El poema. Papusza, polaca

En la ciudad no había vida para los gitanos

Y en el campo habitaba la muerte,

Nos mataban.

¿Qué hacer?

Las mujeres gitanas huimos con los niños lejos al bosque

Para que no nos encontrasen los perros alemanes.

Yo, una gitana, no he llorado jamás,

Con el corazón ardiente, a caballo,

Buscaba a los alemanes de noche,

Por bosques y sendas equivocadas cantando así:

Yo, una joven gitana, no temo al tiempo!

Mi madre me parió, moriré solo una vez!

Oh, caballo, patea con tus cascos!

Oh, galopa como el viento, caballo gris!

Grandes gitanos, pobres gitanos,

Cuando se liberaron de las garras alemanas,

Cuántos huérfanos sin padre ni madre quedaron!

Oh, gran Dios, nos has vencido.

Vence ahora tú, Señor, a los alemanes.

Este es un poema titulado Canción triste, escrito por la poeta polaca Bronislawa Wajs, más conocida como Papusza, y publicado en 1951. Se la considera como la primera mujer gitana que publicó su obra. Esto hizo que gran parte de su comunidad la repudiara por no hacer lo que se consideraba que una mujer debía hacer. Este libro que tenemos entre nuestras manos, El bosque, mi padre es un hermoso poemario que narra la vida en tránsito, la relación con la naturaleza, la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias, la marginación constante de los gitanos. Un libro muy interesante que ha publicado en polaco y castellano la editorial española Torremozas.

Goizalde Landabaso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *