Archivo por días: 18 abril, 2012

Paella, para ti, para mí y si viene alguno más

En una cazuela donde se vaya a hacer la paella (ancha) se ponen a pochar la cebolla picada junto con los ajos y las 5 cucharadas de aceite y una pizca de sal. Una vez pochado, se agregan las carnes picadas y se rehoga bien. Se echa sal y pimienta.

El conjunto tiene que estar bien suelto. Se riega con la media copa de coñac y se flambea.

Se añade el arroz y se dan vueltas para mezclarlo con la carne y para ver que se doran los granos. Hecho esto, se agrega agua (el doble que de arroz) y se deja cocer a fuego lento durante 20 minutos. A media cocción se comprueba el punto de sal.

Como truco se puede agregar un poco de queso en polvo 5 minutos antes de terminar de cocer pero sin revolver. Además, si en vez de echar agua, se echa caldo de carne, mucho mejor.

  • 400 gr de arroz
  • 100 gr de carne picada de ternera
  • 100 gr de carne picada de cerdo
  • 100 gr de carne picada de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • ½ copa de coñac
  • 5 cucharadas de aceite, sal y pimienta negra

Guisado de garbanzo

Después de tener los garbanzos a remojo desde el día anterior, se ponen en la olla a presión rápida, cubriéndolos de agua 3 dedos por encima. Junto con ellos, se mete la cebolla pelada pero entera, los dientes de ajo, la zanahoria, el pimiento seco y el tomate pelado. Se riega con las 2 cucharadas de aceite y se añade sal.

Se cierra la olla y cuando se vean las 2 rayas arriba, se baja el fuego a la mitad y se cuentan 25 minutos. Transcurridos estos, se retira y se deja enfriar.

Se abre la olla y se quitan todas las verduras que se pasarán por el pasapurés o batidora y se añaden los garbanzos para dar espesor al caldo.

Por último, se rallan las yemas de huevo encima. Se dan un par de vueltas y a servir.

Otra opción sería echarle a última hora migas de bacalao desalado. Se daría un hervor de 3 minutos y listo

  • 400 gr de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento seco
  • 1 tomate rojo maduro
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 huevos cocidos y sal

Perdices escabechadas

Se limpian bien las perdices, se salpimentan y si se puede se bridan. En una sartén se pone aceite a freír con 1 diente de ajo entero. Se doran las perdices una a una por todos sus lados.

Una vez doradas, se ponen en una cazuela y se añade el vaso de aceite, el de vinagre y el de vino blanco, de manera que cubran las perdices. Si se ve que no se cubren se agrega más de los tres a partes iguales.

Se echa la zanahoria, los dientes de ajo y la cebolla picada en trozos grandes y se espolvorean finas hierbas. Se pone a cocer lentamente con la cazuela tapada.

El tiempo de cocción dependerá de las perdices, si son de tiro o de granja. Independientemente del tiempo, cuando se vea que se separa la pechuga del muslo, se tienen listas las perdices.

Si no se van a comer en el momento, se buscará una cazuela en la que quepan las perdices justamente y se cubrirán con la salsa que previamente se habrá colado.

Se recomienda comerlas de un día para otro, ya que así se asienta el escabechado y resulta más sabroso.

  • 2 perdices
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de vinagre
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • finas hierbas, sal, pimienta
  • aceite para freír

Sopa de ajo especial

Se pone en una cazuela litro y medio de agua y tres cucharadas de aceite y se pone a calentar. Mientras, se limpian los pimientos de pipas y se trocean. Se echan enteros la cebolla, el puerro, el tomate y los ajos pelados.

Cuando empiece a hervir se baja el fuego y se añade el currusco de pan. Se deja que se cueza durante 45 minutos.
Se retira la cazuela del fuego, se tritura con la batidora y se pasa por el chino. Se obtendrá así una crema fina, se añade sal y se prueba el punto.

Se baten los huevos y se añaden a la crema dando vueltas con una cuchara . El huevo que caiga en hilo. Por último se corta el tocinillo en taquitos y se echan bien encima de cada plato o cuando la crema está caliente. No hace falta calentar.

  • 4 pimientos secos
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 tomate maduro
  • 1 cabeza de ajos
  • 100 grs de tocinillo
  • 1 currusco de pan duro
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de aceite y sal

Palometa

Para albardar harina, huevo y aceite.

Se pide en la pescadería la palometa en filetes, y en casa se trocea para albardar. Se pone en una cazuela tres cucharadas de aceite y se rehoga la cebolla. A continuación se echan los pimientos del piquillo, se le da un par de vueltas y se añade el calabacín pelado y troceado.

Se cubre de agua, se le añade sal y se deja cocer durante 20 minutos. Pasado ese tiempo, se retira la cazuela y se tritura con la batidora. La salsa está hecha. Se comprueba el punto de sal.

