como se ha hecho, la autora debería haber sido más valiente y confiar en el lector. Pero, bueno, es una elección, como la de terminar una canción con un crescendo y remate o dejarla desaparecer poco a poco. Es cuestión de carácter. Algo de lo que está sobrada Ahora que te vas, la segunda novela de Eva Blanch, de la que ya estamos esperando nuevos títulos.

Félix Linares

Banville y Black, dos vidas literarias, una misma persona

El escritor irland√©s John Banville (Wexford, 1945) acaba de reeditar en el sello Alfaguara la novela El mar. Banville, que tiene una larga trayectoria como literato y periodista y que de joven prefiri√≥ trabajar en unas l√≠neas a√©reas a estudiar, es un multipremiado escritor de ficciones, obras de teatro y libros de viajes. Entre sus obras destacan t√≠tulos como Mefisto, El libro de las pruebas, El intocable o el citado El mar, que le dio el premio Booker, y m√°s recientemente Los infinitos, La guitarra azul y La Se√Īora Osmond que es una continuaci√≥n de Retrato de una dama de Henry James. Adem√°s del premio Booker tiene en su poder el Franz Kafka, el Leteo o el Pr√≠ncipe de Asturias de hace cinco a√Īos. Un buen d√≠a, hace trece a√Īos, John Banville se desdobl√≥ y se present√≥ a sus lectores como Benjamin Black, escritor de novela negra, con un personaje Quirke, un forense de vida conflictiva, viudo, con una hija que no le acepta, bebedor, corpulento, solitario, que hasta el momento ha protagonizado siete novelas desde El secreto de Christine hasta Las sombras de Quirke. Y tambi√©n ha firmado con este nombre una continuaci√≥n de las aventuras de Phillip Marlowe, el recordado detective de Raymond Chandler en la novela titulada La rubia de ojos negros, y otras novelas negras independientes como El l√©mur, Pecado, premio RBA de novela negra y Los lobos de Praga, una novela hist√≥rica te√Īida de cr√≠menes. John Banville y Benjamin Black se han llegado hasta Pompas de Papel aprovechando su visita a la Feria del Libro de Bilbao. Con el autor hemos charlado. Pincha y disfruta.

El comictario. Los mundos salvajes de Jiro Taniguchi

Dos a√Īos despu√©s de la muerte del gran maestro del manga Jiro Taniguchi, el autor japon√©s con m√°s √©xito en el mercado del c√≥mic europeo, la editorial Ponent Mon recupera varias historias cortas que dibuj√≥ entre los a√Īos setenta y ochenta del pasado siglo. Bajo el t√≠tulo gen√©rico de Mundo salvaje, las vi√Īetas de Taniguchi nos trasladan a un entorno natural en el que el hombre o es un intruso o trata de convivir con monta√Īas, r√≠os, bosques y su rica fauna. Lo del respeto a la Naturaleza es algo que el maestro nip√≥n se tomaba tan en serio como sus otras especialidades: las relaciones familiares (a las que dedica sus dos principales t√≠tulos, El almanaque de mi padre y Barrio lejano), el gozo de caminar disfrutando el paisaje (ah√≠ est√° su obra El caminante), aproximaciones a la historia reciente de Jap√≥n, como La √©poca de Botchan, y el placer de la gastronom√≠a, el tema central de otra de sus creaciones m√°s destacadas, El gourmet solitario. Y a todo esto hay que a√Īadir, por supuesto, su exquisita gu√≠a de viaje con los m√°s bellos rincones de Venecia.

Todo un maestro, Jiro Taniguchi que, como digo, mostr√≥ a lo largo de su vida un enorme respeto hacia la Madre Naturaleza y tambi√©n una gran admiraci√≥n por el Salvaje Oeste. Ambos ingredientes se mezclan en esta primera entrega de Mundo salvaje, donde encontramos historias sobre personajes como el gran jefe apache Ger√≥nimo, o un homenaje a los japoneses que, en el siglo XIX, participaron en exhibiciones de costumbres niponas en EEUU y luego fueron abandonados y tuvieron que sobrevivir en un pa√≠s hostil y sin conocer casi una palabra de ingl√©s. Uno de tantos dramas humanos ocultos por el pesado manto de la historia. Es curioso c√≥mo la devoci√≥n de Taniguchi por el Far West le lleva a buscar v√≠nculos entre aquella Am√©rica de indios, vaqueros, colonos y exploradores y el pa√≠s del Sol Naciente. La segunda parte del c√≥mic lleva por t√≠tulo El depredador, y recoge cuatro historias de cazadores y presas con hermosos paisajes de bosques y monta√Īas y un evidente mensaje ecologista. Buena parte del esp√≠ritu de Jiro Taniguchi se concentra en esta novela gr√°fica, Mundo salvaje, que se completar√° con un segundo volumen y que constituye una magn√≠fica oportunidad para empezar a conocer su obra.

Y por si fuera poco, nos permite además apreciar la evolución del dibujo de este gran creador, ganador de premios y reconocimientos en Oriente y Occidente y que ha dejado una huella imborrable en el mundo del cómic. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

La segunda entrega de novedades de junio de 2019

SIRI HUSTVEDT

Recuerdos del futuro      (SEIX BARRAL)  414 páginas

La estadounidense Siri Hustved (Minessota, 1955), que estuvo hace dos a√Īos en el festival literario Guttun Zuria de Bilbao y que ha sido galardonada con el √ļltimo Premio Princesa de Asturias de las Letras, es una novelista y ensayista de prestigio. Lo demuestran libros como Los ojos vendados, Todo cuanto am√©, El verano sin nombre y El mundo deslumbrante o su √ļltimo volumen de ensayos La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres. Recuerdos del futuro es su √ļltimo libro, publicado este mismo a√Īo en Estados Unidos. Una novela que cuenta la historia de una veterana escritora que encuentra los apuntes y notas que escribi√≥ hace cuarenta a√Īos, cuando a finales de los setenta lleg√≥ a Nueva York para convertirse en escritora. En esas notas hay referencias a su misteriosa vecina, Lucy Brite, a lo que o√≠a al otro lado de su apartamento. Una vecina que un d√≠a irrumpi√≥ en su casa pidiendo ayuda. Una reflexi√≥n sobre el pasado y sobre todas las personas que llegamos a ser durante nuestra vida.

DORTHE NORS

Espejo, hombro, intermitente   (ANAGRAMA)  174 páginas

Dorthe Nors (Herniong, 1970) pasa por ser una de las m√°s interesantes escritoras danesas de hoy. Licenciada en Literatura e Historia del Arte, ha publicado cuatro novelas y un volumen de relatos y muchos textos en revistas literarias estadounidenses como Harper‚Äôs, Boston Rewiew y New Yorker. En 2014 recibi√≥ el prestigioso Premio Per Olov Enquist. Espejo, hombro, intermitente es una novela que se public√≥ originalmente en 2016. Cuenta la vida de Sonja, que tiene cuarenta a√Īo, vive en Copenhague, quiso ser escritora y malvive traduciendo thrillers n√≥rdicos ultraviolentos. Es una mujer solitaria que no se siente muy feliz. Hasta que un d√≠a decide reconducir su vida tomando algunas decisiones: aprender a conducir y medio enamorarse de su instructor, reconciliarse con su cuerpo a base de masajes e intentar retomar el contacto con su esquiva hermana. Una historia, ir√≥nica, sobre las soledades urbanas.

SIMON WORRALL

La poeta y el asesino     (IMPEDIMENTA)  351 páginas

Simon Worral nació en Inglaterra, y pasó su infancia entre Eritrea, París y Singapur. Periodista, escritor y aventurero, ha sido recolector de almejas con los inuit en la isla Baffin, jinete con los gauchos en la Patagonia, y ha seguido el rastro de un Rembrandt robado junto con un agente del FBI. Ha sido biógrafo de Hilary Clinton, Arthur Miller, Wynona Ryder o Leonard Cohen. Su primer libro, de 2002, La poeta y el asesino, fue un éxito de crítica y lectores, y hasta inspiró un documental de la BBC. La historia arranca cuando un poema desconocido de Emily Dickinson apareció en una subasta de Sotheby’s en 1997: un escalofrío recorrió el mundo del coleccionismo literario. Cuatro meses después, sin embargo, el poema fue devuelto por tratarse de una falsificación. El falsificador, y asesino posterior, se llamaba Mark Hofmann, un manipulador nato, un comerciante de documentos raros, que creó una serie de sensacionales falsificaciones. Arte y artificio. Un reportaje literario.

MAITE SOTA VIRTO

La soledad de la higuera       (PAMIELA)  232 páginas

La pediatra y escritora navarra Maite Sota, autora de libros de poemas, cuentos infantiles y varias novelas para adultos, como El ser encadenado o El informe Ulises, desarrolla en su nueva novela, La soledad de la higuera, temas como la memoria, la guerra del 36, el mundo rural o las derrotas sociales y personales. La protagonista, Teresa, trata de reponerse del accidente que le ha arrebatado a su hijo peque√Īo y a su compa√Īero. En pleno duelo encuentra en una vieja carpeta unas cartas de amor que le llevan a los a√Īos de la guerra y a conocer la historia de su familia. Tambi√©n encuentra un pendrive con la investigaci√≥n period√≠stica llevada a cabo por su desaparecido compa√Īero sobre una trama de corrupci√≥n que sustenta la esclavitud en unos burdeles. ¬ŅHabr√° una relaci√≥n entre esta investigaci√≥n y el accidente que mat√≥ a su marido y su hijo? La amistad y el amor ayudar√°n a Teresa a desvelar un misterio de pesadilla.

RAFAEL MANRIQUE

Cásate (o no)    (EL DESVELO)  201 páginas

Rafael Manrique es un prestigioso psiquiatra c√°ntabro reconocido internacionalmente. Ha escrito sobre esquizofrenia, familia y psicoterapia en numerosas revistas m√©dicas. Junto a Silvia Andr√©s Serna public√≥ la novela El gran vac√≠o amarillo y junto a Bego√Īa Cacho el ensayo Subversivo. En C√°sate (o no), subtitulado con mucha gracia Cursillo prematrimonial libertario, nos da una serie de consejos sobre c√≥mo elegir pareja y como hacer que la convivencia funcione. Son 27 consejos razonados en 27 cap√≠tulos que tienen t√≠tulos como ‚ÄúC√°sate con alguien que pueda resultar un buen ex. Las posibilidades de que lo sea son altas‚ÄĚ; ‚ÄúC√°sate con alguien que no est√© excesivamente apegado a su madre. Es probable que acabes siendo su segunda madre o rivalizando con la primera‚ÄĚ; o ‚ÄúC√°sate con quien valore la fidelidad pero no la confunda con la exclusividad o la posesi√≥n‚ÄĚ. Pragmatismo, amor y sentido com√ļn.

El notable debut en la novela del periodista Manuel Jabois

El comienzo de la primera novela del periodista gallego Manuel Jabois da el tono de Malaherba, un tono que absorbe por la voz del narrador, un adolescente que narra la p√©rdida de la infancia. Ese narrador, dotado de la extravagancia de la juventud, y que puede recordar al de El guardi√°n entre el centeno, de Salinger, es quien nos gu√≠a por la Pontevedra de los a√Īos 80 y por el¬† recuerdo de la escuela, un ecosistema de lealtades, crueldad y sobrenombres. ‚ÄúLas aulas eran como continentes‚ÄĚ, dice el protagonista Tambu, que se llama as√≠ por la canci√≥n Mister Tamburino.

Esa primera muerte del padre, su estado de salud, es el desencadenante de la novela porque Tambu y su hermana Rebe tendr√°n que instalarse durante tres meses en el piso de uno de sus vecinos, Armando, que tiene tambi√©n dos hijos, Elvis y Claudia. Precisamente la relaci√≥n entre Elvis y Tambu, a trav√©s de la cual ambos asisten a sus despertares sexuales y al sentimiento de culpa, es uno de los motores de la historia; otro motor es el misterio que impregna las p√°ginas porque sabemos que est√° pasando algo m√°s que lo que el narrador nos cuenta, ya que vamos de la mano del punto de vista de un ni√Īo, pero no sabemos exactamente qu√© pasa hasta que no cerramos el libro. Hay muchos aspectos, como el mundo de las drogas, que est√°n solo sugeridos, y desde luego, hay que leer el texto con atenci√≥n para captar todo lo que se va dejando caer. As√≠ podremos llegar a explicarnos por qu√© los padres de Tombu est√°n ausentes y d√≥nde est√°, en realidad, la madre de Elvis.

Jabois guarda una memoria muy precisa de su paso por las aulas y de su propia adolescencia y eso le ha permitido crear esa voz tan veros√≠mil. Aparecen juegos como el Tragabolas, o Hundir la flota o el Qui√©n es qui√©n, y aparecen tambi√©n los abusones de la clase, el sistema de castas infantiles por el que se reg√≠an aquellos a√Īos. Y aunque el humor est√° presente y hay p√°rrafos descacharrantes, la historia es dura, ya que en tres meses Tambu descubre demasiadas cosas: ‚ÄúVolver√≠a a sudar muchas veces, por razones importantes y por razones est√ļpidas, pero esa no la olvidar√© porque fue la primera vez que tuve miedo de verdad, la clase de miedo que una vez que se tiene ya no se va del todo‚ÄĚ.

Malaherba est√° escrita de una manera aparentemente sencilla como sencilla parece la historia aunque guarde mucho m√°s que lo que podr√≠a desprenderse de una lectura desatenta. ‚ÄúA m√≠, si me preguntan -dice el narrador en las primeras p√°ginas- dir√© que me pasaron cosas que no sab√≠a explicar, y sentimientos a los que no sab√≠a poner nombre, e hice algo que simplemente no sab√≠a si era bueno o malo, y cuando lo supe ya era muy tarde‚ÄĚ. Puede ser un resumen de esta novela que nos ha descubierto a un Jabois m√°s all√° de su excelente y muy conocido trabajo period√≠stico.

Txani Rodríguez

El concurso de Pompas de Papel del 8 de junio de 2019

Nueva entrega del concurso de Pompas de Papel en el que Bego Yebra os pone a prueba y en el que ten√©is que adivinar el nombre de un autor y el de su libro con las pistas que da. Ten√©is que enviar las respuestas a nuestras direcciones: la digital es pompas@eitb.eus o la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sorteamos tres lotes de libros. El libro del que se hablaba era Autobiograf√≠a de Marilyn Monroe del escritor asturiano Rafael Reig. Los ganadores de los libros han sido Izaro Zapirain, Marta Tapia y Xanet Benavides. Ya tenemos nuevo enigma. Pincha y suerte.

Aires irlandeses, la visita de John Banville

Este fin de semana del 8 y 9 de junio de 2019 en Pompas de Papel recibimos al extraordinario escritor irland√©s, y habitual candidato al Premio Nobel de Literatura, John Banville. Hablamos con √©l de novelas como El mar, que acaba de ser reeditada, y de su alter ego Benjamin Black, nombre con el que firma sus novelas policiacas. Adem√°s comentamos la obra de dos estupendos escritores espa√Īoles: la del periodista gallego Manuel Jabois que acaba de publicar su primera novela, Malaherba, y la de la catalana Eva Blanc, que firma el relato Ahora que te vas. Tambi√©n recomendamos dos c√≥mic: Mundo salvaje, primer volumen que recoge las historias cortas del japon√©s Jiro Taniguchi, y la tercera aventura del oso polar Waluk que firman para los m√°s j√≥venes Ana Miralles y Emilio Ruiz.¬† As√≠ mismo en el espacio de la poes√≠a nos hicimos eco de la obra del chino Zheng Danyi. Y como siempre tuvimos rese√Īas de novedades, espacios creativos y el concurso.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros y los lectores de Radio Euskadi, desde hace m√°s de treinta a√Īos. Pincha y disfruta.