Se echa sal a los trozos de palometa y se albardan. A continuación se fríen los trozos, pero no mucho tiempo, para que terminen de hacerse con la salsa. Se meten todos los trozos a la cazuela y justo cuando se vaya a comer, se le da un calentón a fuego suave con la tapa puesta

  • 800 grs de palometa en filetes
  • ½ calabacín
  • ½ cebolla
  • 5 pimientos del piquillo
  • 3 cucharadas de aceite
  • Sal

Pollo de caserío

Se pone en una cazuela ancha 5 cucharadas de aceite a calentar y se añaden los 6 dientes de ajo enteros sin pelar. Cuando están bastante fritos, se retiran y se reservan para más tarde.

Se echa sal al pollo y se dora bien por todas sus partes. A continuación se añade la cebolla troceada finamente y las dos cervezas.

Se deja cocer durante 30 minutos a fuego lento. A media cocción se incorporan los ajos sin piel que se habían apartado.

Si reduce mucho la cerveza se puede añadir un poco de agua. Una vez terminado de guisar el pollo, se pasa la salsa por el pasapures y se comprueba su punto de sal.

Se sirve el pollo con salsa por encima. Para acompañar como guarnición, se pueden poner unos champiñones salteados y daditos de patata fritos.

  • 1 pollo Lumagorri
  • 1 cebolla
  • 6 dientes de ajo
  • 2 cervezas
  • 5 cucharadas de aceite
  • Sal

Solomillo frito

En una cazuela se ponen las tres cucharadas de aceite y dos dientes de ajo para que doren. Se quitan los ajos y se fríe el solomillo entero habiéndole echado pimienta y sal.

Se dora bien y se retira. Se añade un poco más de aceite y se pocha la cebolla troceada. Se deja que se dore bien junto con la cucharadita de harina.

Una vez dorada, se riega con el vaso de vino de Oporto y el vaso de caldo. Se reduce a la mitad y se tritura. Se añade un poco de sal. Se calienta de nuevo para que coja calor.

Se corta el solomillo en cuatro raciones y se mete en la salsa. Se reserva. Cinco minutos antes de servir, se pone a calentar lentamente con la cazuela tapada.

  • 800 gr de solomillo de ternera
  • 1 ½ cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de caldo de carne
  • 1 vaso de vino de oporto
  • 6 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de harina y sal

Almejas a la plancha

Lo primero que se hace es un refrito con seis cucharadas de aceite y los ajos cortados en trozos muy pequeños. En el momento que estén dorados se retiran y se echa el zumo del medio limón. Lo reservamos para más tarde.

Se utilizará una cazuela que tenga buena tapa. Se ponen dos cucharadas de aceite a calentar. Cuando esté bien caliente se echan las almejas bien limpias y se tapa. En cuatro minutos estarán abiertas.

Se cuela el caldo desprendido y se añade al refrito. Se calienta rápidamente y se echa por encima a las almejas. Para finalizar se espolvorea un poco de perejil.

  • 800 gr de almejas
  • 8 cucharadas de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • ½ limón de zumo
  • Perejil picado

Conejo a las finas hierbas

INGREDIENTES:

  • 1 conejo
  • Finas hierbas (ramillete o secas)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 cerveza
  • Pimienta
  • Aceite y sal

ELABORACIÓN

Se hace una infusión con las finas hierbas aromáticas dejándolas hervir en agua durante unos 5 minutos.

Se trocea y salpimienta el conejo.

En una cazuela ancha se ponen cuatro cucharadas de aceite y se sofríen los dientes de ajo pelados y enteros junto con la cebolla picada.

Hecho esto, se agrega el conejo y se dora bien.

Se riega con la cerveza y dos vasos del caldo de la infusión de las finas hierbas.

Se deja cocer a fuego lento de 35 a 40 minutos. Durante la cocción se comprueba el punto de sal de la salsa.

Para acompañar un arroz cocido blanco.

——————–

La receta en la voz de Juanjo Martinez Viñaspre para Plaza Nueva:

Para descargarla, AQUÍ

Ternera a la vizcaína

Se limpian los pimientos y se ponen a remojo. Se trocea la ternera en trozos no muy grandes, se salan y se pasan por harina.

En una sartén con seis cucharadas de aceite, se fríen bien por todos los lados y se reservan en una cazuela. En el mismo aceite se pochan las cebollas y los dientes de ajo finamente troceados.

Una vez hecho el pochado, se vierte a la cazuela de la carne, se riega con el caldo y se pone a cocer, a fuego fuerte primero y una vez que hierva a fuego lento (1 hora en cazuela normal).

A los pimientos se le quita la pulpa y se añade a la ternera. Se echa un poco de sal. Es importante que la pulpa este bien tierna para que de mas color a la salsa.

  • 800 gr de ternera
  • 5 pimientos choriceros
  • 2 cebollas rojas
  • 6 dientes de ajo
  • 3 vasos de caldo de carne (si es de jamón mejor)
  • Aceite, harina y sal