El tocho. La muerte de Artemio Cruz, de Carlos Fuentes

‚ÄúNacidos de la chingada, muertos en la chingada, vivos por pura chingadera: vientre y mortaja, escondidos en la chingada. Ella da la cara, ella reparte la baraja, ella se juega el albur, ella arropa la reticencia y el doble juego, ella descubre la pendencia y el valor, ella embriaga, grita, sucumbe, vive en cada lecho, preside los fastos de la amistad, del odio y del poder. Nuestra palabra. T√ļ y yo, miembros de esa masoner√≠a: la orden de la chingada. Eres quien eres porque supiste chingar y no te dejaste chingar; eres quien eres porque no supiste chingar y te dejaste chingar: cadena de la chingada que nos aprisiona a todos: eslab√≥n arriba, eslab√≥n abajo, unidos a todos los hijos de la chingada que nos precedieron y nos seguir√°n…‚ÄĚ

Este es un célebre párrafo, bastante acortado respecto del original, de La muerte de Artemio Cruz, del mexicano Carlos Fuentes. Publicada en 1962, época en que el experimentalismo literario estaba en su apogeo, esta tercera novela de Fuentes, supuso la consagración definitiva del autor como un maestro de la nueva narrativa hispanoamericana, y entre ellos, uno de los que empleaba de forma más novedosa y vanguardista las técnicas narrativas. Después del deslumbrante debut que supuso La región más transparente (1958), novela  monumental y totalizadora de la realidad mexicana, Fuentes recorta su punto de vista en La muerte de Artemio Cruz, centrándose en la capacidad del poder para pervertir los ideales, como ocurrió en la fracasada revolución mexicana.

Agonizando, el magnate Artemio Cruz, rememora su vida, pero no lo hace de forma ortodoxa. El autor escapa de la cronolog√≠a habitual, saltando de forma imprevisible del futuro al pasado, y cayendo en el presente solo en ocasiones contadas, aquellas en que el moribundo Cruz se deja llevar por sus dolorosas sensaciones, momentos en que el autor intenta expresar los pensamientos ca√≥ticos e involuntarios de un agonizante. Tras luchar con el general Obreg√≥n en la guerra de facciones en que se convirti√≥ la Revoluci√≥n Mexicana, Cruz se casa con Catalina Bernal, la hermosa hija de un terrateniente, convirti√©ndose en un hacendado √°vido y astuto, cada vez m√°s poderoso. Olvidado todo ideal, su √ļnico amor pasa a ser entonces la ‚Äúpropiedad de las cosas, su posesi√≥n sensual‚ÄĚ.

Obra concebida como un mosaico de voces narrativas, en la que destaca la segunda persona en tiempo futuro, como si el personaje central (y a veces todo el universo en torno a √©l) hubieran de cumplir un destino misteriosamente impuesto, estamos ante una novela que asombra por el dominio del lenguaje y su audaz estructura, aunque quiz√° no interese o conmueva al lector en la misma medida. Solo escasas p√°ginas, como las que recogen el v√≠vido recuerdo de la india Regina, el primer amor del joven capit√°n Cruz, asesinada por fuerzas contrarias, o el cari√Īo incondicional del mulato Lunero, que le cr√≠a, en su orfandad, hasta los trece a√Īos, consiguen elevar la temperatura afectiva de este alarde ling√ľ√≠stico, de formidable potencia expresiva, pero escasa resonancia emocional.

A√ļn as√≠, hay en esta novela espl√©ndidos juegos verbales como el de ese irreverente s√≠mbolo de la mexicanidad, la ‚Äúchingada‚ÄĚ (con el que encabezo este comentario), que la har√°n siempre c√©lebre. Solo por eso merecer√° m√ļltiples relecturas. La muerte de Artemio Cruz de Carlos Fuentes, en editorial C√°tedra.

Javier Aspiazu